Mockbusters: tan mala que es buena

De los creadores de ‘Sharknado’, nos llega ahora ‘Adventures of Aladdin’. No confundir con la auténtica ‘Aladdin’ que Disney ha estrenado no hace mucho. Hollywood no es sólo el imperio de los grandes estudios ni tampoco los pequeños estudios independientes que viven para que una gran distribuidora compre sus películas. Hay otra tradición cinematográfica de cine trash o sencillamente de gente que se dedica a hacer la versión cutre de grandes películas de estreno. Les llaman ‘mockbusters’ y su gran aspiración es entrar en la categoría ‘tan mala que es buena’.

Si alguien hace una película tan mala/buena como ‘Snakes in a Plane’, está claro que la sociedad está preparada para ver ‘Snakes in a Train’, aunque no salga Samuel L. Jackson.

Comparar a esta productora, The Asylum (un nombre bien escogido), con Roger Corman es un atrevimiento intolerable. Corman creó una factoría de cine original, bueno, más o menos original, en la que echaron los primeros dientes gente como Francis Coppola, Martin Scorsese o James Cameron y dio las primeras oportunidades ante la cámara a Jack Nicholson o Dennis Hopper. Pero la lógica es la misma. Hacer películas con tres de pipas para que el espectador pase el rato. Y todo en una toma.

Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada . Guarda el enlace permanente.