Francia impide el acuerdo sobre el programa nuclear iraní

No ha habido acuerdo de momento. Los negociadores han convocado otra reunión para dentro de diez días. La discusión sobre el programa nuclear iraní parecía estar muy encauzada, tanto que hizo que John Kerry viajara a Ginebra y que un día después aparecieran los representantes chino y ruso. Y al final fue Francia la que, según la mayoría de las versiones, dijo que no había acuerdo posible en esas condiciones.

Fue la forma en que el ministro francés, Laurent Fabius, dejó en público patentes sus discrepancias la que despertó las sospechas. Habitualmente,  en estas negociaciones nadie tiene muchas ganas de explicar en qué se ha fallado. Los ministros salen corriendo sin prestar atención a los periodistas y sus portavoces anuncian que las conversaciones han sido francas y cordiales, desde luego muy constructivas, pero que aún es pronto para decir que el acuerdo está cerca.

Esta vez, y justo antes de que Catherine Ashton y el ministro iraní de Exteriores se presentaran en rueda de prensa, Fabius hizo unas declaraciones a la prensa para anunciar el fracaso de la cita de Ginebra. Quería aparecer en los informativos de su país y, sobre todo, devolver a Francia a la primera línea de los titulares en la semana en que S&P le había rebajado la nota de calificación de su deuda. Para un país cuyo presidente está en la cota más baja de popularidad de su elección, eso no es un detalle menor.

París no está de acuerdo con que el acuerdo no establezca más limitaciones en la capacidad de Irán para enriquecer uranio. Tampoco cree que se haya conseguido impedir que Irán desarrolle en el reactor de Arak un programa para producir plutonio. Son dos puntos en los que aparentemente Washington creía que se podía conseguir un acuerdo satisfactorio, con lo que es legítimo preguntarse cuáles son las intenciones francesas. Dos países con gobiernos muy diferentes, Israel y Arabia Saudí, están en contra de cualquier acuerdo que permita conservar el programa nuclear iraní, aunque se limite a producir energía con fines pacíficos. Me pregunto qué espera obtener Francia de estos dos países.

Sin embargo, el Gobierno británico aún dice que el acuerdo es posible. Teherán no ha aprovechado la oportunidad para criticar a Francia y se ha limitado a mantener una postura realista: el acuerdo es complicado y sólo es necesario más tiempo. Está claro que Irán quiere y necesita un pacto, y no lo va a echar por la borda por una reacción exagerada en estos momentos.

La postura francesa es difícilmente comprensible en relación al reactor de Arak. Si se utilizara para producir plutonio, lo que no quiere decir que estemos seguros de que esa es su finalidad, ahí no habría dudas sobre su posterior utilización para fines militares. Pero lo que ocurre es que no hay ningún tipo de urgencia en relación a Arak. Esas instalaciones se están construyendo ahora. No estarán operativas hasta mediados de 2014 y es probable que no puedan funcionar a pleno rendimiento hasta el 2015. Si fuera verdad que se van a emplear para producir plutonio, estaría muy por encima del plazo de seis meses que se ha estado negociando en Ginebra para conseguir una suspensión inmediata y temporal del programa nuclear iraní a la espera de un acuerdo definitivo.

Hollande visita Israel este lunes y tendrá su momento de gloria con un discurso en el Parlamento. Quizá sólo pretenda disfrutar de su momento de gloria.

Esta entrada fue publicada en Francia, Iran, Israel, Nuclear y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Francia impide el acuerdo sobre el programa nuclear iraní

  1. John Doe dijo:

    ¡No pequemos de alarmistas! Dejemos que los iraníes terminen de construir el reactor de Arak y empiecen a producir plutonio de grado militar antes de comenzar a lanzar acusaciones. Porque si no puedes confiar en unos fanáticos religiosos que han jurado arrojar a los israelíes al mar y destruir al Gran Satán estadounidense, ¿de quién te vas a fiar? Quiero decir, Irán necesita reactores nucleares para solucionar sus problemas energéticos, ¿verdad? No es como si estuvieran nadando en un mar de petróleo. ¡Qué desconfiados son estos infieles? ¡Oh, mirad! ¿No es un hongo atómico eso que eleva en el horizonte, justo donde solía estar Tel Aviv?

  2. mikel dijo:

    Esto promete ponerse interesante.
    Francia, en un “Ménage à trois” con Israel y Arabia Saudí.

    Jo, jo, jo… Lo que nos vanos a reír…por no llorar (Algunos)

  3. Dr. Pointer dijo:

    Pues menos mal que La France and the US son aliados. La furia bizantina que tenía la delegación USA por las chuminadas de los franceses es bastante patente. Dudo que el subnormal de Hollande pueda torpedear el tratado (bueno, por llamarle algo), ahora, que él no valga ni para tomar por culo no quiere decir que no le vayan a dar, a él y a su país. Qué suerte que sean aliados.

    Este meningítico ya dejó el PS hecho unas bragas, tuvo que venir la Martine Aubry a ponerlo a funcionar. Hubiera ganado la Aubry, ahora habría una presidente en Francia, poniendo firme a la vaca Milka, y no la broma que tienen, el monigote este y sus ministros garrulos que parecen españoles (de hecho, uno es que lo es, y da entrevistas a la prensa española… en francés), pero prefirieron poner a este mamarracho (obviamente, la Aubry las coñas las arregla a hostias y eso golpistas y gente amiga de trincar, como que no le va), pues nada, van a comer Le Pen una temporada. O algo peor.

    Y sí, coño, van a fabricar plutonio, y se van a hacer bombitas. Obama quiere ya sacarse del medio, tonto no es, al revés, es marxista (Groucho), y sabe perfectamente que es mejor salir de los sitios por tu propio pie antes de que te echen. Le ha salido un Harpo sin puta la gracia (ni la inteligencia).

  4. Gorki dijo:

    Acuerdo, claro que habrá. Lo de Francia no es más que pura comedia. Pero Francia no es nadie para impedir nada. No es más que un convidado de piedra en la “reunión”. Probablemente lo que sucede, es que los que realmente deciden, han querido aplazar el acuerdo, y Francia sólo ha dado la cara por los demás (probablemente, como dice Íñigo, sea por su próxima visita a Israel). Es decir, estupideces políticas.

  5. Epicureo dijo:

    John Doe, no hace falta que te pongas histérico. Por que unos fanáticos religiosos tengan armas nucleares no tiene por qué pasar nada: George W. Bush las tuvo 8 años y no se ha acabado el mundo. También Israel tiene unas cuantas, creo. Y Pakistán.

    El principal motivo para que Irán quiera tener armas nucleares es que hay una potencia extranjera que está deseando apoderarse de su país. Ya invadió a dos de sus vecinos: Irak y Afganistán. Al tercer vecino (el que albergaba a Bin Laden) no le hicieron nada, porque tiene armas nucleares. Ergo…

  6. Jeipi dijo:

    “Justo donde solía estar Tel Aviv.” ¿No sería mejor “donde estaba”? ¿O acaso no ha estado siempre en el mismo sitio?

    Ay, esas traducciones autumáticas…

  7. Pingback: Valoraciones positivas sobre el diálogo con Irán pese a la falta de acuerdo | América

  8. Sir Torpedo dijo:

    Perfecto, el petróleo iraní no irá a Europa y EEUU, ese combustible bruto tiene que ir a occidente si queréis que se mantenga la mala situación económica.
    Va a ir a China

    Saludos

  9. Nacho dijo:

    Te robo un pedacito de tu artículo para citarlo en un repaso a las hipótesis de por qué Francia ha tomado esta postura:

    http://latitud194.com/?argumentario=por-que-francia-tomo-por-asalto-la-negociacion-con-iran

    Ojo con las fuentes que dicen que el cabreo era no por el fondo sino por la forma… es decir, que sin sobreactuación francesa hubiéramos acabado igualmente en tablas.

  10. Dr. Pointer dijo:

    El problema es más simple, Hollande no tiene política exterior, porque él y su tropa son gilipollas. Y como Francia es otra jaula de grillos, como todo Occidente, no existe ningún referente en donde se pueda descansar sin pisar callos a diestro y siniestro. La decadencia de Occidente permite a todos los lobbies, grupos de presión, bandas de amigos y demás corruptos acoplados campar por sus respetos, y al no existir criterios firmes, todo se vuelve caótico. Si entonces el poder político tiene demasiadas hipotecas y está mal asesorado (intoxicado), entonces tenemos lo que tenemos.

    La única política exterior francesa que funciona, porque es la diferencia que marca las constantes vitales, es la de venta de sus cacharritos militares, porque si no se van a la quiebra directamente, y el asegurarse sus suministros neocoloniales. Más allá de eso, todo es descontrol y zancadillas internas (y pánico y quiebras por doquier, como en todo Occidente). En este tema concreto, están haciendo el gilipollas, porque cualquier cosa que estén buscando o pretendan conseguir no se plantea en estos términos, y esto no ha pasado desapercibido para nadie.

    A Hollande le salió relativamente bien la intervención en Malí, totalmente en solitario, que no le quedaba otra visto lo que se jugaban (pero eso debieron haberlo pensado antes de montar la fiesta en Libia, pero claro, al Qadaffi había que cerrarle la boca al precio que fuera). Pero son conscientes que para poner en vereda a una tropa de anormales les sale no caro: un cojón. A nadie se le escapa que es Irán la única esperanza de estabilidad en Oriente Próximo, y estas imbecilidades pasan factura necesariamente. No a Hollande y sus mariachis, a Francia, a la UE, y a todo el que se deje salpicar.

    De todos modos da igual, Irán va a mandar a Occidente a la mierda, porque es como todo: ellos no lo necesitan, es al revés, Occidente los necesita a ellos. Y encima los occidentales siguen de sobrados por la vida.

    Cuando llegue la reforma de la ONU, Francia va a tener que pasar la humillación de perder su asiento permanente en el Consejo de Seguridad. Ya veremos si queda uno para la UE, si es que sobrevive.

  11. Pingback: Negociaciones con Irán: ¿luz al final del túnel? - Estudios de Politica Exterior

  12. Pingback: EEUU e Irán firman un acuerdo nuclear que espanta a Israel y Arabia Saudí | GUERRA ETERNA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *