La Marcha por Nuestras Vidas

Centenares de miles de personas, con una inmensa presencia de jóvenes y adolescentes se han reunido en Washington, y muchos más en otras ciudades de EEUU en la Marcha por Nuestras Vidas. En el acto final de Washington, han tenido un protagonismo especial los estudiantes del instituto Stoneman Douglas de Parkland, Florida, donde fueron asesinadas 17 personas. En uno de los momentos más emocionantes, Emma González pidió seis minutos y 20 segundos de silencio a la multitud por el tiempo que duró el tiroteo del instituto.

Naomi, de 11 años: “Estoy aquí para representar a todos las chicas afroamericanas cuyas historias no aparecen en las portadas de los grandes periódicos, cuyas historias no aparecen en los informativos de televisión”.

Christopher Underwood, de 11 años y de Brooklyn, cuyo hermano murió de un tiro en la cabeza cuando él tenía cinco años: “No quiero tener que preocuparme por la muerte, y sí poder centrarme en matemáticas y ciencias y jugar al baloncesto con mis amigos. ¿No merezco poder crecer?”.

Sam Fuentes, que resultó herida en la matanza de Parkland, vomitó en el escenario, probablemente por los nervios. Y siguió: “Nuestra misión es simple y nuestras ambiciones, imbatibles. Mantengamos las armas fuera del alcance de la gente equivocada y mantengámoslas en las manos de la gente segura y razonable”.

Mya Middleton, estudiante de Chicago: “Desde hace mucho tiempo, las armas han asustado a nuestros niños, corrompido a nuestros adultos y silenciado a nuestro Gobierno”.

Una nieta de Martin Luther King.

Matt Post, estudiante de Maryland: “No será fácil cambiar las cosas. Los inmorales, los obstruccionistas y los cómplices ya están haciendo cola para bloquear nuestro camino. Deberemos ser valientes para arreglar esto”.

Esta entrada fue publicada en EEUU y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.