Un voto para Sergio Ramos en las elecciones de Egipto

sergio ramos

La farsa de las elecciones presidenciales egipcias ha superado lo imaginable y ha entrado en el territorio de la comedia. Los colegios electorales han cerrado en la tarde del miércoles y el comienzo del escrutinio ya ha deparado un buen número de votos nulos de gran creatividad. La imagen de arriba es de uno de ellos, recopilado con otros en el WSJ. Sí, el voto es para Sergio Ramos por su gran aportación a la felicidad de la población egipcia seguidora del Real Madrid.

Una cadena de televisión local ha dado los datos de un sondeo a pie de urna que da al ex general Sisi el 95% de los votos y un 4,7% para Hamdeen Sabahi. Esa estimación ofrece una participación del 47%.

En realidad, la broma empezó ayer cuando las autoridades decidieron ampliar las votaciones un día más, asustadas por la baja participación. La clave era hacer que la abstención no fuera superior a la registrada en la primera vuelta de las elecciones que terminó ganando Morsi. La participación entonces fue del 46%. Qué casualidad.

10.45

Los resultados oficiosos conocidos esta mañana confirman a Sisi como ganador con unos 23,9 millones de votos, y sólo unos 750.000 para Sabahi.

El veredicto en las urnas nunca estuvo en duda. La presencia de Sabahi como candidato sólo servía para dar una falsa apariencia de competición democrática. Se trataba de una coronación monárquica en toda regla. Pero la tradicional incompetencia del Estado egipcio y la arrogancia de la campaña de Sisi se han juntado para ofrecer un resultado que es difícil de ocultar.

Desesperados ante la baja participación del primer día, los asesores del exgeneral aumentaron la presión sobre los medios de comunicación que llevaron a cabo una cobertura histérica de las votaciones con la intención de animar, o mejor obligar, a la gente a votar.

Para el segundo día de votaciones, el Gobierno anunció que los funcionarios tendrían el día libre para poder ejercer el derecho al voto y pidió a las empresas privadas que hicieran lo mismo. Se amenazó con multas de 500 libras (unos 51 euros) a las personas que se abstuviera con una norma que nunca se cumple y que obligaría a perseguir a decenas de millones de personas.

Se anunció inicialmente una participación del 37%, probablemente muy superior a la real. A la espera de resultados oficiales, los medios afirman ahora que  podría estar en torno al 46%. Lo que viene a ser 42 votantes por hora. Muy real.

Esta entrada fue publicada en Egipto y etiquetada . Guarda el enlace permanente.