Irlanda abandona malherida la UVI

Durante años Irlanda fue conocida como el tigre celta de la eurozona. Todo era una ficción alimentada por una burbuja financiera e inmobiliaria. Entre 1997 y el momento culminante de esa loca carrera los precios de la vivienda aumentaron un 418%. El país se quedó pequeño para las aspiraciones megalomaníacas de sus dos grandes bancos, que acabaron comprando algunos de los mejores hoteles de Londres a precios desaforados. A eso lo llamaban invertir.

Todo eso reventó y el país se vio obligado a pedir un rescate a la UE por un montante equivalente al 36% del PIB. De todo ese dinero prestado, 64.000 millones se dedicaron al rescate de los bancos en un Estado que cuenta con una población de 4,5 millones de habitantes y un PIB anual de 210.000 millones de euros.

Irlanda ha salido esta semana de la UVI para pasar a ingresar en planta. Una forma de decir que ya no estará bajo el control directo de la troika, pero que está muy lejos de recuperar la soberanía económica. Lo que es un dato indudable es que el país es libre para salir a los mercados financieros para buscar compradores de su deuda soberana. El Gobierno necesita ingresar unos 53.000 millones entre ahora y 2016, pero ya tiene en caja unos 21.000 millones de las emisiones ya realizadas este año. El objetivo está por tanto al alcance de la mano. El país paga el 3,55% por su deuda a diez años, menos que España.

Continúa en eldiario.es

Esta entrada fue publicada en Crisis, Europa y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Irlanda abandona malherida la UVI

  1. Dr. Pointer dijo:

    “Los irlandeses han sido más sumisos que griegos, españoles o portugueses”, me temo que no es así. A diferencia de griegos, españoles o portugueses los terremotos políticos que *ya* se han producido en la república convierten a Irlanda en la sociedad más dinámica (al menos electoralmente) de las cuatro, con amplísima diferencia. Además, a diferencia de lo que está pasando en Italia o Grecia, no se está derechizando, sino todo lo contrario (y eso que Irlanda tiene una tradición conservadora muy fuerte).

    Que un partido como el Sinn Féin (equivalente a Amaiur, HB o las CUP) suba hasta un 23% en las encuestas desde un 10% (el partido Laborista baja del 10% al 6%, no creo que 4 puntos expliquen una subida de 12), además mostrando una implantación territorial muy sólida, junto a un 21% de candidatos independientes, viene a decir que el habitual 60% de votantes de derecha se reparte así asá en FF y FG, con un porcentaje equivalente a ambos en francotiradores por libre, y que la izquierda domesticada ha pasado a estar controlada completamente desde la resistencia nacionalista del Ulster (no por mucho tiempo más) británico.

    Si esto es ser dócil o comedido, me lo expliquen. En rigor, en Hispanistán los únicos que se rebotan son los catalanes, y en cuanto a Syriza, pues simplemente una tropa de socialdemocrátas arribistas de segunda fila con un González muy bueno, que se creen que se van a sentar a razonar con ellos caso de que llegasen a tocar poder. No, me parece que no tienen nada que ver con el Sinn Féin, que pone firmes a los protestontos probritánicos, y que los propios irlandeses (al menos los de izquierda) esperan que hagan lo propio con los euroeuros, por llamarles algo.

    Fue Irlanda la que tumbó muchas cosas, así que para nada me tomaría yo a la República como un sitio de gente adocenada. Todo lo contrario, adocenados en Hispanistán, y aún tendremos que comer bastante mierda a ver si algo se mueve. Si es que se mueve.

  2. Dirty Kuffar dijo:

    Sláinte!! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *