El honor de los Prizzi

Ante las gravísimas acusaciones que el Partido Popular y su presidente han recibido en las últimas semanas, Rajoy sólo tiene una respuesta: todas son falsas porque somos gente honorable que no está en la política por dinero y que sólo tiene el bien común como meta.

¿Un tesorero del partido con millones de euros en un banco de Suiza? ¿Sobres de dinero entregados a dirigentes y empleados del partido gracias a donaciones de empresas que se benefician de contratos concedidos por gobiernos dirigidos por el PP? ¿Una trama de corrupción alimentada de contratos concedidos por gobiernos dirigidos por el PP? ¿Una falsa ONG del yerno del rey que se lucra con contratos concedidos por gobiernos dirigidos por el PP?

Infamias. O, en palabras de Mariano Rajoy, «ahora las infamias se disfrazan de presuntas».

No tengo nada que ocultar, ha dicho el presidente. Yo podría haber ganado mucho más dinero si no hubiera entrado en política. Y como es un hombre de honor, no se puede dudar de su palabra. Todos los privilegios del cargo son minucias comparadas con lo que yo podría haber obtenido si no me hubiera resignado a todos estos sacrificios. No necesito parecer honesto, porque lo soy. Durante una década, el partido recibió donaciones anónimas de las que nadie sabe el origen y las contraprestaciones recibidas, pero eso no importa porque los hombres de honor no tienen que dar cuentas de sus datos. Varios tesoreros del partido han estado implicados en negocios sucios, pero no resta una mácula de honorabilidad a las personas que les pusieron en esos cargos. Rajoy convirtió a Bárcenas en senador para que tuviera aforamiento y con él el privilegio de no poder ser investigado entonces por un juez de instrucción. No importa. Sus motivos eran nobles porque siempre lo son en los hombres de honor.

Esa condición se transmite de forma automática a aquellos que cuentan con la confianza del líder. Ana Mato pagó con dinero de la Gürtel sus viajes a Irlanda con una hija, sus vacaciones en Canarias con sus hijos, comuniones y fiestas de cumpleaños (como una en la que Mato quería que se colocara en el arco del porche de su casa «jardín de las maravillas»; con buen criterio porque ¿no es una maravilla que no tengas que pagar todas estas cosas?), y hasta el viaje a su país en Navidad de la empleada del hogar.

¿Un soborno? ¿El pago por contratos concedidos por el partido o gobiernos dirigidos por el partido?

Infamias. Ana Mato también es una mujer de honor. No en vano ella misma ha informado a los dirigentes del PP que «siempre he pagado todos los gastos familiares de los que me he hecho cargo». De los que no me he hecho cargo, no soy evidentemente responsable, aunque aparentemente, por una especie de broma del destino, ella se haya beneficiado de todos esos regalos.

Por eso, no es extraño que Rajoy le haya dicho en público, en presencia de todos: «No te preocupes, todos sabemos lo que estás pasando». Así es, nada hay más injusto que beneficiarse económicamente de un cargo en el Gobierno o el partido y que los medios de comunicación lo presenten como algo… sucio, censurable, algo indigno de un hombre o una mujer de honor.

Quizá la mujer del César no sólo deba ser honrada, sino parecerlo. No es ese el código ético que existe en el PP. Ellos no necesitan parecer honrados. Lo son, sin más. Sólo desde las infamias se puede cuestionar tal aseveración.

Los demás, como Marco Antonio, sólo podemos pedir disculpas por dudar de personas con tales virtudes. «Con la venia de Bruto y los demás, pues Bruto es un hombre honrado, como son todos ellos, hombres todos honrados».

La (extraordinaria) foto es de J.J. Guillén, de Efe.

Esta entrada fue publicada en Crisis, España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a El honor de los Prizzi

  1. DiTomasso dijo:

    La foto lo dice todo.

  2. Pingback: El honor de los Prizzi

  3. Eladio Lestrove dijo:

    Magnífica foto. Y magnífico artículo el suyo.

    Otros no son tan magníficos. Véase, si no, la primera frase del artículo de El País:
    «El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido esta mañana ante los medios…» (de http://politica.elpais.com/politica/2013/02/02/actualidad/1359810312_118550.html )
    No, señores de El País: el presidente el gobierno NO HA COMPARECIDO ANTE LOS MEDIOS, le ha hablado a sus amigos, no a todos los ciudadanos. Y, desde luego, lo que no ha hecho es «comparecer ante los medios».

    Si ese es el nivel de periodismo del periódico de referencia progresista, se comprende la desafección de la ciudadanía hacia la prensa.

  4. David Peñasco Maldonado dijo:

    Yo me limpio el culo con el honor de Mariano Rajoy, así de claro. ¿Qué hace falta para que en este país haya una insurrección popular? ¿Que prohiban los toros? ¿Que haya un año en el que España no gane el Mundial de Fútbol? ¡Nos están robando a todos, se ríen en nuestras caras y nadie hace nada! ¡#QUEMADGÉNOVAYA!

  5. PRESIDENT MAO dijo:

    Ahora dice Mariano que va a enseñarnos su declaración de la renta para que todos veamos que no cogió dinero de los sobres de Bárcenas… ¡No me jodas! ¡Cómo que iba a ser tan gilipollas como para tributar por una comisión ilegal! ¿De qué nos sirven esos papeles en este país de chanchulleros cuando hasta a Amancio Ortega le sale la declaración a devolver?

  6. Render dijo:

    En unas horas, Gallardón tipificará en el Código Penal las preguntas al Presidente del Gobierno como «Atentado a la Autoridad».

  7. mikel dijo:

    Si ustedes hubieran traducido entre líneas la «comparecencia», y gracias a la dichosa hermenéutica, podrían apreciar, clara y diafanamente su esencia, que es como sigue:

    – «Además que nos tomamos el ímprobo y nunca bien agradecido esfuerzo de dirigir vuestras aburridas y miserables vidas, perdiendo tiempo y dineros, tenéis la insolente desfachatez de acusarnos por cuatro putos euros de mierda, a nosotros, que ganamos la guerra. Me vais a comer el rabo, pordioseros, muertos de hambre…».
    Ale… Circulen, que acá no ha pasado nada.

  8. Alpargatasport dijo:

    Ayer escribí esta pequeña tontez, me permito un copia/pega, corregido y aumentado:
    El honor de los genovesi: Que parezca una inhabilitación judicial.
    El honor de los genovesi: Que parezca un programa electoral.
    El honor de los genovesi: Que parezca tres trajes.
    El honor de los genovesi: Que parezca una crisis.
    El honor de los genovesi: Que parezca una reforma laboral.
    El honor de los genovesi: Que parezca una auditoria.
    El honor de los genovesi: Que parezca una rueda de prensa.
    El honor de los genovesi: Que parezca que la Merkel perdió la faja.
    Me cisco en el honor de los genovesiii. Y que a gusto me quedo.

  9. Fred dijo:

    Me pongo en situación. Yo soy Angela Merkel, pongo las noticias para ver cómo está el patio en España, porque la semana que viene tengo que recibir a Rajoy que viene con el platillo de pedir, y me pregunto: «¿Por qué cojones tengo que poner un solo euro para rescatar a esta recua de inútiles que están al cargo, si luego se lo van a llevar crudo a Suiza si no se lo gastan antes en confetti, putas y coca?». ¿Qué se cree don Mariano Corleone? ¿Que en Europa no leen los periódicos o que directamente son gilipollas?

  10. jaume dijo:

    Sin lugar a dudas, un escrito excelente sobre ciertos hombres populares de honor.

  11. Jesús dijo:

    Le agradezco el escrito.

    Son unos pringaos. ¿Habéis visto las cantidades a repartir? El tipo se ha llevado el grueso a otro sitio mejor y «pasa» las anotaciones. Jajajaja.
    Si las cantidades son reales, explica la cara del gallego.

    ¡Dios mío, en qué manos estamos!

  12. Francisco Redondo dijo:

    Si el sedicente Partido Popular no está en política por dinero ¿qué otro partido va estar por el dinero con más razones que ese? Son como se decía de un famoso pintor gente «avida dollar»: viven por, a, ante, bajo, cabe, tras, según el dinero; sus motivaciones tácitas o expresas («estoy en política para forrarme») así lo revelan, su aparente religión -una corrupción del cristianismo por los pobres de Jesús de Nazareth que llaman catolicismo – no es más que una apología contínua del dinero y el poder, su práctica sigue a su teoría -conservadurismo económico- como la sombra sigue al galgo. Y de esos polvos salen estos lodos de corrupción generalizada de manera natural, como de la suciedad salen los parásitos.

  13. francisco javier dijo:

    Además de las NOTICIAS, nos hacen falta los análisis. ¡Gracias por los vuestros!
    Entre tantos colectivos necesarios en una sociedad, periodistas y analistas soy imprescindibles para poder avanzar.

  14. florove dijo:

    Todos ellos lo han confesado: «VIVIMOS POR ENCIMA DE NUESTRAS POSIBILIDADES».
    Ahora es cuando toma sentido esa aseveración; puesto que, todos los demás, no haciamos otra cosa que recordar ¿en qué?.
    Están tan convencidos de su prepotencia que miran para abajo y no ven otra cosa que «la chusma», los «perroflautas», los envidiosos y muertos de hambre; pues sólo así se puede entendeer lo de las pruebas que nos ofrecen,además de su «palabra de honor»: auditorías y las declaraciones de la renta (por supuesto garantizandas con su opusdeista bendición).
    ¿HASTA CUANDO HEMOS DE SEGUIR ASÍ?

  15. ari dijo:

    «Yo no fui, nadie me vio, no puedes probarlo.»

    -Mariano Rajoy, líder planetario.

  16. Alemlethes dijo:

    Sobre Bruto… decía Maquiavelo «El que quiere ser tirano y no mata a Bruto y el que quiere establecer un Estado libre y no mata a los hijos de Bruto, sólo por breve tiempo conservará su obra.» Me temo que nuestro Bruto ha sido muy prolífico y hacer desaparecer a todos sus hijos será una labor muy ardua.

  17. Pepa dijo:

    Nuestro presidente del gobierno ha resultado ser un pobre cretino, y su partido un agujero hediondo lleno de malnacidos que se refocilan en el robo legalizado por años de impunidad postfranquista. Aquí o paramos todo, sacamos las guillotinas de los museos y las usamos durante unos meses o nos destrozan el país. No hay nada peor que un corrupto imbécil. Y de esos hay legión en el país.

  18. Tarik dijo:

    Estoy de acuerdo. Hasta la mafia siciliana sabe que sólo se puede exprimir a los tenderos a los que venden ‘protección’ hasta un cierto punto, después se rebelan… ¡ELECCIONES ANTICIPADAS YA! ¡ECHEMOS A LOS CORRUPTOS DE SUS POLTRONAS! ¡QUE NO SE RÍAN DE TI!

  19. estoesunsindios dijo:

    Viendo lo que «nuestro honorable presidente» ha dicho a través de un monitor, se me abren las carnes de puro pánico. Algunos lo veiamos venir, mira que llevan años haciendo de las suyas, manipulando, y mamandurriando del pueblo «soberanamente tonto», pero nunca con la desvergüenza y descaro que lo vienen haciendo de un tiempo a esta parte, y aún así, han vuelto a ganar en Valencia, donde la corruppción es manifiesta, en Madrid, desde aquel celebre tamayazo, con la inefable e incombustible Mamandurria Aguirre.
    La verdad es una, al menos para mi, Mariano Rajoy en el momento que llegó a la Moncloa habiendo incumplido todas sus promesas electorales, debería haber salido de ella, por la puerta de atrás.
    Pero las tragaderas de los votantes son enormes, ahora resulta que los que le votaron se espantan, ¿de que? Pero si esta gente es lo que es, siempre lo han sido y siempre lo serán, nacen con la corruppcion impresa en el adn.

  20. Fernando Muñoz Fernandez dijo:

    Extraordinario artículo. Preciso, irónico, hiriente (sobre todo para los comunes mortales) y esclarecedor sobre qué fuegos pisan esta casta que nos gobierna: el que quema todo menos su honor y su presunción de inocencia.

  21. Todavía con la mano trémula tras esta semana terrible, pincho en favoritos y leo este artículo estupendo. Estamos indignados, se han cumplido las peores expectativas, esas que barruntamos en cuanto los pepes obtuvieron la mayoría a base de mentiras trapaceras que un pueblo ingenuo, y ya algo maqueado, se tragó sin masticar.

    El pasado día 6 yo también publiqué un post titulado «Rajoy y el molusco», con enfado tal que me alargaba las frases hasta el infinito y no me dejaba poner puntos.

    También yo exijo dimisión, elecciones anticipadas y que, de una vez por todas, tomemos las riendas de esto los ciudadanos de bien. Menos honor chusco y más tirar del carro de todos, solucionar problemas, impedir que unos pocos se forren y otros muchos caigan en la más absoluta miseria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *