Más dinero para Grecia, más dinero para el BCE

Por un momento, parecía que la bomba griega estallaría en cuestión de días. El flujo de dinero desde Bruselas a Atenas incluía un tramo de más de 5.000 millones de euros que algunos pensaban que podía quedar congelado a la espera de que se resuelva la enmarañada situación política creada por el resultado de las elecciones griegas.

Continúa en Zona Crítica.

Esta entrada fue publicada en Crisis, Grecia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *