El ejército de censores chinos trabaja muy rápido

Un todoterreno circula en las cercanías de la plaza Tiananmén y de repente abandona la calzada, supera las barreras de seguridad y se dirige hacia una de las entradas del antiguo palacio imperial, lo que se llamaba la Ciudad Prohibida de Pekín. Se abalanza sobre una multitud de peatones y se estrella cerca del lugar donde está el gran retrato de Mao. Se escucha una gran explosión sin que aún se sepa con seguridad si se originó en el depósito de combustible o si fue por el estallido de una bomba. Mueren cinco personas (los tres pasajeros del vehículo y dos peatones) y hay 38 heridos (vídeo).

Las primeras investigaciones apuntan a una posible relación entre los hechos y dos personas de la región de Xinjiang, de mayoría musulmana y donde existe un movimiento insurgente.

La policía reaccionó con la rapidez que se le supone en el que es quizá el lugar más sensible y vigilado por las autoridades en Pekín. Los turistas fueron evacuados de la plaza, los restos del coche sacados de la zona y muy pronto los equipos de limpieza eliminaron todo rastro del percance.

Hasta ahí lo normal, que incluía detener durante durante unos minutos a un equipo de BBC y borrar las fotos de las cámaras de dos reporteros de AFP. Lo más importante empezaba después y se producía en Internet, en especial en la red social Weibo. Las autoridades procedieron a ordenar a su ejército de censores a borrar cualquier referencia al accidente. En esta carrera contra el tiempo, consiguieron su objetivo en cuestión de minutos.

Cada día se publican en Weibo unos 100 millones de mensajes. Sus propias dimensiones convierten la censura en un objetivo aparentemente casi imposible. Cuando los usuarios descubren que los mensajes en los que aparecen determinados nombres son bloqueados con facilidad, ingenian todo tipo de expresiones o perífrasis con los que engañar a los censores. Pero en este caso y en otros muchos la máquina de censura funciona con sorprendente facilidad.

Es cierto que han aparecido varias fotos de los momentos posteriores al accidente, entre otras cosas porque Weibo se ha convertido en una buena fuente para los corresponsales occidentales, que la rastrean continuamente.

Incluso así, llama la atención la rapidez de la respuesta oficial. La precisión se pierde en el proceso –muchos mensajes inocuos sobre la plaza de Tiananmén caen también borrados–, pero la clave es abortar la extensión viral de información e imágenes cuanto antes.

Es una demostración de fuerza bruta, no sólo de tecnología. Un medio gubernamental contó hace unas semanas que en China hay dos millones de personas contratadas para vigilar las redes sociales. En el artículo no aparecen descritos como censores, y es posible que muchos trabajen también para empresas privadas, pero no se puede subestimar el alcance del trabajo de tanta gente.

Y eso que muchos pensaban hace años que sólo ahogando por completo Internet –algo descartado porque sus consecuencias perjudicarían a la propia economía china– el Gobierno tendría garantías absolutas de controlar la difusión de información en la red.

El equilibro entre permitir el desarrollo de la red y su vigilancia tiene hasta ahora resultados bastante satisfactorios para los comunistas chinos.

Miércoles

El Gobierno chino ha calificado el accidente de “acto terrorista” y anunciado que detuvo a cinco personas el mismo día de los hechos. El vehículo tenía matrícula de Xinjiang y estaba ocupado por un hombre, su mujer y su madre.

Esta entrada fue publicada en China, General, Internet, Redes sociales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a El ejército de censores chinos trabaja muy rápido

  1. Pingback: El ejército de censores chinos trabaja muy rápido

  2. Javier dijo:

    Iba leyendo esta historia sobre lo muy censores que son los chinos y me iba acordando yo de la NSA (ríete tú de la Stasi), de los Community Managers (ríete tú de la propaganda) y de las llamaditas de empresas a medios de comunicación (ríete tú de la censura).

  3. Gorki dijo:

    Bueno, en todas partes hay censura, incluso en este mismo blog (no niegues que el otro día me borraste un comentario que se había publicado perfectamente). Solo hay que leer la prensa para calibrar lo que se censura. Yo creo que en este caso de lo que se trataba era de atentar contra un monumento de gran importancia histórica y turística para China. Lo del retrato de Mao, me parece de risa. Creo que tampoco hay que descartar que fuese un accidente o el hombre estuviese completamente borracho.

  4. Miguel dijo:

    El artículo es increíble, empezando por el título. El autor pasa de puntillas por la religión de los autores del atentado, y básicamente se dedica a atacar al gobierno chino empleando como excusa el atentado.

    Si el atentado hubiera sido organizado en España por un grupo de extrema derecha, ¿el autor del artículo pasaría también de puntillas por la ideología de los terroristas?

  5. Zaidy dijo:

    Esta brutal la noticia, es un lastima que grupos mulsumanes se autachend e terroristas por acciones como estas, en serio que pena, y que lastima de las personas que murieron y no hacia parte del conflicto

  6. Moko dijo:

    Es un poco raro un atentado suicida con un coche con tres personas dentro, ¿no?

  7. chengdunes dijo:

    “Comunistas” chinos, jeje! Vivo en Chengdu (Sichuan) hace unos meses, tomo cafe en Starbucks, al lado del McDonalds, compro en Walmart y en Carrefour, y el parking del colegio donde trabajo parece el del real madrid, de los cochazos de los padres de mis alumnos, y todavia hay gente que los llama comunistas. No es criticar por criticar, Don Inigo, sus columnas son las primeras que leo de “eldiario”, pero hay que viajar un poquito y actualizarse, que China es ahora mismo el pais mas capitalista del mundo, con diferencia y de forma salvaje

  8. Jesús dijo:

    Lo que también hay que hacer, chengdunes, es leer y reflexionar un poquito más, por mucho que usted haya vivido unos mesecillos en China, antes de hablar de manera tan categórica, y lo digo sin acritud. El sistema económico de China es inclasificable y lo más parecido a la realidad que se puede decir es que es un híbrido entre comunismo y capitalismo. Qué cansancio seguir escuchando esa frase que tanto le gusta repetir a tanto enterado de que “China es el país más capitalista del mundo”, por mucho que haya Starbucks, Wal Mart y esté todo lleno de Audis, Maseratis y Lamborghinis. Si un país que se rige por planes quinquenales, cuya banca es prácticamente pública, y en el que el suelo es propiedad del estado y decenas de sectores económicos sufren un cuasi monopolio de empresas estatales (por poner cuatro ejemplos) es “el más capitalista del mundo”, apaga y vámonos. Pero chico, qué bien queda decir la frasecita en la tertulia con los amigos. Y yo también vivo en China desde hace unos cuantos años.

  9. Dr. Pointer dijo:

    Chengdunes, no es el país más capitalista del mundo. Todo lo contrario, los chinos están en fases muy iniciales para cualquier sistema de acumulación de capital, y como son bastante más itneligentes que la media, son caminos trillados, saben dónde están las trampas y van evitando las que pueden (hasta ahora lo han hecho de forma bastante sobresaliente). Pero de capitalista nada, simplemente se aprovechan de historias como salarios de mierda, población rural virgen que emigra masivamente a las ciudades, etc., cosas que en Occidente sucedieron en sus núcleos hace 150 ó 200 años (aunque por ejemplo en Hispanistán esto pasó a escala masiva hace 40-50 años), y allí están pasando en la mayoría de los sitios por primera vez.

    Además, están aprovechando esos retornos de capital para actualizar el país masivamente, algo que ni siquiera Japón consiguió hacer en su momento a la escala que los chinos están logrando, y que la mayoría de las elites de otros estados simplemente desaprovecharon por completo.

    No se crea nada. Cuando las “ventajas” salariales desaparezcan por la propia mecánica del sistema (ya no se llevan empresas a China únicamente por eso, existen otros destinos con salarios mucho más baratos, y no estamos a 10 años de que deje de haber definitivamente este proceso), los chinos no van a seguir por donde Occidente ha seguido, de eso no tenga duda.

    Estamos todos muy interesados en ver qué va a pasar. Todos, pero todos, todos.

    Dicho sea de paso, internet es una herramienta como todo. La herramienta puede controlar a las personas o las personas controlar a la herramienta, como todo suele ser que la herramienta en manos de unos pocos sirve para controlar a la mayoría. Los chinos también lo han entendido perfectamente, y se desenvuelven con el tema mucho mejor que los demás. “Mejor” para los que tienen la sartén por el mango, evidentemente.

  10. Trujillo dijo:

    Chengdunés, tras leer tu comentario, se me apresuraban los dedos para responderle, pero tras respirar diez veces, y leer los demás comentarios, vi que ya no era necesario.
    También he vivido en China, y no tres meses, sino tres años, y trabajado, y viajado, y conocido gente, y leído.
    Así que suscribo lo que tanto Jesús como Dr. Pointer han dicho.

  11. N dijo:

    Igual no es el país más capitalista del mundo, pero una fuerte intervención pública no quiere decir que sea un país comunista ( socialización de medios de producción y desaparición del Estado) . Si vamos a hablar con rigor vamos a hacerlo del todo.

  12. Salva dijo:

    Miguel:

    Oye, ya que Íñigo pasa de puntillas por la religión de los autores del atentado, ¿por qué no abordas tú el tema, ya que parece que sabes y puedes, y nos aclaras un poco las ideas? Aunque he leído bastante sobre el tema, poco sé de cómo y qué piensan los uigures. Ilústranos un poco, anda.

  13. Trujillo dijo:

    N, nadie ha dicho que sea comunista, sino que se ha aclarado que no se trata de un sistema capitalista y punto, sino un híbrido sui generis.

  14. Pingback: El ejército de censores chinos trabaja muy rápido

  15. Dr. Pointer dijo:

    No es capitalista ni comunista en el sentido que el rigor debería permitir para hablar de estos temas. Es un Estado que va a lo suyo, en determinadas estructuras sigue empleando métodos incluso estalinistas y en otros aplica acumulación de capital a saco, pero totalmente embridada por el Estado (no hay más que ver cómo se desesperan en Occidente de que sus “recomendaciones” le entran a la casta china por una oreja y le salen por la otra). Así que incluso yo no diría que es un híbrido, porque un híbrido se entiende como un sistema estable que incorpora de forma retroalimentada características de sistemas hasta entonces desconectados, más bien es un collage o un mosaico, porque evidentemente los sistemas no encajan ni pueden hibridarse, simplemente están contenidos creando problemas en todas las zonas de contacto, y los problemas crecen y China no acaba de optar por un camino claro de entre lo ya conocido, sino que sigue aprovechando lo que le interesa de cada cosa.

    Lo que puedan durar así, no lo sabe nadie. Pero que el tiempo se les acaba (como se nos acaba para todos) tambiéne está más que claro. Hay que subrayar que la gran inteligencia de los chinos está en no cometer errores en caminos que ya están trillados, han estado yendo por donde ya han ido otros, y no han cometido errores porque han escarmentado en cabeza ajena (cosa que otros no fueron capaces, ni siquiera el Japón, así que eso de mentalidad asiática como que no es un modelo muy válido). Ahora, antes o después (más bien antes) llegarán a terreno virgen, este mosaico de geometría variable no podrá seguir manteniéndose y tendrán que escoger qué bifurcaciones escogen. Y ahí no tendrán ningún precedente ni ningún camino trillado, será todo virgen y desconocido.

    Por eso digo que todo el mundo está a la expectativa. Sin segundas, es verdadero interés por muchos factores. Que no es incompatible con otros intereses más mundanos.

  16. INDI dijo:

    Fuera de las discusiones acerca de que si China es comunista, capitalista o social demócrata creo que el periodista debería asesorarse cientificamente. Los choques explotan unicamente en las películas de Hollywood. En la vida real es muy dificil que lo hagan porque para eso se tendrían que dar unas cuantas circunstancias extraordinarias. Si ha eso sumamos que se encontraron volantes religiosos lo mas probable es que si haya sido un atentado terrorista. Hay choques todos los dias y por cientos y nunca he visto una explosión. Si incendios por problemas eléctricos. Pero … ¡una explosión!. Iñigo ves mucho Hollywood.
    Saludos.

  17. Jeipi dijo:

    Ni capitalista, ni comunista. China sigue siendo tan confucionista como siempre, y lo demás son capas de barniz que se dan de vez en cuando para lucir mejor.

  18. Xaquín dijo:

    Joder para ciertos comentaristas, iba meterme con el “chinos comunistas” del autor, pero ya veo que no es necesario…alguno se atreve a decir que no se usó esa frase!
    Siempre pensé que el comunismo es una fase final de un proceso que tanto el bocazas de Mao como el asesino sicópata de Satlin ni siquiera empezaron a andar…a que jugamos con el lenguaje y con la historia?
    Claro, me olvidaba que Marx era un charlatán de feria que vendía crececomunistas y yo pienso con el culo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *