Nueva York retira la estatua de un célebre médico por sus experimentos con mujeres esclavas

La revisión del pasado histórico de Estados Unidos producida en 2017 continúa este año con la decisión del Ayuntamiento de Nueva York de quitar una estatua de un lugar tan conocido como Central Park. Si bien en el Sur y otras zonas del país monumentos, estatuas y placas se han retirado por representar a figuras políticas y militares de la Confederación, este caso tiene algunas diferencias.

El caso de Nueva York tiene que ver con un médico, el doctor James Marion Sims, fallecido en 1883. Considerado un pionero de la ginecología moderna, sus investigaciones sirvieron para salvar la vida de muchísimas mujeres. Pero para obtener ese resultado, empleó métodos que no le supusieron ningún problema en su época, pero que hoy suponen una aberración. Sims utilizó para sus experimentos a mujeres esclavas a las que ni siquiera aplicaba anestesia.

Algunos estudios indican que después tampoco utilizaba anestesia con pacientes de raza blanca por no creerlo necesario. Evidentemente, las esclavas no tenían posibilidades de oponerse a esas condiciones, aunque es cierto que sus dolencias fueron curadas.

De las 11 esclavas a las que operó, sólo se conoce el nombre de pila de tres: Lucy, Betsy y Anarcha.

La estatua se colocó en otro parque de Nueva York en la última década del siglo XIX y fue trasladada a su actual emplazamiento en Central Park en 1934. Ahora será enviada al cementerio de Brooklyn donde está enterrado Sims.

Esta entrada fue publicada en EEUU, Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.