El espectáculo de la adhesión inquebrantable a Asad

El discurso de Asad del domingo no arrojó ninguna novedad reseñable sobre los planes del Gobierno sirio. No ofreció nada relevante a la oposición, lo que por otro lado tampoco es tan sorprendente. En una guerra civil, ningún bando suele plantear un acuerdo ventajoso al enemigo a menos que se encuentre en una situación muy vulnerable o desesperada, y para entonces suele ser ya tarde.

Lo que me llama la atención es la imagen inmediatamente posterior al fin del discurso cuando un grupo numeroso de asistentes, sobre todo de las primeras filas, se abalanzó sobre el escenario en medio de un gran griterío para apoyar al presidente. El típico espectáculo de las dictaduras, donde los aplausos no son suficientes a la hora de mostrar la adhesión inquebrantable. Al final, Asad queda arrinconado en una esquina, como si fuera Justin Bieber.

Es llamativo cuando un Gobierno reserva las primeras filas a la clac, sean miembros de la mujabarat o altos cargos, para montar un número.

Un resumen del discurso con subtítulos en inglés.

Esta entrada fue publicada en Siria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a El espectáculo de la adhesión inquebrantable a Asad

  1. Alfon dijo:

    Llamativo es que eldiario.es sea copartícipe del acoso y derribo a un gobierno laico y asista a la guerra mediática de una forma tan zafia y continuada.
    Ya no es noticia Libia, ¿no? Tampoco las «democracias» de la península arábiga. Silencio. Venga valiente a por el Asad. Esta semana todavía te da tiempo a otro articulito.

  2. manolox dijo:

    Llamativo y reiterativo.

    Hay ciertos púlpitos nominalmente adscritos a la izquierda, (dicho en un sentido amplísimo), desde los cuales se participa sistemáticamente en los procesos de desinformación y creación de consenso necesarios para neutralizar a las opiniones públicas occidentales.
    Por inercia, eurocentrismo o por lo que sea, en los hechos siempre participando en la estrategia de desestabilización.
    http://www.voltairenet.org/article177072.html

  3. judio dijo:

    «Llamativo es que eldiario.es sea copartícipe del acoso y derribo a un gobierno laico […]»

    ¿Qué coño tiene que ver el tocino con la velocidad?. ¿Qué pasa, que si el gobierno es laico se le puede permitir todo?. ¿Si no lo fuera, entonces estaría justificado ese supuesto trato que le da eldiario.es?.

    De verdad, algunos no leéis las gilipolleces que escribís.

  4. Aloe dijo:

    Llamativo es que tanta gente que se dice de izquierda lleve años (y siga) apoyando a cualquier dictador (vesánico, exhibicionista, tribal, sanguinario, saqueador de su pueblo… lo que sea y cualquier cosa), con tal de que escenifique unos cuantos rituales y emplee algunos téminos del vocabulario de la izquierda socialista clásica, y se diga laico de paso.

    Es cierto que derrocar a esos tipos cuesta muchos muertos a los desgraciados habitantes, y que sus sucesores inmediatos no siempre parecen menos malos que ellos. Pero ¿esa es una razón para apoyarlos? ¿Y para apoyarlos con tanto entusiasmo y tan pocas reservas que hay que insultar cargados de santa indignación a los que no los apoyan, como si habláramos de Gandhi?

    Lo de «no desestabilizar» el régimen como reclamación indignada, y lo de las conspiraciones extranjeras, ya es el colmo: suena igual que la retórica del régimen franquista a la defensiva… pero al pie de la letra, vamos.

  5. Pablo dijo:

    Aquí no podemos señalar a nadie con el dedo, porque toda nuestra clase política (con el Bourbon a la cabeza) estuvo aclamando con el brazo en alto al tito Franco hasta el final, y luego se les llenaba la boca diciendo que eran demócratas de toda la vida cuando el día anterior estaban haciendo trizas sus carnés de la Falange. Assad es idiota si cree que le espera otro destino que no sea acabar como Gadafi y a manos de los que ahora mismo le jalean.

  6. Javier dijo:

    ¿Acabar en manos de los que ahora van ejecutando a disidentes, negros y homosexuales en Libia, Pablo?

    Lo mejor de todo es lo pronto que nos vamos a prestar a armar a estos autodenominados ‘luchadores por la libertad’ porque Assad es un dictador, aunque curiosamente sólo lo sea desde hace 12 días, no desde hace 12 años.

  7. Gorki dijo:

    Para ser un gobierno laico como decís, hay que ver lo que depende de los islamo-fascistas de Irán. De todas formas le quedan dos telediarios. Cuando Rusia pacte una salida con Arabia Saudí dejará caer a al-Assad.

  8. Javier dijo:

    Pues lo mismo que los EE.UU. en la guerra de Afghanistán contra los soviéticos, de ironías está llena la historia.

  9. mikel dijo:

    Quiero recordar que, también, hay ¿periodistas? juntaletras y foteros en nómina de interesados OTANicos, petroleras de ringo-rango y algún monarca «Golfo». Demócratas de toda la vida, ¡oigan!
    Es comprensible que, cualquier pretendiente a laborar con los grandes medios, tenga evite decantarse contra la corriente. La dignidad no es algo perentorio, para muchos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *