El mensaje de Navidad de Rajoy

Queridos compatriotas. He decidido iniciar la costumbre de mensajes navideños en estas entrañables fechas a causa de la recientemente aprobada ley de transparencia. Es una cosa que hemos hecho que no tiene mayor importancia, pero que sirve para poner un poco nervioso a Rubalcaba. Ya les aviso que tampoco es que vaya a causarnos problemas. Gobernar es un asunto muy serio, como le digo a Soraya cuando se queja de que todo el trabajo lo tiene que hacer ella, y nunca conviene que el pulso del legislador se vea afectado por los impulsos de la chusma…, quiero decir de los ciudadanos, perdón, creía que esto ya lo habían corregido.

A fin de cuentas, España es una cosa muy seria que está llena de españoles y algunas personas más que vinieron de lejos porque en sus países no tenían estas cosas tan maravillosas de las que aquí disfrutamos, la paella, el pulpo, la tertulia, esas cosas que nos han sido dadas por nuestros 5.000 años de historia común que les aseguro que no van a poder arrebatar los tipos que hacen esas montañas humanas tan curiosas. España ya existía mucho antes que Europa o que los Pirineos y, como pueden imaginar, no es algo que pueda tomarse a broma.

Este es un proyecto común que a veces parece que no va a ninguna parte, sin que eso deba preocuparnos. Es un poco como esos equipos que empiezan perdiendo todos los partidos al comienzo de la Liga, pero luego se rehacen y al final hasta aspiran a un puesto en la UEFA. Y sin cambiar de entrenador a mitad de temporada, como le digo siempre a Gallardón cuando hace muchas preguntas.

Tengan la absoluta seguridad de que este Gobierno sabe hacia dónde nos dirigimos y que en algún sitio nos encontraremos. Es cierto que hemos subido los impuestos, recortado el gasto en sanidad, aumentado el número de alumnos por aula en los colegios, dejado a la cultura temblando con el IVA, aprobado una reforma laboral para que sea más fácil despedir a la gente, y tantas otras cosas que hemos hecho por su bien, no les quepa ninguna duda de eso. Pero no olviden que tenemos un plan, o eso al menos me cuenta Soraya cada vez que me quedo un poco deprimido leyendo la prensa. Lo que por otro lado tampoco ocurre con mucha frecuencia.

Este año que ahora acaba hemos devuelto a Europa el préstamo que nos concedió para sanear la banca. Es esa ayuda que nosotros en el fondo no necesitábamos pero que aceptamos porque se estaban poniendo muy pesados. Con eso hemos tapado unos agujerillos que teníamos en unas pocas entidades. Nada que deba preocuparnos porque ya hemos vendido la caja gallega a unos venezolanos, pero venezolanos de los buenos, no de los otros.

Es cierto que hemos perdido 8.000 millones, que es una pasta. De Guindos me dice que eso nos da imagen de país serio y, claro, en la vida no hay nada más importante que eso. La próxima vez que vea a Angela, yo le llamó Angela, le diré: mira, 8.000 millones, como estos. A los alemanes, que son gente de orden, les impresionan mucho estas cosas.

Tenemos ahora un reto que no les voy a negar que es grave. El Gobierno de la Generalitat quiere organizar una consulta democrática sobre su futuro. En pocas palabras, les diré que eso es lo más antidemocrático que uno se pueda imaginar. Un Estao de derechas, perdón, de derecho, se basa por encima de todo en el respeto a las instituciones. Los ciudadanos eligen cada cuatro años un Parlamento y luego tienen que esperar otros cuatro para elegir a otro Parlamento. Parece mentira que haya gente que no entienda cómo funciona la vida.

Ante este desafío tan irresponsable, el Gobierno va a hacer lo que tenga que hacer. Es decir, nada. Mientras otros no dejan de gritar y lanzar mensajes absurdos, nosotros estaremos a lo nuestro. Algunos querrían que nos dedicáramos a correr de un lado a otro gritando como locos o respondiendo a las preguntas de los periodistas. Nada más lejos de nuestra intención. Continuaremos por la senda marcada que no es otra que el respeto al Estao de… derecho. Y sobre ese tema no tengo más que decir.

El Gobierno va a continuar, como no podía ser de otra manera, por la senda de las reformas. Nuestra pasión reformista es algo que nadie puede negar, como se ha podido apreciar con la reforma laboral. Aprobamos la reforma y, antes de que ustedes se dieran cuenta, aprobamos una segunda reforma. En esta vida, nunca estás seguro de que cómo van a salir las cosas, y por eso no conviene cerrarse las puertas. Es lo que ocurre con la reforma eléctrica. Acabamos de aprobarla y es cierto que no ha sido muy útil. El incremento de la tarifa eléctrica previsto para enero es absolutamente descabellado. Ya le he dicho al ministro Soria, y creo que me ha entendido, que tenemos que intervenir con todo el poder del Estao para hacer posible una mayor liberalización del sector. Es de una lógica aplastante, y me sorprende que ningún experto se haya dado cuenta hasta ahora.

Una vez más, tengo que dejar patente mi confianza en el funcionamiento de las instituciones, y en especial de la Administración de Justicia. En los últimos días, hemos visto un nuevo ejemplo del alto nivel de colaboración del Partido Popular con los tribunales, a los que tanto debemos porque para eso los hemos nombrado. Un grupo de agentes de policía estuvo por la noche en nuestra sede recabando unos pocos documentos que se habían perdido, en concreto unos 5.000. Les agradecemos profundamente que hayan tenido éxito en su tarea, que algunos malpensados han llamado registro. Eso es un disparate colosal. No tenemos nada que ocultar, como lo demuestra el hecho de que los buzones de correo electrónico de nuestros antiguos tesoreros están todos borrados. Algunos lo llamarán suerte. Yo, que llevo ya mis años en política, prefiero llamarlo sentido común.

En definitiva, les aseguro que pueden estar tranquilos. Hagan como yo y no se metan en política. Les deseo a todos ustedes unas felices navidades y una buena entrada en el 2014. Estén seguros de que tendrán muchas oportunidades de acordarse de mí en el nuevo año.

Esta entrada fue publicada en Crisis, España, Humor y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

37 respuestas a El mensaje de Navidad de Rajoy

  1. galaico67 dijo:

    Te han faltado unos cuantos » fin de la cita»…

  2. javier dijo:

    El día que los políticos nos cuenten sus ideas de verdad, estaremos ante la esperanza de futuro en las democracias. DEsgraciademanete, creo que esto no va a pasar en España en breve.

    Os dejo un enlace por si os interesa. Qué paso en 2013: Nos vigilan: http://bit.ly/1l0HTSb

  3. Dr. Pointer dijo:

    Esto es ciencia-ficción hardcore. Ese hombre es imposible que pueda articular (leer siquiera) tan prolongado texto.

    Se puede hacer una versión más realista:

    A mí todo me suda la polla, nunca mejor dicho. No tengo la más puta idea de casi nada, como toda la tropa que está aquí conmigo, mangoneando. En realidad, Hispanistán es un país muy dócil y domesticado. Nuestra parroquia, de 11 millones de orcos con fe arraigadísima y adhesión inquebrantable, sólo necesita que les hagamos llegar los guiños oportunos. Podemos cagarles a todos en la boca que dan las gracias de una manera muy graciosa. Los otros 11 millones de orcos son subnormales, se creen que votando a partidos españolistas van a alguna parte, luego, a difrencia de los nuestros, se frustran o les entra el caprichito imbécil, y dejan de votar, que gracias a eso es que nosotros ganamos y así podemos hacer lo que nos sale de los cojones (sí, Sorayita tiene cojones). Si alguien se cree que nuestros orcos se van a rebotar algún día es más tonto que yo, que ya es decir.

    Para lo demás, esto desde el Caudillo es un cortijo, y o lo llevamos nosotros, los señoritos en persona, o lo llevan los mandilones (esos que dicen que son de izquierda, que me da la risa), eso nos va de putísima madre cuando hay que metérsela doblada a la servidumbre. Con esto de la blobalización el cortijo ya no puede tirar con autoanarquía, o autarquía, o como se diga, y bueno, hay que hacer más putadas a los milanas bonitas, pero ya saben: me suda la polla. Si les suda a ustedes, cómo no me va a sudar a mí.

    Ahora tenemos un problema: los gilipollas. Los gilipollas de los catalanes, que llevan 200 años manteniendo el cortijo, se han dado cuenta a saber cómo (nosotros no hemos sido) que se pueden montar un cortijo por su cuenta y les iría de lujo, o vamos, mejor de lo que les va, que suele ser argumento de fin de cita suficiente. Es un marrón de la puta hostia. Porque claro, si se abren, el cortijo se va a tomar por culo, que eso es el problema, si no, como Cuba y Filipinas y Puerto Rico, abur yogur. Eso sí, con pollo, que siempre se pilla cacho y se les da cuerda a los orcos para un par de generaciones. Por culpa de la blobalización esta, el asunto no se puede despachar como siempre se ha hecho, es decir, mandando a la picoletería, estamos mirando a ver cómo podríamos darles (más) por el culo, pero hay mucha contraindicación. La verdad, que no sabemos qué hacer. Si dejar el marrón emplastoso para el venga detrás que arree, o enmierdar todo hasta el Everest, que siempre se pilla cacho.

    Quiero decirles finalmente que la culpa no es mía. Yo en un país normal estaría internado en un cotolengo desde mi más tierna infancia anal. Si partiendo del más profundo palurdismo sectario e ignorancia militante, he llegado a presidir Hispanistán, por algo será. Así que jódanse.

  4. Sara Mago dijo:

    ¡Anda, Dr. Pointer!, ¡si Rajoy habla como tú! ¿Será cosa de gallegos? Digo yo…

  5. Dr. Pointer dijo:

    Pues no sé usted qué gallegos conoce que hablen (además en este caso será escriben) como Rajoy, yo no conozco ninguno. La tropa pepera de aquí para nada se le parece, ni por el forro. El señor Romay por ejemplo (una de las tres personas que mangonean el PP, Rajoy no es una de ellas), tiene una forma muy meliflua y para nada vacua, las suelta bien soltadas y no da puntada sin hilo. El señor Feijoo, como lacayo del mentado, habla de una manera gansteril, enviando 3 recados cada 2 palabras, y desde luego miente a embuste abierto con muchísima más soltura. Su amigo del alma, el señor Negreira (que creo su nombre sale mucho en juicios de imputados varios), que es un cantamañanas español por antonomasia, es todo un vendedor de enciclopedias.

    Mucho me temo que Rajoy es único en su género.

    Y eso por no entrar en el tema de «gallegos». Rajoy es únicamente español, todo lo gallego le produce alergia, y esto no es una boutade. Cuando fue vicepresidente de la Xunta, hace años (algo hay por YouTube), no dijo una puta palabra en gallego, ni una, durante el escaso tiempo que desgobernó. Sólo dos peperos más en los 32 años de restaturación de la autonomía comparten tal honor.

    Por cierto, creo que le gustaría como «gallego» pepero un tal Jaime Pita, que en realidad era profesor de medias en excedencia (retomó la docencia y fue uno de los docentes más puteados de la historia del centro). Una verborrea espectacular, un torrente léxico, más insultos que palabras, y todos ellos bien explicados y reiterados para que usted se entere. Por ejemplo, el adjetivo más común que tenía este señor para dirigirse a ciudadanas con representación política de la ciudadanía era «putas» bajo muchos de sus sinónimos. O simónimos, como dice alguno.

  6. Sara Mago dijo:

    Que no hombre, que no me has entendido. Tu decías respecto al post del autor, que Rajoy sería incapaz de articular un texto así, y a continuación das tu «versión» de como lo haría. ¿Y que me encuentro? pues que pones en su boca las típicas expresiones que nos regalas tú en tus entradas; ya sabes: «no tienes ni &%$¡ idea de nada…», «a mí me suda la !&%$?….», «es un marrón de la %$*& hostia…», «podemos cagarles a todos en la boca» (esta última, muy propia de la fase anal), etc. Por eso decía que hablar así debe ser cosa de gallegos, porque no negarás que tu te expresas así de vez en cuando. Vamos, que te estaba «choteando» (por supuesto en broma y para continuar con el «ambiente» de guasa que respira este post).

    Por cierto, ya puestos. Veo que has debido de hacer una visitica al terruño, porque vuelves más «galleguista» que nunca. Si es que no puede ser.

  7. Sara Mago dijo:

    No conozco al político que mencionas, pero empieza a no extrañarme. Hay muchos gallegos que de cada cinco palabras que dicen por lo menos dos son palabrotas. Y si no, ahí tienes a Camilo Jose Cela que hasta obtuvo un Nóbel, y era un mal hablado.

  8. Dr. Pointer dijo:

    Perdone, pero en la lengua que es habitual expresarse así es en castellano, que en eso es muy similar al catalán (comparten muchos expletivos). El gallego-portugués presenta mayores diferencias, de hecho en gallego o en portugués contemporáneo el despliegue espectacular de palabrotas, como usted supongo que las llamaría, del registro popular del castellano peninsular resulta muy llamativo y claramente se percibe como algo no propio. Supongo que conoce el chiste portugués donde llega un español (a una cafetería portuguesa) y dice, «un café, me cago en Dios» (en perfecto castellano), el camarero portugués le responde, «solo?» (hablándole en castellano, en portugués es «preto»), y le responde el turista español: «en Dios y hasta en su puta madre».

    Expresiones tan corrientes en catalán como «em cago em Déu», «em cago en l’hòstia», «cagon el Déu que et va parir» (ya sabe que el imperfecto catalán es una perífrasis), «hòstia puta» (yo creo que esta expresión es catalana, no propiamente castellana), son calcadas a las del castellano (y viceversa), en gallego-portugués no tienen registro histórico, de hecho los expletivos son mucho más contenidos y más de tipo genital (ambos sexos, equivalentemente, a diferencia del castellano que presenta patrones sexistas) que defecatorio. La prueba del nueve la tiene en que en gallegoparlantes actuales los expletivos floridos se dicen directamente en castellano, pues como palabras extranjeras se las identifica (igual que usted dice «whisky», «wall street» o «datacenter»). De hecho, el citado Pita en su impresionante castrapo, dice repetidamente «me cago en Dios», construcción esta sintáctica y léxicamente totalmente ajena al gallego-portugués. En cambio, el también citado Romay, tiene un lenguaje exquisito de una precisión quirúrgica, nunca la descalificaría a usted con palabras vulgares o malsonantes. El sr. Romay la despellejaría de forma mucho más cruel si se lo propone, con una sonrisa en la boca. A mí me parecen ambos la misma mierda, en dos formatos. La mayor peligrosidad del segundo no viene del lenguaje empleado, sino de sus conexiones neuronales.

    Camilo José Cela le daba a su público lo que pedía (y su público era castellanoparlante). Sus novelas se vendían como churros, y no es coña. A mí que diga vulgaridades o soecedades me da igual, grandísimos poetas latinos parieron versos del estilo «daos por el culo mutuamente hasta sangrar», es su creatividad y se la folla como quiere. Lo que no me gusta es su clasismo agresivo de concesión burguesa, la vacuidad total de sus historias, la truculencia gratuita de casi toda su literatura, esa arrogancia seudoexistencialista, realmente ahí es donde le caga él al lector y lo hace aposta. La única novela suya que me dice algo es Oficio de Tinieblas 5, lo demás es todo lo mismo, literalmente. No lo tome por tonto, porque no lo era, a diferencia de muchos otros que lo son y del culo. Ex-rojo también, por cierto, pero la supervivencia es lo que tiene. Eso sí, no cambió sus principios por un plato de lentejas, los cambió por un bienestar material bastante considerable.

    En resumen, Rajoy y resto de personal se expresa así porque es el estándar en castellano. De hecho, hace tiempo le comenté a mucha gente que quería aprender castellano que el castellano peninsular es la única lengua que pronuncia los signos de puntuación. La coma se dice «coño», el punto y seguido «joder», los signos de admiración «me cago en Dios» y los de interrogación «[pero] qué cojones».

    Como siempre, le invito a que lo verifique 😀

    Por cierto, que no conozca a Romay es como si me dice que no conoce a Cheney hablando de Bush, por ejemplo. Pita es un personaje folklórico, estilo Aguirre, totalmente irrelevante, un bufón para tapar a otros.

  9. Sara Mago dijo:

    No, no te dije que no conociera al tal Romay. Era del tal Pita de quién hablaba yo.

    De modo que ese era el problema; sólo dices palabrotas cuando hablas en castellano, y el habla culta, «musical» y «dulce» te la reservas para cuando «falas galego». Muy bien. Sin embargo, eres la misma persona cuando hablas castellano, que cuando hablas gallego. Y Cela también. De modo que podemos decir que a los gallegos os encanta decir palabrotas en castellano (que es lo que está permitido), pero no osáis horadar el gallego con el lenguaje soez. Para el gallego, solo lenguaje poético.

    Yo en cambio que solo soy castellano-parlante, no digo nunca palabras malsonantes, ni blasfemo (y eso que soy atea), ni palabrota ninguna. Jamás me expreso así, como habrás podido comprobar tú mismo leyendo mis entradas (y no me vengas que porque soy mujer, que hay cada una por ahí…). Para que veas que no todos los «hispanistanos» hablamos mal. Conozco algunos que hablando son de una cursilería y repolludez tremenda. Y otros que son exquisitos aunque no se les entienda bien. Lo del chiste portugués es un «prejuicio» que los portugueses tienen contra los españoles (metiendo a todos en el mismo saco). Ya me cuenta mi hermana los muchos prejuicios que tienen. En Portugal se pasa la vida defendiendo a los españoles, y en España se pasa la vida defendiendo a los portugueses. ¡Tiene un cacao mental!. No es que sean más «sutiles», es que son más «hipócritas» que nosotros. Son de los que te dan un pisotón y se excusan educadamente, para a continuación, darte otro. Nosotros somos más «francos», pero eso no quiere decir que insultemos o hablemos mal siempre.

    Supongo que a esa gente que quería aprender castellano, se le quitarían las ganas inmediatamente después de las barbaridades que les contaste. ¡Bonito embajador de la lengua castellana tenemos! Y eso que seguro que eres filólogo. No pienso verificar lo que dices, porque no he oído ha nadie hablar así (aunque no se porque, tengo la ligera impresión de que me estás tomando el pelo. Por otra parte algo insólito en tí).

  10. Sara Mago dijo:

    Por cierto, ¿Paco Umbral no era gallego también? Pues otro que de cada cuatro palabras, dos son palabrotas. Aunque las diga en castellano.

  11. Dr. Pointer dijo:

    ¿Está usted obsesionada con los gallegos? Francisco Umbral (en realidad, Pérez Martínez) nació en Madrid, donde vivió prácticamente toda su vida excepto su juventud que la pasó en Valladolid (de donde era su madre). No le conozco la menor conexión gallega, a no ser que se remonte usted a antes del siglo X donde estos territorios eran, efectivamente, Gallaecia. Tampoco creo que su lenguaje se base o inspire para nada en CJC (de hecho en mi opinión, su literatura es claramente inferior, aunque comparte algo en común: no dice absolutamente nada), simplemente es el lenguaje que afloró literariamente en el régimen franquista.

    El lenguaje soez que se ha estandarizado en castellano -que además, debe usted emplear en determinados contextos si no quiere que la tomen de gilipollas, los registros sociolingüísticos son para eso- no ha tenido la menor contribución del gallego-portugués, como he intentado explicarle arriba, no al menos en los últimos 100 años. De hecho el lenguaje soez en ese dominio lingüístico no se le parece mucho, hablo de aspectos formales.

  12. Dr. Pointer dijo:

    No, cuando hablo en otro idioma empleo los registros de ese otro idioma, que son diferentes. ¿Usted cuando habla en inglés hace calcos lingüísticos del castellano y dice «I shit myself upon God»?

    Eso de que soy la misma persona cuando estoy hablando o pensando en otro idioma debe saber que hay muchos científicos que tienen importantes matizaciones al respecto. No sólo otro idioma, sino incluso registros del mismo idioma. Usted misma comprobará que su lenguaje es diferente en función del estado emocional. No digamos ya del contexto.

    Sobre consideraciones sociales no puedo decir nada, son cosas personales.

    No, ese chiste concreto no es un prejuicio. Simplemente son conscientes de que un español promedio emplea una cantidad exagerada de expletivos y les parece chocante, tanto la frecuencia como la forma que adoptan. La forma que tiene cada lengua es diferente.

    Eso de que los españoles son más francos, pues dependerá de cada español, supongo. La educación del Estado no tiene mucho efecto sobre ese punto, ni la pública ni la privada. Si quiere decir que una buena fracción de españoles suelen tener problemas de incomprensión en general con extrajeros, eso es otra historia.

    No soy filólogo :D. Es más, ni siquiera soy de letras.

  13. Sara Mago dijo:

    Ja,ja, eres como Don Orondo «que a lo que sea me opongo». No estoy obsesionada con los gallegos (sólo te estoy chinchando, amistosamente, por tu lenguaje soez). Te pregunté por Paco Umbral porque siempre pensé que era gallego, pero en ningún momento he dicho que esté influido por Cela, o inspirado. Verás, a menos que tengas un desdoblamiento de la personalidad, tú hablando gallego o castellano eres la misma persona. Si en castellano te expresas así, en gallego utilizarás sus correspondientes expresiones (aunque formalmente sean distintos). Vamos no creo que seas más hosco en castellano, y más dulce en gallego.

    En realidad mi lenguaje siempre es el mismo, solo varía según mi estado emocional (si, cuando me cabreo puedo decir alguna palabra altisonante, pero no una palabrota). No se en que círculos sociales te mueves tu, pero yo me relaciono con gente completamente normal (si acaso más culta que la media), y no tengo la más mínima necesidad de utilizar palabrotas. Vamos, nadie me toma por «gilipollas» por hablar normal. Yo creo que hablar mal habitualmente, lo hacen los adolescentes, los macarras, los pandilleros, etc. Pero no la gente en general.

    Es posible que los portugueses «sean conscientes» como dices tú (eso no deja de ser un prejuicio) de que el español medio habla mal; pero otra cosa distinta es que eso sea cierto. A los portugueses les parece chocante cualquier cosa que proceda de España, por que les caemos mal en general (y no digo que no tengan sus razones). Y normalmente esos prejuicios suelen venir del desconocimiento. Como te he comentado alguna vez, tengo una hermana que es medio portuguesa (lleva viviendo en Portugal más tiempo del que ha vivido en España), y a veces vienen amigos suyos aquí a España. Conocen bien el país, y suelen reírse de esos prejuicios tan típicamente portugueses.

    Finalmente, no se de ningún español que tenga «problemas de comprensión» con los extranjeros (aunque no se muy bien a que te refieres). Bien es cierto, que en los círculos en los que me muevo la gente suele ser culta y viajada. Tu me estás hablando de la España de los años 60, cuando el destape, y los varones se ponían tontorrones con las nórdicas. Debo decirte, que ahora esas cosas no pasan: los españoles conocen mejor a los europeos, y los europeos conocen mejor a los españoles. Es más, esa incomprensión de la que hablas es perfectamente aplicable a la gente de cualquier país.

    ¿Qué no eres filólogo? a otro perro con ese hueso. Puede que tengas una carrera de ciencias, no lo niego, pero sin duda eres un filólogo (yo creo que de «Románicas», pero puede que lo tuyo sea la «inglesa» u otra). Pero ¡si es casi lo único en lo que no metes la pata! Claro que tampoco hablamos de ciencias (ni hablaremos, porque yo soy analfabeta en esos temas).

  14. Dr. Pointer dijo:

    Usted me da unos argumentos del embudo. Tanto se puede decir que me opongo sistemáticamente a usted como que usted las suelta para forzar el efecto deseado.

    Sí que es cierto que Umbral le daba algún tipo de reconocimiento a Cela más genérico que otra cosa, aunque mi opinión personal es porque Cela se supo montar bien su puestecito en el pesebre y Umbral nunca fue capaz de arreglar ese tema, así acabó como acabó.

    Pues supongo que nuestro concepto de persona (o personalidad) no coincide. Y en mi opinión usted me da una definición de persona de tipo esencialista, porque me parece de todo punto obvio y evidente (perdone la contundecia) de que uno mismo, a los 9, 19, 29, 39, y etc. según le toque de vivir, son personas diferentes. De hecho, cambiamos, ¿no? Es fundamental para la evolución. Es claro que hay una continuidad, pero lo que es ser la misma persona… pues me da que eso, que tenemos conceptos distintos. Para la neurología, usted es una persona (de personalidad) diferente cada mañana al levantarse, y esto no es una boutade, es un hecho empírico.

    Respecto a los idiomas, me gustaría darle una interesante cita de Wade Davis:

    A language is not just a body of vocabulary or a set of grammatical
    rules; a language is a flash of the human spirit; it’s a vehicle
    through which the soul of each particular culture comes into the
    material world. Every language is an old growth forest of the mind, a
    watershed of thought, an ecosystem of spiritual possibilities.

    «Un lenguaje no es sólo un corpus de vocabulario o un conjunto de reglas gramaticales, un lenguaje es un destello del espíritu humano, es un vehículo a través del cual el alma de cada cultura particular entra en posesión del mundo material. Cada lenguaje es un antiguo bosque del crecmiento de la mente, un punto de inflexión de la mente, un ecosistema de posibilidades espirituales».

    Es difícil que usted «siga siendo la misma persona» cuando adopta un software tan diferente como ver el mundo bajo el prisma de cada lengua. O si prefiere un lenguaje más artístico y menos académico, Mikel Urdangarin viene a decir lo mismo: Ez onena agian, ez ederrena agian, zaharregia, txikiegia agian.

    http://www.youtube.com/watch?v=LXXInSXqf9k

    No me interprete mal, para un portugués determinadas costumbres españolas son tan raras como para usted otras francesas o alemanas. A ellos simplemente les chocan ciertas cosas como a usted otras de ellos.

    No (lo siento), salvo gente por debajo de 30 años, y no toda, ese fenómeno de que le hablo sigue estando tan vigente como siempre (hay excepciones, naturalmente, como siempre), y obviamente depende mucho del territorio (o sociedad, o extracción social) hispanistaní que hablemos. Como en todas las generalizaciones (injustas, o más precisamente, muy inexactas), no quiere decir que todo el mundo sea así o asado. Pero tiene una buena probabilidad de que le salga lo que le digo, incluso casi siempre.

    Los europeos no se conocen prácticamente nada entre ellos. Pero nada de nada. Ni su historia, ni lo que son, ni la geografía ni nada. Usted no puede decirme tres ríos de Portugal ni cinco ciudades (no digamos de Polonia), no puede citarme tres reyes portugueses (ni gallegos, ni de la Corona de Aragón), no es capaz de decirme seis científicos históricos de los Países Bajos (en cualquier carrera de ciencias usted conocerá a medio centenar sin problemas), en fin, se sabe usted mucho mejor los estados de EEUU que todo esto. Como ve, estoy generalizando, pero seguro que me aproximo bastante.

    No, no soy de letras para nada. Ya en el instituto me llamaba la atención cómo la naturaleza cambia, me fascina la evolución, tanto biológica como natural, y cómo las lenguas y las culturas cambian. Y las personas. Eso es todo. Por cierto, puede comprobar usted misma cómo el español promedio no tiene la más puta idea de por qué hay estaciones climtatológicas en el año, por ejemplo.

  15. Sara Mago dijo:

    Mmmmm, que entrada más extraña la tuya. Nunca antes habías escrito así, cometiendo tantos «dequeísmos» en un solo párrafo: «…de que uno mismo…», «…según le toque de vivir…». Como si no te conociera; diría que pretendes demostrarme la teoría de la «multiplicidad» de personalidades (ja, ja) tan en boga entre algunos psicólogos del momento (al respecto te recomiendo que leas «Sostiene Pereira» de Tabuchi), o quizá pretendes demostrarme de alguna manera que no eres un filólogo, o incluso puede ser que seas uno y tres al mismo tiempo. O a lo mejor es que simplemente has regresado del «pueblo» imbuido del habla rural.

    En fin, vamos con la «personalidad». No es que tenga una concepción esencialista del término, es que yo creo que tu confundes conceptos como persona, personalidad y comportamiento. Que para la psicología son términos distintos. No somos una «persona» distinta según el idioma que hablemos o el momento en que nos encontremos (el contexto externo), ni siquiera una «personalidad» distinta; digamos que solo tenemos un «comportamiento» distinto. Según Jean Nuttin, nuestro comportamiento general no es más que un proceso de reacción o adaptación al medio, pues nuestra personalidad tiene dos polos: el yo (interno) y el mundo (externo), en la que queda reflejada. Para Adler, el comportamiento del individuo tiene más bien una motivación inconsciente (tiene que ver más con su personalidad), pero se moldea por dos factores esenciales: la educación recibida y el «hándicap» de los órganos (es decir, la constitución física del individuo). No «ves el mundo bajo el prisma de cada lengua que hables», lo ves según sea tu personalidad de igual manera, hables en la lengua que hables. Tu me hablas del individuo como ser social, y yo te estoy hablando del mismo como ser individual. Nada más.

    Los europeos son los que mejor se conocen entre sí mismos. Con toda seguridad, tu sabes más de la historia, la geografía y la cultura de Europa (y especialmente la Occidental) que de cualquier país o cultura del mundo. Esto es así, porque en nuestros respectivos planes de estudio se da más importancia a lo que sucede en Europa, que lo que sucede en otros países del mundo. Somos esencialmente eurocéntricos. Y cada vez nos conocemos mejor, porque tendemos a viajar más por Europa. Lo hacen todos los europeos. No voy a entrar en tu jueguecito de si se decirte tres ríos portugueses, o cinco ciudades portuguesas o polacas, porque si no te digo nada, es que no tengo ni %&$% idea de nada, y si te digo algo, será que he ido a buscarlo en el Atlas. Pero si te aseguro, que mi conocimiento sobre Europa es infinitamente superior que mi conocimiento sobre EEUU. También es cierto, que como soy arqueóloga, mi interés está en otros lugares. Pero solo soy un caso particular.

    Respecto a lo que dices sobre la climtatología, tienes razón que el español promedio no sabe lo que es (y de paso el gallego promedio, y el portugués, francés o alemán). Yo por si acaso voy a mojarme (aunque mis conocimientos científicos sean cero pelotero): supongo que las estaciones climtatológicas serán la sucesión (o evolución) del clima (temperaturas, precipitaciones, humedad relativa) o sensación térmica a lo largo de un año, en un bioma determinado. Pero ya digo que puedo estar diciendo un disparate. No se gran cosa sobre climatología, pero como estudié Geografía e Historia, algo sobre los climas del mundo si se.

  16. galaico67 dijo:

    Sara, tiene más que ver con la orbita alrededor del sol y la inclinación del eje de la tierra durante ese viaje. Antes de los dieciseis todos hemos estado en una clase donde nos lo han explicado.
    Y Pointer tiene algo de razón sobre los insultos. Los más usados en castellano no tienen la misma contundente sonoridad en gallego, asi que dificilmente se podrían traducir de forma literal.

  17. Dr. Pointer dijo:

    No, no, no he hecho nada de eso, y en general en psicología no me meto porque es un jardín (en general escapo de todo lo que no se le puede aplicar el método con garantías). He citado expresamente a la neurología, que no tiene mucho que ver con la psicología. Lo que he dicho es lo que quería decir: personas diferentes. Es usted una vez más la que interpreta y lleva el debate no sé muy bien a dónde. Yo no confundo una persona con sus pautas de comportamiento, son cosas diferentes, y si me permite que insista: usted es una persona diferente, en el pleno sentido del adjetivo, hace 10 años o dentro de 10 años, en unas circunstancias o en otras. Si usted habla en japonés es una persona diferente de si está hablando en latín, lo crea o no, de entrada se involucran zonas cerebrales separadas y nítidamente diferentes (que estarán en la misma área, pero son conexiones neuronales diferentes, gente afectada por lesiones cerebrales ha tenido afasia en una lengua pero no en otra), involucran por tanto emotividades distintas, gestionan la memoria, incluso de los mismos hechos, de forma diferente. Esto son hechos empíricos, probados, registrados con SQUIDs y con EEGs, es algo que pasa continuamente, porque el cerebro no es una «máquina» ni desde luego un algoritmo, es un proceso dinámico y activo, como el clima, no caótico pero contingente.

    Yo siempre hablo en términos empíricos hardcore, para que se guíe.

    No, tu conocimiento sobre Europa es mucho peor que el de EEUU, porque quieras que no, el mercado cultural está controlado y se domina desde el imperio, y lo natural es que sepas cualquier cosa de EEUU y que el inglés sea, todavía, la lengua dominante. En general, las encuestas me dan la razón, por eso digo lo que digo, y los europeos se desconocen profundamente entre ellos, es otro de los problemas de la «construcción europea». Sólo se conocen tópicos los unos de los otros, usted no conoce prácticamente ninguna costumbre, yo he estado en algunos países y salvo que vaya en plan turista, el choque está garantizado, porque son gente distinta y NO los conocemos. Esto no pasa si vamos a los EEUU. De hecho, la gente con cultura en EEUU, tiene una visión global de Europa mucho más acertada que la mayoría de los europeos en situación comparable.

    Supongo que usted me puede decir que en Hispanistán pasa algo parecido, aunque a una escala más reducida. Sí, supongo que sí. Pero esto no pasa en Suíza, por ejemplo, con cuatro lenguas oficiales y si usted nace en la zona francófona le van a enseñar un alemán que no es el que hablan los germanófonos. No sé si me explico.

    El clima prácticamente sólo depende de la inclinación del eje terrestre, y efectivamente se enseña en básica. En realidad además, la Tierra está más próxima al Sol (unos 2 millones de km, hablo de memoria) en el invierno boreal que en el verano boreal. Piense que en invierno los días duran menos porque la inclinación del planeta hace que el sol «dé de refilón» en los territorios al norte del trópico de Cáncer, hasta el punto que por encima del Círculo Polar Ártico simplemente no da, y es noche invernal. Situación que se invierte media revolución después. Es un mero problema de flujo energético.

    Me pregunto cómo puede entender los climas sin saber esto (no es un reproche, es una legítima curiosidad). No me tengo por particularmente inteligente (todo lo contrario), pero no le puedo describir el placer que se siente cuando uno descubre algo por sí mismo en base a lo que ya conoce. Eso me pasó también hace años, cuando me di cuenta que el Amazonas era el río más caudaloso (con brutal diferencia) del mundo porque era casi paralelo al Ecuador.

  18. Sara Mago dijo:

    Gracias galaico. La verdad es que a mi nunca me han explicado que son las estaciones «climtatológicas» (y eso que he estudiado geografía física un rato, e incluso lo he preguntado a mi hermana geóloga y ella pensaba que le estaba hablando de las estaciones «climatológicas»), pero si tu lo equiparas con las estaciones astronómicas, pues estupendo, será así. En realidad, no hablábamos exactamente de insultos, sino del habla soez (decir palabrotas). Desde luego que en castellano son unas, y en gallego otras distintas. Pero quien se expresa diciendo palabrotas en una lengua, lo hace igualmente en otra, aunque los términos que utilice sean distintos. Era lo que quería decir.

  19. Sara Mago dijo:

    Dr. Pointer, en las ciencias sociales no puedes aplicar nunca el método empírico (tal como tu lo ves). Solo podrás llegar a conclusiones desastrosas. En puridad, las ciencias sociales no son exactamente ciencias (ya se que los investigadores se afanan en demostrar que si son ciencias), aunque puedan aplicar ciertos métodos de las ciencias. Aplicas el método inductivo o el hipotético-deductivo. Y punto pelota. Veo que como eres un cero a la izquierda en ciencias sociales (quiero decir que no tienes formación ninguna) pretendes aplicar metodologías de las llamadas ciencias «naturales» a una conversación que no versa precisamente sobre ciencias.

    Bien, pensé que al hablar de «personalidad» querías hablar de la «psique» del individuo, no de su evolución biológica. Naturalmente que hace 10 años era más joven que ahora, y por tanto soy una «persona» distinta. Debo decirte también que la personalidad y el comportamiento no son tampoco estáticos, sino dinámicos. La personalidad la vamos construyendo a lo largo de nuestra vida, no nacemos con ella. Pero que evolucione no significa que cambies sustancialmente de personalidad, pues esta está sujeta a tus experiencias personales, tu educación y tu carácter. Desde luego, no varía en absoluto cuando hablas en otra lengua (que en definitiva es lo que yo quería decirte), ni cuando adoptas otras costumbres. Te podrías asombrar de que a veces puedes sentir una mayor empatía personal con una persona de otra «cultura», o «raza» o con otro idioma distinto al tuyo, que con una persona de tu país o incluso de tu mismo pueblo. La personalidad no es algo colectivo, es individual.

    No estoy para nada de acuerdo con lo que dices de las lenguas. Yo, Sara Mago, soy exactamente la misma persona hablando castellano que francés. No importan las neuronas que se activen en mi cerebro, soy la misma persona. No influye para nada el idioma que hablo, en como me expreso (salvo en los aspectos formales específicos de cada idioma), ni en las intenciones de lo que digo. En realidad, en todos los idiomas puedes expresar las mismas gamas de sentimientos, emociones, o ideas; aunque formalmente utilices otros recursos. De tal manera, que si tu forma de expresarte en el castellano es soez y llena de palabrotas, lo será igual en cualquier otro idioma que emplees, porque con ello solo estás expresando tus emociones (que lógicamente no van a variar con el idioma). Otra cosa es que consideres que hay que hablarle de una forma distinta a un inglés (y te reserves lo mejor de tu educación para conversar) que a un castellano (al que desprecias y reservas lo peor de tu educación). Esto es algo muy distinto de lo que veníamos hablando.

    Supongo que lo de las «estaciones climtatológicas» era una boutade para ver si picaba. Y, tonta de mí, piqué.Yo entendí en un primer momento que estarías hablando de la climatología, pero ¡como contigo nunca se sabe!. Por supuesto que entiendo de climatología (es una rama fundamental de la geografía física) y por supuesto que se la explico perfectamente a mis alumnos. Déjame puntualizarte algo al respecto: en realidad el clima no depende solo de factores astronómicos (aunque obviamente estos sean muy importantes). Depende también de otros factores que nada tienen que ver con los movimientos de la tierra ni el eje de inclinación: hay factores dinámicos como la «corriente del chorro», el frente polar, las características de las masas de aire, los centros de acción; y también hay factores geográficos, como la influencia marina, la orientación del territorio o la proximidad a los continentes. La climatología es algo muy complejo.

  20. Sara Mago dijo:

    Por cierto, respecto a mi conocimiento sobre Europa y EE.UU. Insisto en que es infinitamente superior el primero sobre el segundo. Me da igual que domine el inglés, yo hablo francés, y la «cultura popular» americana (o estadounidense) me la refanfinfla por completo. No se lo que será en tu caso. Los europeos, como he dicho, solo estudian la historia, la geografía, la literatura, el arte, la música, o lo que quieras de Europa. Es muy poco lo que saben acerca de otras culturas (en realidad prácticamente nada, por eso tienen esos prejuicios racistas generalmente).

    Haz una pequeña prueba: ve a una gran librería (tipo Fnac, o Espasa Calpe, donde hay de todo), y cuenta en la sección de historia, el nº de estanterías que se dedican al antiguo Egipto o a Mesopotamia, y las que se dedican a Grecia o Roma. No tiene color. Consulta una Historia del Arte Universal. Excepto un tomo dedicado al Arte Islámico, otro al Precolombino, otro al Africano y otro al Asiático, los restantes 20 tomos se dedican al arte europeo (y no porque en otros lugares no existan las manifestaciones artísticas). Nos damos demasiada importancia los europeos, somos demasiado eurocéntricos. La cultura popular americana solo cala entre los más jóvenes, pero el sistema de enseñanza se encarga de «corregir» ese error.

  21. Dr. Pointer dijo:

    «Pero quien se expresa diciendo palabrotas en una lengua, lo hace igualmente en otra, aunque los términos que utilice sean distintos.» No, se equivoca usted de medio a medio. Un jurista, en el ejercicio de su profesión se expresa en registro jurisprudente. Es sumamente poco frecuente que lo haga fuera de ese ámbito. Lo mismo puede decirse de un médico. Usted misma puede comprobar que, con toda probabilidad, no se expresa igual aquí, que en su vida cotidiana, que en su trabajo (que ni sé cuál es, ni pregunto, pero conozco casos de teleoperadores que hasta modifican su acento). Si yo me expreso así en castellano, por las razones que sean, se deberán a la particular sociolingüística del contexto y del idioma, y no tiene por qué ser igual en otra lengua -y de hecho, no lo es.

    Vea que le repito una y otra vez lo mismo.

    Las ciencias sociales no son actualmente ciencias como no lo era la alquimia, la «medicina» medieval, la astrología o lo que quiera. Las ciencias sociales son hoy muchísimo más empíricas que hace 100 años, ni color, mire, y más que lo van a ser, que lo son ya muchísimo. La ignorancia a medida que se retira abre paso al método científico, y hay muchas maneras de aplicarlo. Para nada es necesario crear experimentos frankestenianos, podemos saber cómo tiene usted su hígado sin abrirle en canal o ver qué hay a 100 m de profundidad sin hacer un peacho bujero. Igual que sabemos cómo es Marte sin ir allí (al menos, no nosotros). Tiene usted un concepto pobrísimo del método científico y sobrevalora totalmente la filosofía (que yo no estoy diciendo que haya que minusvalorarla, pero no tomaría aspirinas para una hemorragia).

    Usted es esencialista aunque diga lo contrario. No existe ese esencialismo de la persona ni de la personalidad. Usted se engaña en lo mismo que el semiólogo metido a escribir anacronismos apuntó con muy buen tino: stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus. Existe continuidad, pero eso no es esencialismo. Además tiene tendencia brutal a empanarse en ontologías y zarandajas varias. Las cosas, o son, o no son, es bastante simple, y gracias a la mecánica cuántica ya sabemos si pueden ser o no.

    De nuevo confunde todo: un idioma es totalmente neutral, y hablando en cierto modo, no existe si no tiene gente que lo hable. El castellano, como el ainu o el rurasimi, si lo aisla usted y lo disecta en plan forense, se queda en lo que le dije, que le resbaló completamente, un corpus léxico y un conjunto de reglas gramaticales. Pero eso es el hígado en su mano. El hígado forma parte de un todo mayor, y las lenguas viven en sus hablantes. Son sus hablantes los que optan y escogen unos y otros registros, y su forma de ver el mundo. Las lenguas son muy elásticas, simplemente usted ve el mundo de forma diferente en japonés o en árabe, ni mejor ni peor: sólo distinto. Es fácil de percibir que si existen lenguas distintas desde que existen humanos, está claro que desempeñan (la glotodiversidad) un papel crítico y fundamental en la supervivencia humana. Es más, verá usted que las grandes «civilizaciones» (o imperios, como guste), se expanden para colapsar usualmente en medio de un desastre generalizado, no es ajeno a ello el empobrecimiento cultural lingüístico, que cuando el complejo sociopolítico desaparece se restaura de forma natural, igual que allá donde los humanos han dejado de vivir la naturaleza se regenera. En Flandes, usted cambia de dialecto cada 50 km, aproximadamente, o en Suíza, cada cantón o más fragmentado aún. La pobreza dialectal de España (en todas sus lenguas) a mí me parece evidentemente conectada con el fracaso social y político. Para que me entienda, a Castilla la han dejado literalmente hecha un solar, y no es falso en absoluto lo que escribían los antiguos que una ardilla podía ir de rama en rama sin tocar el suelo desde Gibraltar hasta el Nervión.

    Y obviamente yo no desprecio a nadie. En el Reino Unido, por ejemplo, dan las gracias continuamente, y piden todo por favor: please-thank you. Es una costumbre sociolingüística. Quien no hace esto, es un impresentable y como tal es socialmente estigmatizado. Yo hago lo mismo en este país, aunque no se lo crea, porque yo no hablo en el mundo físico como escribo aquí, y lo mejor que suelo recibir es una total indiferencia, cuando no se ríen de mí, y no es victimismo, se lo juro por Snoopy. Yo no tengo la culpa de que este país sea así y otros asado. Ya eran así antes de llegar yo, se lo juro por el portal de Al-Assad. Dicho sea de paso, en inglés cuando blasfeman dicen cosas como «Jesus Fucking Christ» o «Holy Crap», de hecho decir «Jesus» no es exactamente educado (de ahí que ningún anglófono se llame así, y se planteen situaciones risibles en EEUU con los hispanos que llevan ese nombre), y no se me ocurriría decir como dice usted que los denigro o los considero inferiores. Eso está todo en su cabeza, que es una máquina de parir embudos.

    Todo eso que me habla del clima depende en última instancia del motor de la energía solar. El flujo de energía por metro cuadrado que se recibe del Sol. Todo lo demás es complejidad del fenómeno, pero cierra usted el grifo y se congela todo. Tal cual.

    Sí, mire, coincidimos en una cosa, me gusta la librería de la FNAC xD. Me pillo un libro y me lo pongo a leer sin ningún pudor (salvo que esté precintado, claro). Después prefiero comprarlo en una librería de toda la vida, de esas de autónomo. Esta vez se lo reconozco: por ideología pura y dura (porque además, me suele salir más caro).

    Lo que usted sea (o yo sea) es un caso puntual. Hablando de Europa en general, me temo que las cosas son como le cuento. Sabe más de España un americano promedio que un británico promedio, además en comparación bochornosa, y eso que tenemos tres cuartos de millón de británicos censados en Hispanistán. Otra cosa es que la mentalidad británica sea diferente, y que en realidad los británicos, como usted dice, no necesiten saber ciertos datos que pueden tener en cualquier momento. Pero si de lo que estamos hablando es de ignorancia, la ignorancia entre europeos es de tener miedo. Además es un problema generacional. Parte del problema ha venido causado por la guerra fría, y la ocultación deliberada de la historia europea en ambos lados de la divisoria (a.k.a. «el telón de acero»). Pero el problema existe y es muy real, y si no me cree, hace muy bien: sea escéptica e infórmese por su cuenta.

  22. Sara Mago dijo:

    Ja, ja, Dr. Pointer. Nuestras conversaciones empiezan bien, y terminan siendo un completo diálogo de besugos. Yo no he hecho mención ninguna a la filosofía: ni soy esencialista, ni existencialista, ni ningún -ista filosófico (o ideológico), por más que sigas manteniendo esa idea de mí. En realidad estábamos hablando de «Psicología del lenguaje»; estábamos hablando del comportamiento que tenemos cuando hablamos en distintas lenguas, ergo estamos hablando de psicología. No de filosofía o de neurología. Tampoco veo a que viene la alusión a Umberto Ecco, y su famoso final de «El nombre de la Rosa» («…de la rosa primigenia, nos queda únicamente el nombre…». Supongo que querías meter un poco de «color» al diálogo.

    No estamos hablando del lenguaje «profesional» que podemos utilizar en el ejercicio de una profesión cualquiera (que por otra parte es un lenguaje común a toda una profesión, y bastante encorsetado), sino del habla coloquial, o cotidiana. Conozco a algunos bilingües a mi alrededor a los que pregunté si se producía ese fenómeno que tu me explicas (creo que ayer te convertiste en el centro del debate con mis amigos), y me miraron extrañados, porque el bilingüe tiende a soñar indistintamente con un idioma o con el otro, o incluso dirigirse a los demás en el idioma equivocado. No notan ningún cambio en su «comportamiento lingüístico» cuando se dirigen en un idioma o en el otro a los demás. Quizá eso que tu dices (alguno había que te dio la razón), sucede cuando no eres bilingüe, sino que simplemente conoces otro idioma. Pero esto sucede porque te estás dirigiendo a una persona que tiene otra cultura diferente de la tuya en la que tu tratas de integrarte, y lo haces cambiando el registro lingüístico. Quizá eso es lo que te pasa a ti con el castellano: que crees que utilizando el lenguaje soez te haces respetar más (especialmente cuando se habla con varones) que si utilizas un lenguaje culto (alguna vez me dijiste que temías que te tomaran por «gilipollas» si hablabas bien). Por mí, eres mucho más respetable hablando «culto».

    Respecto a las Ciencias Sociales, insisto en que no son ciencias «empíricas», aunque en efecto utilicen algunos de los «métodos científicos». Te pongo un ejemplo: la historia. El trabajo del historiador, se parece más al de un detective que al de un científico: busca pistas (es decir, fuentes) de lo que pasó en el pasado, como hace un detective para desentrañar un misterio. Ten en cuenta que el pasado es una «realidad acontecida», no una construcción teórica; las «hipótesis» que establezcas no pueden ser otra cosa que provisionales y nunca cerradas, porque en cualquier momento otra fuente que encuentres (por ejemplo arqueológica) te hecha por tierra toda tu construcción teórica. Hay en efecto, algunos historiadores y escuelas historiográficas (por ejemplo la Escuela Cuantitativa), que han pretendido demostrar que la Historia es una disciplina científica, y hasta han utilizado modelos matemáticos para explicarla. Todo eso a lo único que ha conducido, es al desprestigio que actualmente tienen las Ciencias Sociales. Yo creo que cada disciplina debe mantenerse en su sitio, hay personas con una inteligencia apropiada para las Ciencias Sociales, otras para las Humanidades, y otras paras las Ciencias empíricas. Y hay que dejarse de chorradas de considerar más listo o más tonto a una persona según la disciplina que haya estudiado (ya se que esto no lo has dicho tu, lo digo yo).

    Y ¿que me dices de los americanos? (supongo que te refieres a los estadounidenses), ¿que saben más de España que los británicos? No me cuentes chistes. Los americanos son analfabetos funcionales: ahí tienes al ex-presidente Reagan que cuando viajó a no me acuerdo que país de Latinoamérica, dijo que estaba encantado de conocer un país Mediterráneo, en vez de Caribeño (o quizá la anécdota fue al contrario, no recuerdo bien). Lo que quiero decirte es que los americanos no saben ni situar España en un mapa, consideran que está en el Caribe. En las películas que tratan sobre los mejicanos, siempre meten flamenco de música de fondo. Si es que son un caso clínico. Los americanos no saben nada del mundo (desde luego de lo que más saben es de Europa, pero desengáñate, tampoco es que sepan mucho). En Europa la gente suele ser más culta, y más viajada. No digo que sepan mucho sobre España, pero si es cierto que desde nuestro ingreso en la UE suelen conocerla mejor. Y viceversa, también los españoles conocemos mejor nuestro entorno, gracias también a que viajamos más por Europa. Los programas «Erasmus» han hecho mucho para ese mayor conocimiento mutuo. Y te estoy hablando no solo de una cultura de élite (literatura, arte…), sino de costumbres propias de cada país. Europa cada vez se uniformiza más. Es un hecho.

  23. Sara Mago dijo:

    Por cierto, Dr. Pointer: no se dice «pobrísimo», se dice «paupérrimo» (sin acritud). No me vayas a romper la imagen de perfecto filólogo que tienes (ja,ja).

  24. Dr. Pointer dijo:

    Como siempre, no sé lo que quiere decir (luego soy yo el que se explica mal), pero lo que es decir, se dice como ve: el DRAE trae expresamente (le traigo el DRAE porque usted acepta su autoridad),

    pobre.
    (Del lat. pauper, -ēris).
    ¶MORF. sups. paupérrimo – cult.-, pobrísimo.

    Es lo mismo que buenísimo o bonísimo, sólo que en este caso la segunda ya ni se oye.

    De hecho, en mi opinión, existe un matiz entre ambas palabras. Pero esto es un debate académico.

    Será diálogo de besugos porque por ejemplo, yo le insisto que no quiero hablar en términos psicológicos y usted me vuelve a vender la misma empanadilla. Yo le estoy hablando en términos neurológicos, que es lo único que puedo comprobar y verificar empíricamente, y le garantizo que es usted una persona diferente hablando en castellano o en latín. De hecho, usa zonas del cerebro totalmente distintas. Volviendo a la analogía del clima, es como si usted me dice que es lo mismo una ciclogénesis explosiva que una brisa templada de mayo. Pues sí, es todo clima, desde luego, pero es bastante diferente. Sobre todo para la cuenta que le tiene.

    Eco es semiólogo, por tanto es muy pertinente la cita. La mente humana trabaja con conceptos, y aunque no se lo crea, esos conceptos son diferentes según su estado o, de nuevo, la lengua que habla. Además se la puse porque es usted esencialista aunque lo niegue, a ver, es que no tiene sentido estar repitiendo siempre lo mismo: usted dice que una persona siempre es más o menos lo mismo, yo le digo que no. Que exsite una continuidad en el tiempo, pero eso no es ser lo mismo. Vamos, para nada.

    Pues lo siento de nuevo: sí son empíricas. Sucede que el método todavía no se puede aplicar a todos los campos (incluso dentro de la misma disciplina), pero todo llegará. Ya se lo expliqué antes. Por ejemplo, hoy usted puede probar si la Beltraneja era o no era hija de Enrique, fácil y barato. Eso es una prueba empírica, y las consecuencias de uno u otro resultado son devastadoras para los libros de historia.

    Un detective, ya desde Poe y no digamos Conan Doyle, ES un científico. Utiliza el método continuamente. De hecho, las novelas de Sherlock Holmes suelen traer unas alusiones veladas muy curiosas (Conan Doyle era médico, como ya sabrá):

    El complejo de tontos o listos lo tiene usted, con todo respeto, que lo saca continuamente y ya me está pareciendo mal porque yo no lo he puesto NUNCA encima de la mesa. Mire, la alquimia no vale para nada, más allá de un interés cultural y antropológico (valiosísimo), pero ni yo ni usted ni nadie tienen la culpa de eso. Ni ellos eran más tontos ni nosotros somos más listos. ¿Por qué cojones está dando la matraca todo el tiempo con eso? Pues se lo digo yo: porque tiene imbuido un sentimiento de inferioridad hispanistano (que proviene directamente de la sociedad estamental del Ancien Régime).

    Mire, el ínidce de analfabetos funcionales es mayor en Hispanistán que en EEUU. En Hispanistán no se ha hecho nada, yo no tengo la culpa, los EEUU han montado Yale y Harvard y el MIT y el CalTech y han mandado unos militares a la Luna. No sé usted, pero veo complicado que un país de analfabetos funcionales haga eso.

    Busque encuestas, ya se lo he dicho. Aún no hace ni dos semanas que he visto una, el 85% de los alumnos medios en EEUU son perfectamente capaces de identificar España en un mapa de Europa. La cifra es (mucho) más baja en algunos países de Europa.

    No, mujer. Para los americanos, el mundo es SU IMPERIO. ¿Capta la diferencia? No.

  25. Dr. Pointer dijo:

    http://www.boredpanda.com/americans-place-european-countries-on-map/

    Para su solaz y esparcimiento. No se pierda el dibujo donde sale «Rafa Nadal». Por cierto, dudo que en Hispanistán ni el 5% de la población sea capaz de nombrar las repúblicas ex-yugoslavas.

  26. Sara Mago dijo:

    Termina una por aburrirse cuando te pones tan negativo. Eres un caso clínico. En fin, dejemos la discusión que no vamos llegar a ninguna parte. ¡Ah, lo de los mapas! ¿Quién te dice a ti que no se han copiado?

  27. Sara Mago dijo:

    Por cierto, no todo el que investiga es un científico. Los detectives no son científicos. No hacen ciencia.

  28. Dr. Pointer dijo:

    Los que he citado, utilizan el método científico. La palabra «científico» no significa nada aplicada a una persona. La ciencia tiene un método, usted puede aplicarlo o no, sea artesana o bióloga molecular, o no aplicarlo siendo médico de campanillas o físico cometiendo fraudes de escándalo.

    El método supongo que lo conoce. Ya sabe, más o menos formular hipótesis a partir de observaciones empíricas y posteriormente comprobar la hipótesis para ver si es válida. La naturaleza tiene la última palabra, no la lógica de nuestras cabecitas.

    ¿Negativo, yo? xD

    Esos mapas son una chorrez. Se los puse para que se ría. Pero como ve, Spain es ubicada correctamente en todos los casos. La verdad es que no es difícil, apelando a la memoria visual. Supongo que es el equivalente a Florida, en cambio seguro que ya la gente duda más si se trata de ubicar Missouri o Kansas.

  29. Dr. Pointer dijo:

    Ah, me olvidaba: «ciencia» todavía conserva acepciones arcaicas, como «conocimiento adquirido a través de estudio y práctica», que esto podría ser la definición de gung fu, por ejemplo. Usted se está refiriendo a la que ha casi desplazado a todas las demás, la de «conocimiento adquirido a través del método científico». Es usted una vez más la que identifca esto con la HardSci, la física, la química, la biología… no es así. Usted puede aplicar el método científico desde el CSI de los cojones hasta averiguar dónde está la gotera de su casa.

    Es una herramienta humana, la más valiosa y poderosa que hemos creado. Y la única que nos suministra conocimiento fiable.

  30. Sara Mago dijo:

    Con lo de «negativo», me refiero a que no podemos estar diciendo no, no, y no a todo. No podemos estar hablando uno de una cosa, y la otra de otra cosa distinta. Hay que centrarse, porque si no, cansa.

    Se perfectamente que la Historia, la Geografía (con más razón aún), la Antropología, o la Psicología (amén de otras), son disciplinas consideradas «científicas», y son denominadas «ciencias» sociales. Se perfectamente, que han utilizado el llamado «método científico» (inductivo o hipotético-deductivo). Lo que te sucede a ti , es precisamente lo último que has dicho: que tienes una concepción de lo que es «ciencia» anticuada, que engloba todo el conocimiento que existe, simplemente por que hay que «razonar» acerca de ello (o hay que ser objetivo).

    El debate sobre si la Historia es ciencia o no, ya es bastante viejo; desde Voltaire, pasando por Comte (ambos filósofos y no historiadores) que dará el «positivismo» de Ranke (este si, ya historiador) a nuestros días han surgido muchas escuelas historiográficas que afirman que es una ciencia; y otros (de Karl Popper a nuestros días), que lo han negado. Pero me gustaría llamarte la atención sobre algo. Ya el mero hecho de que se hayan desarrollado tantas escuelas con interpretaciones tan distintas de la Historia, te da una pista de la «acientificidad» (toma lenguaje creativo) de la misma. Si el método científico te conduce a la verificación de unas hipótesis y la creación subsiguiente de leyes generales, ¿como es que estas leyes generales no funcionan, y son echadas por tierra cada dos por tres en la Historia? Pues contestar a esto es muy sencillo, y lo dije antes: la Historia es una «realidad acontecida», no puedes formular leyes que la expliquen, porque cada hecho solo sucede una vez tal como sucedió, es único, no está sujeto a leyes generales. Si estableces leyes para explicar los hechos ( a parte de no explicar nada) lo que estás haciendo es una especie de filosofía de la historia. Estás construyendo una teoría, que nunca, nunca podrás contrastar con los hechos concretos. El historiador, es un investigador, y desde luego utiliza un «método científico», amén de utilizar también ciencias auxiliares (como la física, la química, la economía) para llegar a la verdad de los hechos, pero no hace ciencia. Hace Historia. Investiga, no «crea», ni «descubre».

    Como te dije, precisamente ese empeño en querer considerar la Historia como una ciencia y por tanto una disciplina científica que han tenido unas y otras escuelas historiográficas, es exactamente lo que ha contribuido a su desprestigio social. Resulta (como tu has reconocido antes para la Psicología) que las ciencias sociales son pura cháchara (tu has dicho «un jardín»), lo que cuentan son puros cuentos (valga la redundancia), y se ha llegado a esa conclusión por llegar a situaciones tan ridículas como utilizar modelos matemáticos para establecer hipótesis, que luego no pueden contrastarse con la realidad. Sin duda la historia se vale de muchas disciplinas que si son científicas, pero hay que prevenirse mucho de llamar «ciencia» a la propia historia.

  31. Dr. Pointer dijo:

    Pero a ver, con el máximo respeto, es que usted es sorda de lectoescritura. No es que «para mí», es que ya se lo he dicho 497 veces. Usted puede usar la palabra como quiera, verá que yo siempre me he referido al método científico, que no tiene ambigüedad posible. Y ya le he dicho también que hay muchas clases de conocimiento, pero ése es superior, es usted la que automáticamente cuando le dicen que algo está mejor / tiene más ventajas dice que las alternativas son una puta mierda. No (lo siento). Ahora, el conocimiento que no venga del método ni tiene garantías ni es fiable. Esto es lo que hay.

    Me parece que usted confunde muchísimas cosas. La historia son, ante todo, hechos pelados. Hechos. No la interpretación de esos hechos, eso si me lo permite no sé si es historia siquiera. Historia es tener una distribución socioeconómica de clases sociales en la corona de Francia en 1789, historia es tener un flujo de capitales de la misma época, historia es saber qué hizo cada cual. Interpretar esto o aquello, eso no es historia. En mi humilde opinión, claro. Otra ventaja que tiene la ciencia, es que no necesita que se «interprete» nada, la Ley de la Gravitación no se interpreta, la Evolución no se interpreta, sorpréndase, la Mecánica Cuántica no se interpreta (sí, ya sé que hay legiones de peña que se dedican a eso, precisamente). Y por si no lo pilla: me estoy explicando, no estoy convirtiéndola a usted al Evangelio.

    Es que la historia «interpretada» responde siempre a intereses políticos, además con fecha de caducidad. La historia de la que usted habla es una colección de hagiografías y de destinos en lo Universal. Insisto: eso ni es historia ni es nada, son chorradas.

    Lo de que la psicología (que fue expresamente a lo que apliqué el término) es un jardín lo dije porque tiene usted escuelas que afirman una cosa y su contraria, y yo, me pierdo. No estoy minusvalorando nada, es que no me da la neurona para manejarme por ahí. No puedorl. No me estoy riendo, ni estoy haciendo burla. Ni estoy denigrando a los que trabajan en eso, pero insisto: a mí eso no me sirve, obviamente habrá otras (muchísimas) personas a las que sí, y como toda actividad humana, siempre tendrá aspectos positivos mayores o menores. Pero, se lo repito, a ver si usted no me lo repite: es que yo no tengo formación ni mental ni académica para moverme por ahí, me entra dolor de cabeza. Supongo que a usted le pasará lo mismo con otras cosas.

  32. Sara Mago dijo:

    Dr. Pointer: me he explicado (creo) perfectamente. ¿Quieres hacer el FAVOR de leer lo que escribo? Gracias. No tengo el más mínimo problema de «sordera», antes bien , eres tu el que me demuestras dicho problema. ¿Podrías señalarme donde he hablado yo de «interpretar» la historia? ¿Me tomas por necia, o es que no me crees si te digo que soy historiadora? ¿Acaso he considerado yo que te estás burlando de la Psicología (o de las ciencias sociales en general)? ¿Me he quejado de ello? Es que te montas unas películas de alucine. Si precisamente he obviado tu comentario sobre que «tengo un sentimiento de inferioridad hispanistano…», por considerarlo una soberana chorrada ( por considerar que no te has enterado de lo que he escrito). En fin, me aburro. Me voy a jugar al Mahjong. Hasta mañana (a ver si estás un poco más positivo).

  33. Dr. Pointer dijo:

    Pues sí. Si no, no hubiera escrito lo que escribí. La verdad es que me deja sin palabras, hace lo que digo que hace y luego dice que no lo hace y que lo hago yo.

    Yo lo que usted quiera. A mí, si las cosas son de buena fe nunca me parecen mal. Somos humanos. Lo que me cabrea es que las hagan a mala hostia, como el gobierno, por ejemplo.

  34. Sara Mago dijo:

    Ja, ja, ja. Vale, hoy te has levantado menos «espeso». Es que te tengo por una persona con una gran cultura de letras, que no se asusta por un debate y es capaz de escribir con más de 500 palabras de vocabulario. No todo el mundo aquí puede hacerlo, algunos dan la callada por respuesta. No concibo que en unas entradas seas capaz de utilizar palabras cultas como «eyección» o «expletivo», y luego vayas y te hagas la picha un lio con una frasecita que está claro lo que significa: «…se hayan desarrollado tantas escuelas con interpretaciones tan distintas de la historia…». Si no te gusta esa palabra «interpretaciones», te coges un diccionario de sinónimos y te colocas otra, por ejemplo: «…se hayan desarrollado tantas escuelas con visiones tan distintas de la historia…». Pero por favor, no me la saques de contexto para tirármela a la cara, diciéndome que confundo mucho las cosas y que la historia no es interpretada. Ya se que la historia no es ninguna interpretación de nada (para «interpretar» están los músicos); es que soy historiadora (aunque no te lo creas), y he dicho muy claro que la historia es la «realidad acontecida» (y además lo puse así, entre comillas), y por consiguiente, no puedes extraer «leyes generales» de ella (como se hacen con las ciencias). También he dicho que debido a esa insistencia de las diversas escuelas historiográficas en pretender demostrar que es una ciencia, la sociedad en general (no tú) ha comenzado ha verla como pura cháchara. Bien es cierto, que hoy en día no solo hay un desprestigio de las ciencias sociales, sino que también empieza a desprestigiarse las mismas ciencias naturales. A mucha gente le he oído decir de algún nuevo descubrimiento científico que no es más que pseudociencia. Hoy en día solo se respeta la tecnología. Pero, ¡cuidado! no es que ese desprestigio me haga sentir inferior a nadie, ni superior si vamos al caso (¡a mi que me importa lo que piensa la gente!); simplemente me limitaba a decir que está desprestigiada. Y es verdad. Ellos se lo pierden. Pero, ¡por Dios!, no estaba hablando de ti, en particular.

  35. Dr. Pointer dijo:

    Es que no son visiones, son interpretaciones. Una visión es un punto de vista con sus limitaciones, una interpretación es una reconstrucción con mayor o menor sesgo.

    Ahí da usted en el clavo: la música se interpreta. La historia, no debería.

    Sí, es cierto que se valora más la tecnología que la ciencia (que es la fuente). Y es un problema muy serio que tenemos, porque la tecnología es, como tantas cosas, cultural, sesgada, es la aplicación del conocimiento científico SIN utilizar el propio método. Tenemos bombas atómicas porque queremos, no porque las leyes de la naturaleza nos impelan a eso, y nuestros sueños y pesadillas son culturales, concretos, de nuestra época y nuestro lugar, para nada son universales a toda la especie humana y todas las épocas. La tecnología además está impregnada de creencias religiosas occidentales, para que me entienda, si los mayas o los ashanti hubieran alcanzado el mismo conocimiento científico que hemos alcanzado nosotros, los occidentales, con total certeza su tecnología sería completamente diferente. Entendámonos, no los principios científicos necesarios para su funcionamiento, sino «los cacharritos» que tendrían y sus propósitos, claramente sociales.

    Pero esto no tiene nada que ver con la historia. De hecho, la inmensa y aplastante mayoría de los historiadores (incluso aquellos que han aplicado bastante correctamente el método) se les ha pasado por alto la revolución más importante de Occidente: la revolución científica. Ha sido este conocimiento el que ha cambiado Occidente por completo (y no tanto, como intento explicar arriba). Los descubrimientos sanitarios y biológicos han cambiado el mundo infinitamente más que cualquier actividad política humana en los casi 7 milenios de registro histórico.

  36. Sara Mago dijo:

    Si, hay algunas escuelas historiográficas que hacen hincapié en que el motor de los cambios en la historia, no es exactamente la política o la economía, sino las transformaciones culturales (entre las cuales claro está, se hallan la ciencia y la tecnología). De hecho, desde la «Nueva Historia» ( más o menos a partir de los 70), surgen varias escuelas «interpretativas» (ya lo pongo entre comillas, por si las moscas) que dan más importancia a los aspectos culturales, que a los económicos o políticos, y cualquier historiador hoy en día tiene en cuenta todos los aspectos (sociales, culturales, políticos, etc) posibles a la hora de reconstruir el pasado. Ten en cuenta que todo es «historiable», no solo los hechos pelados, sino también el arte, la literatura, el pensamiento, y desde luego la propia ciencia. La tendencia hoy, es tener en cuenta todas estas ramas del saber a la hora de reconstruir esa «realidad acontecida» de la que hablaba yo. Que no solo son hechos políticos o cambios económicos.

    Voy a pasar la «nochevieja» fuera de mi casa (una estupenda y tranquila noche jugando al Rumi o a los dados), por lo que si no me contestas te deseo que pases un buen fin de año, y tengas una feliz entrada para el que viene. Y no bebas mucho que luego viene la resaca del día 1.

  37. Dr. Pointer dijo:

    Me va a perdonar que no le contestase antes, no he podido porque he estado (aún estoy) enfermo. No se preocupe, que nunca bebo, ni tampoco celebro nunca la tontería esta de «fin de año». Pero le pongo esto porque creo que su hermano va a tener razón al final de todo:

    http://www.agenciasinc.es/Noticias/Un-40-de-los-familares-de-celiacos-puede-sufrir-sintomas-aunque-los-analisis-den-negativo

    No la hacía a usted tan militante del convencionalismo burgués. Feliz año igualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *