Vigilancia en China

Un reportero de BBC pone a prueba los sistemas de vigilancia de China basados en las cámaras de vídeo situadas en espacios públicos y en la identificación biométrica. En China hay ahora 170 millones de cámaras en las calles y aspiran a llegar hasta 400 millones.

El experimento consistió en registrar el rostro del periodista e identificarlo como sospechoso en los mensajes a la policía.

Si bien es cierto que el periodista no se limitó a esconderse, sino que se movió por zonas céntricas que cuentan con un elevado número de cámaras, llama la atención la rapidez con que la policía le localizó: siete minutos.

Esta entrada fue publicada en China y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.