Podemos, hiperliderazgos y pluralidad

De la palmada en el trasero a Pablo Iglesias a las críticas desde el estrado al liderazgo excesivo de Pablo Iglesias. Cada uno puede elegir el momento que quiera para definir la asamblea fundacional de Podemos o puede asumir que la construcción de un partido inevitablemente comporta situaciones paradójicas y hasta confusas. Es muy fácil conseguir que millones de personas se unan en el rechazo a una realidad política injusta y moribunda. Siempre será más complicado reunir a todos ellos en la defensa de un único proyecto plural y también coherente.

Al final, la política debería ser como el rugby, un deporte de salvajes practicado por caballeros. ¿Pero quién decide cómo debería comportarse un caballero?

Continúa en Zona Crítica.

Esta entrada fue publicada en España, General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.