Libia se cae a trozos

El Gobierno libio ha anunciado que la tranquilidad ha vuelto a Trípoli. Es el mismo Gobierno que ha fracasado de forma estrepitosa en el intento de imponer el orden y de controlar a las milicias que fueron decisivas en el derrocamiento de Gadafi y que no parece que hayan quedado satisfechas con el posterior reparto de poder.

Los sucesos del viernes son el peor incidente violento ocurrido en Libia desde el fin del régimen anterior. Milicianos de Misurata abrieron fuego directamente contra la manifestación de los ciudadanos de la capital que pedían precisamente que se acabara con la violencia impuesta por esos grupos armados. Murieron cerca de 50 personas y hubo centenares de heridos. Los milicianos llegaron a utilizar hasta lanzacohetes para disparar sobre los civiles desarmados. Pocas imágenes pueden resumir mejor la situación de un país que se cae a trozos y en el que coinciden varios enfrentamientos violentos distintos.

La versión de la agencia oficial de noticias es que los milicianos de Misurata abandonaron los edificios que controlaban la capital. No se sabe con seguridad si es cierto pero es aún más revelador la identidad de las fuerzas que han ocupado esas posiciones, siempre según la versión oficial. No el Ejército, sino otra milicia, esta legalizada por el Ministerio de Defensa. Se trata de una fuerza militar compuesta por miembros de milicias regionales y auspiciada por el Gobierno.

Tras muchos enfrentamientos a tiros, asesinatos y secuestros, la inexistencia de una autoridad central y el reparto de poder entre milicias (y en este punto da igual que sean legales o ilegales) no forman ya una hipótesis probable sobre el futuro de Libia, sino una realidad. El Gobierno carece de poder ni siquiera para impedir que los grupos armados monten controles en la misma Trípoli. En la línea de lo habitual allí, quienes respondieron desde el primer momento al ataque a la manifestación no fueron policías o militares, sino miembros de milicias de la capital y de otras ciudades.

En Trípoli se está produciendo una huelga general de tres días en protesta por toda esta violencia. Este domingo (día laboral), todos los comercios y empresas estaban cerrados, excepto hospitales, farmacias y gasolineras. No servirá de mucho si el Gobierno no consigue promover un acuerdo de coexistencia entre las milicias regionales.

Obviamente, la clave es el reparto de los ingresos del petróleo. Las tribus de la región oriental, donde además son fuertes los grupos yihadistas, quieren la vuelta a la división del país en las tres zonas que existían antes del régimen de Gadafi. Su intención es que los ingresos de la exportación de crudo se queden en su mayoría en su región, y de hecho es lo que han hecho de forma unilateral en los últimos meses. Todo este caos ha hecho que la producción de petróleo haya descendido a los 250.000 barriles diarios cuando antes de la guerra superaba los 1,6 millones.

Se han cerrado refinerías y bloqueado terminales petrolíferas, con lo que el país ha perdido ya 6.000 millones de dólares desde el verano, según el ministro de Economía.

Las regiones que no cuentan con petróleo no quieren que la zona oriental se aproveche en exclusiva del privilegio de contar con la mayoría de los pozos. La forma de exigir sus reivindicaciones es a través de las armas. Y en Misurata se conserva un arsenal desde la época de la guerra como para continuar la violencia durante años.

Frente a las visiones caricaturescas sobre cómo ejercía Gadafi el poder y sus excentricidades (algunas dramáticamente ciertas), lo cierto es que una de las razones por las que conservó el poder durante décadas fue su habilidad para manejarse entre las estructuras tribales, otorgar privilegios a unas, inversiones a otras y teniendo a todas relativamente satisfechas. La región oriental creía salir perdiendo en el reparto (allí está la mayor parte del petróleo), pero ahí es donde entraba la fuerza. Un caso clásico de palo y zanahoria.

El actual Gobierno ni tiene un plan para recuperar esa cohesión ni fuerza suficiente como para aplicarlo.

Foto: Manifestación en Trípoli el domingo contra las milicias.

Esta entrada fue publicada en Libia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Libia se cae a trozos

  1. Xaquín dijo:

    La democracia con los dictadores está jodida , pero evidentemente con las oposiciones antidemocráticas puede estar peor…Yugoslavia o Libia don dos eslabones de la misma cadena (con o sin petróleo)…hai un gen tribalista que dificulta enormemente la democratización de la revuelta…y no es problema solo de los gobiernos poderosos y multinacionales!!

  2. Gorki dijo:

    Gadafi «creó» la nación Libia, y articuló bien el estado (al menos económicamente) sin privilegiar a ninguna región. Es falso que el oriente fuese discriminado. Tengo un hermano arabista, que viajó en viaje de estudios (hace ya décadas) a Libia, y cuando volvió nos contó que Benghasi era la ciudad más desarrollada del país. Nos trajo unas postales muy divertidas, donde se veían la construcción de nuevos edificios en la ciudad (como si eso fuera lo más interesante para ver), que el régimen mostraba muy orgulloso.

    La situación actual, es la consecuencia de la guerra y el caos al que la han sometido la OTAN y demás criminales de guerra. Y no sería extraño que el país se deslizase hacia una guerra civil. Lo mejor que podría pasarle ahora, es que los militares diesen un golpe de estado y acabasen con toda la tontería. Pero, es que ni ejército tiene Libia (digno de ese nombre).

  3. Sir Torpedo dijo:

    Perfecto, es lo que se buscaba desde el principio, lo que me parece raro es el tiempo que se ha tardado en averiguar-difundir públicamente esto, desde el mismo momento en el que se reventó al coronel Gadafi Libia entró en la edad de piedra.
    Hay mucho petróleo escaso en juego, habrá otra guerra para poner a otro sin necesidad de mascaradas democráticas para que el petróleo fluya en la dirección correcta.

    Saludos

    PD: Muy especialmente si a los iraníes no les da por pasar por el aro.

  4. Flanker dijo:

    ¿Yihadistas?¿Violencia?¿Caos? No puede ser. Nos dijeron que la muerte de Gadafi sería la panacea que pondría a Libia entre las democracias de referencia del mundo mundial.
    ¿Dónde están ahora todos esos que promovieron la intervención militar contra Libia?¿Los que decían que había que intervenir ya mismo, ahora o nunca? Menuda sorpresa…

    Y por favor, no caigamos en el tópico de la Libia tribal condenada al fracaso. No es más que una excusa para justificar la destrucción de un país. Si algún día este país salta por los aires ya leeremos los mismos titulares en la prensa extranjera (España siempre ha sido un país de naciones y tribus distintas, bla, bla, bla). En fin.

  5. John Doe dijo:

    Bueno, ahora ya sabemos porque EE.UU. y la UE tienen tan pocas ganas de entrar en Siria. Les ha costado, pero después de las lecciones de Afganistán, Irak y Libia, creo que a los pocos sirios que quedan aún en el país sólo les resta emigrar, porque como esperen a las tropas internacionales…

  6. Arzamas16 dijo:

    De todos los países que han sufrido convulsiones fruto de la «primavera árabe» únicamente son dos los que han sufrido los horrores de una guerra civil: Libia y Siria. Curiosamente ambos habían sido señalados por los USA como miembros del «Eje del Mal» lo que evidencia quién maneja realmente todas esas revueltas. En Libia la resolución del conflicto fue bastante rápida gracias al apoyo militar de la OTAN, mientras que en Siria el conflicto está enquistado precisamente por la ausencia de dicho apoyo. Sin embargo lo que hoy sucede en Libia es un claro reflejo de lo que podría suceder mañana en Siria si las partidas fundamentalistas finalmente vencen. Porque nadie serio puede hoy en día defender que los que se enfrentan al Gobierno sirio son demócratas que traerán un régimen de prosperidad y modernidad si vencen, sino todo lo contrario.

  7. Pepe dijo:

    Libia no «se cae a trozos» como si no hubiera responsable, a Libia, país otrora con el mayor Índice de Desarrollo Humano de África, LA HAN DESTROZADO los EEUU y sus aliados (eufemismo para «lameculos») con el objeto de rapiñar sus recursos a placer.

  8. SpanishInquisition dijo:

    La comprensión lectora de los que postean aquí es bastante lamentable. Soslayan completamente lo que dice el artículo para repetir como robots estropeados topicazos ideológicos vacios.

    Los paises occidentales llevaban años bajándose los pantalones con Gadaffi y consiguiendo jugosos contratos hasta el levantamiento. Cuando vieron lo débil que era, decidieron apoyar a los rebeldes para asegurar su inversión. ¿Para qué iban a desestabilizar Libia gastando pasta cuando ya tenian lo que querian de ella?

    La realidad es que Libia tiene recursos para ser como un emirato del golfo, con todos sus habitantes viviendo con lujo de los petrodólares e importando trabajadores, como Qatar o Arabia Saudí. Fue la incompetencia de Gadaffi en conseguir esto lo que hizo que finalmente se levantaran contra él las tribus, las mismas que ahora no se ponen de acuerdo en el reparto.

    Y ya está. Que ya está bien de tanto racismo «inverso», que parece que los pobres árabes no puedan tener ganas de pegarse por si mismos si no es por culpa de los malvados guiris.

  9. Pingback: Libia se cae a trozos - Pressenza

  10. Sir Torpedo dijo:

    Perdone estimado SpanishInquisition

    Pero occidente se baja los pantalones siempre que halla algo que ganar, no es precisamente un ejemplo de ética para nadie.

    El coronel Gadafi con todo lo tirano que era, débil no era, los churri-rebeldes no avanzaron un palmo hasta que en un uso torticero del concepto «zona de exclusión aérea» tiraron bombas inteligentes para hacer lo que se suponía que hacia Gadafi y apoyar a los suyos.

    Sin esos bombardeos donde palmaron alegremente civiles para hacer propaganda al régimen ahora la cosa estaría solucionada (en la misma situación que antes) o como en Siria.

    Usted tranquilo que el PEAK-OIL avanza firme y seguro en todos los frentes.

    Saludos

  11. Dr. Pointer dijo:

    Spanish Inquisition, en mi opinión el problema es que Qadaffi era un peligro y había que cerrarle la boca a toda costa. Assad no tiene nada de eso.

    El régimen de Qadaffi pasó de ser la covacha del mal sembradora de terrorismo y bombas a fotografiarse con toda la hez fecal que desbobierna en Occidente. No verá dirigente occidental que no tenga su foto de rigor con el tipo. Este fulano tenía una dictadura muy personalista (las del Golfo son tribales, abarcan clanes enteros), y los negocios eran más fáciles de llevar. Con la misma, supongo que pasó de ser la amenaza de Occidente por las bombas a ser la Superamenaza de Occidente por los papeles. Para entendernos, este tío era un megabárcenas suelto. Con la agravante de que podía hundir a cualquiera sin hundirse él (otra cosa es que se desate el pánico, pero si la cosa tenía su justificación…).

    Efectivamente, Occidente estaba a partir un piñón con Libia. Nada que ver, claro está, con Siria. Cuando comenzó el festival, Qadaffi hizo lo mismo que los demás: ir a la calle a pegar tiros. No era precisamente un dictador light, ni ajeno a ejecuciones sumarísimas. Cuando la tropa occidental vio la oportunidad de sacarse al tipo de encima, ni se lo pensaron dos veces. A lo que han ido los otánicos es a buscar papeles, pruebas, y demás, y si quiere pruebas, dígame dónde está toda la pasta que tenía Libia y Qadaffi, porque no aparece.

    Y hablamos de un fortunón colosal. No tengo la menor duda que se lo han levantado y lo han repartido entre ellos. Este tipo de cosas es lo que está haciendo que los antiguos esbirros de Occidente estén sacando la pasta de Occidente. Singapur o los bancos chinos podrían ser mucho mejor destino.

    Es un puto palo, sin más. Libia no tenía ejército para defenderse de esto, y el propio Qadaffi lo desmanteló porque ya se consideraba uno de la Cosa Nostra (que en el fondo es lo que siempre quiso, en el pecado llevó la penitencia). En cierto modo con arreglo a las leyes de la Cosa Nostra lo despacharon.

    Eso sí, se pasaron unos cuantos pueblos y ahora tienen el tema descontrolado. Con lo que, por la cuenta que nos tiene, debemos pensar que la gente que nos desbobierna para sacarse un estorbo (para ELLOS) de encima organiza un Dios que va a colear décadas.

    Para tener miedito, ¿verdad?

  12. mikel dijo:

    Osease: Ahora, todos se llaman andanas.

    La «revolución», la «primavera», los «colores», el «pueblo»…Que si patatín, que si patatan…

    Menudo, y asqueroso morro, que se gasta el personal correveidile.

    Vayanse a cascarla…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *