Merkel echa el freno

¿Qué es lo que ocurre con Merkel?, se pregunta Der Spiegel. La canciller alemana se distancia de la política europea tradicional en su partido, lo que ha quedado claro en sus últimas manifestaciones y en el tono del programa electoral de la CDU. ¿Más Europa? No tan rápido.

“El contraste entre Merkel y el ministro de Hacienda, Wolfgang Schäuble, que representa la tradicional política europea de los democristianos, también se está haciendo llamativo. Sea en relación al ritmo de la integración, la necesidad de cambios en los tratados europeos o la elección directa del presidente de la Comisión Europea, no hay asuntos importantes en los que la canciller y su ministro de Hacienda compartan la misma posición”.

Merkel está decidida a poner freno a los impulsos por dar más poderes a las instituciones europeas en detrimento de los gobiernos nacionales, dice el artículo. No puede extrañar, desde luego, que discrepe con el último arrebato de Barroso en dar por finalizada la era de la austeridad. Ella cree que la función principal de la Comisión debe ser continuar presionando a los países del sur para que continúen con las reformas que los hagan más ‘alemanes’. Si llaman la atención sus diferencias con Schäuble, es porque olvidamos que el ministro de Hacienda es un convencido europeísta.

“Para Merkel, sin embargo, la razón está por encima de la emoción, y su razón le ha llevado a impedir que se den más pasos hacia la integración e impedir que Bruselas adquiera más poder. Cree que fue precisamente la pasión irreal por una Europa unida la que llevó al establecimiento de la moneda única europea sin una base sólida. ¿Su visión? En una entrevista con Der Spiegel hace tres semanas, alertó contra pasar el tiempo “en discusiones teóricas sobre cómo serán las estructuras europeas en 10 o 15 años”. Cree que tiene mucho más sentido afrontar los problemas urgentes de la crisis del euro antes que implicarse en debates complejos sobre la reestructuración del bloque”. 

Es cierto que hay dirigentes de la CDU, no sólo Schäuble, que creen que habría que ser más ambicioso, aunque sólo sea porque la eurozona ha sido un gran negocio para Alemania. Pero cualquier escenario en que haya que correr riesgos no es uno en el que sea fácil encontrar a Merkel.

Lo siento, Mariano, parece que no conviene poner muchas esperanzas en la cumbre europea de esta semana. No es que haya sorprenderse demasiado por ello.

Esta semana publiqué una entrevista con Gavin Hewitt, corresponsal de BBC en Bruselas. Se acaba de publicar en español su libro ‘Europa a la deriva’, un largo reportaje sobre la crisis de la eurozona y cómo se ve en Alemania y los países del sur de la UE.

Esta entrada fue publicada en Alemania, Crisis, Europa y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Merkel echa el freno

  1. DiTomasso dijo:

    Lo cual nos lleva a la siguiente pregunta:

    ¿Para qué nos sirven cumbres?

  2. Pancho dijo:

    No sé si es el foro adecuado para hacerla, y ciertamente no busco encender polémica, pero, genuinamente ignorante e interesado en saber, pregunto: Si Alemania parece estar capeando el temporal de la crisis mientras los países del sur están desarbolados y de a ratos parecería que al garete, por qué es tan atroz que las enconomías se parezcan a la alemana?

    Cuál es el problema tan grave de parecerse a Alemania, en donde las cosas parecen funcionar? Son unos hijos de puta por las medidas que imponenen? Probablemente. Pero, es censurable que intenten seguir manteniendo la cabeza fuera del agua?

    No sé, es que en ocasiones me da la impresión de que se apunta a Alemania como la culpable de las situaciones socio económicas de Italia, Grecia y España.

  3. Dr. Pointer dijo:

    Alemania no funciona, y está cavando su propia tumba, porque cuando se pegue la gran hostia, que no falta mucho para eso, le van a pasar factura todos los que ha estado jodiendo. Alemania ha aplicado las medidas neoliberales con 10 años de retraso y es eso lo que le da ventaja competitiva frente a los que ya están desfondados. El gobierno alemán es tan de analfabetos e irresponsables como el hispanistano. Y corruptos hasta el tuétano. Todos los bancos alemanes están quebrados, del primero al último, y toda esa fiesta que nos quieren vender es para intentar ganar tiempo, porque a estas alturas ya saben que son irreflotables.

    Esto es como el Titanic. Lo que cuenta es subirse a los botes, y los de tercera clase que enreden lo que quieran ahí abajo.

    Mira, si quieres ver lo que hacen los alemanes, no tienes más que ver el festival de corrupción (que deja en mierda Hispanistán en su conjunto) del asalto y deglución de la DDR. La han dejado, literalmente, como un solar, la han arrasado por completo, desmontando ciudades industriales enteras que competían (y ventajosamente) con su súper-economía de los cojones (las economías de escala no entienden de ideologías), arrasada y con un 25% menos de población. Si han hecho eso con su propio país, que no harán con cualquier otro.

  4. -- dijo:

    El problema Pancho, es que con todas sus grandes virtudes, Alemania tiene muchos defectos que no salen a la luz. ¿Por qué? Pues porque el que manda, decide.

    ¿Que pasó con los test de estres bancario? El primer banco alemán que se “presentó” se llevó la hostia en la frente. ¿Solución? No se evalúan los bancos alemanes y punto. ¿Consecuencia de eso? Pues a corto plazo, nada, siempre había un mediterráneo de por medio al que poder sonrojar.

    ¿Que el paro se empieza a desmadrar? Pues contemoslo de otra manera.

    Al final esto es lo mismo que la psicología humana a pequeña escala.
    “Uuuuuuuy, es que era muy educado, saludaba todas las mañanas, ayudaba a mi vecina la Paqui con las bolsas de la compra y recogía las mierdas de perro, y todo eso llevando traje!!!”, se escandalizan las abuelas al enterarse de que su vecino tan guapo e impecable del ático ha bañado en ácido a su mujer después de años de maltrato.

    Sin embargo, cada vez que pasa el chico del tercero todas las abuelas a mirar por la mirilla, que me han contado que fuma porros y escucha musica del diablo.

    Es la crisis del capitalismo actual, simplemente que todavía en el color de la piel y en el paralelo en el que habites existen clases.

    Que conste que no creo que los alemanes sean malos per se, este mismo comportamiento lo tenemos todos, lo único es que nuestros amigos teutones son los que tienen el poder para hacerlo.

  5. Pancho dijo:

    Muchas gracias por vuestro tiempo. Muy ilustrativo.

  6. María dijo:

    Totalmente de acuerdo con “–“.

  7. Dr. Pointer dijo:

    No es un problema de defectos o virtudes. Alemania tenía (*tenía*) un estado del bienestar muy superior al español, por motivos históricos evidentes, pero en cuanto a las reglas del capital es lo mismo aquí que en Bangkok. A los que se escandalizan de las cabestradas que sueltan los inútiles (que no valen, literalmente, ni para tomar por culo) de la CEOE tan pronto les quitan el bozal, es que en Alemania es lo mismo, como se puede comprobar leyendo la prensa y sus opiniones abiertamente racistas sobre el sur de Europa, con la agravante de que eran ellos (ese sur) los que eran su mercado natural, y como lo han arrasado igual que han arrasado la DDR, estoy deseoso de ver a dónde cojones van ahora a vender sus mierdas, dado que también se han fundido el mercado interno y la última vez que la Merkel se fue de gira por África no la invitaron ni a lamerle el culo a los chinos (literalmente: pasaron de ella como de la mierda, y naturalmente de todo lo que tenía para vender).

    Alemania está hecha una mierda, con un paro como el hispanistano, camuflado y encubierto a base de trabajos churro mal pagados, con un déficit público colosal, muy superior al español (el español se incrementa por culpa de absorber la deuda privada, es obvio que nunca podría ser tan alto como el alemán simplemente porque el estado español no vale para nada), una política demográfica que los lleva al abismo, una población tan entontecida como la hispanistana, cuando no abiertamente pijificada (el votante medio del partido Verde es exactamente eso, y hablo del perfil económico)… tienen tal cantidad de marrones pendientes que no sé por dónde van a salir.

    Sí, en otras cosas están mejor, pero no suelen ser las que se comentan: por ejemplo, el abandono de la energía nuclear. Y la sociedad civil, que con ser mucho más desarrollada que la española, desde luego no es para tirar cohetes.

  8. Dr. Pointer dijo:

    Pancho, te recomiendo esta lectura:
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=170232&titular=la-quinta-alemania-

    Rafael Poch es corresponsal de La Vanguardia en Berlín, y es seguramente el periodista en castellano mejor informado sobre Alemania. De todos modos, en esta entrevista no te dice nada que cualquier otro periodista te podría decir (salvo que tuviera intereses bastardos al respecto).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *