La pregunta más sencilla: ¿qué es Alepo?

Gary Johnson no sabe lo que es Alepo

Un candidato a la presidencia de EEUU que nunca será presidente de EEUU reconoce en una entrevista que no sabe lo que es Alepo. Es aún peor. El periodista le pregunta por la ciudad siria, escenario desde hace meses de las escenas más terribles de la guerra en ese país, y Gary Johnson pone cara de no saber de lo que le están hablando. “It’s just a mess”, acierta a decir después de que le den una pista. ¿Puede ser peor? Sí. Luego dijo que pensaba que se trataba de un acrónimo.

Johnson, que fue gobernador durante ocho años del Estado de Nuevo México, es el candidato del Partido Libertario. La presencia de Donald Trump le ha servido para aparecer en algunos sondeos nacionales con porcentajes algo más que simbólicos, incluso cercanos al 10%. No llegará tan lejos en noviembre.

Tras la entrevista, intentó dar explicaciones sobre su error y casi fue peor. Al menos, no lloró, aunque intentó dar un ejemplo sobre algo que le había pasado con una pregunta que le hicieron cuando era gobernador y la cosa no mejoró mucho.

Sería un error consolarse con el hecho de que Johnson no puede ganar las elecciones. El problema es que gente que supuestamente sabe mucho más sobre Siria que él demostró después un nivel de ignorancia similar. Robert McKey lo explica muy bien en The Intercept. Un exembajador de EEUU en Irak, alguien a quien se le suponen mayores conocimientos en política y geografía, dijo que Alepo era “la capital del ISIS”, confundiéndola con Raqqa que es una ciudad que ha aparecido con frecuencia en los medios de comunicación norteamericanos y que EEUU y Rusia llevan bombardeando desde hace mucho tiempo.

Para terminar de quedar como un idiota, el embajador Christopher Hill se mostró condescendiente y muy pagado de sí mismo cuando comentó el error de Johnson. Es más ignorante aquel que presume de lo que no sabe que el que reconoce que no sabe mucho.

Un exportavoz de EEUU en la ONU incidió en la misma equivocación en Twitter –dando a entender que se trata de la ciudad controlada por ISIS–, un detalle que no debería llamarnos la atención a menos que recordáramos que este hombre aparece con frecuencia en los canales de noticias como experto en asuntos internacionales para afirmar que Hillary Clinton no sabe nada de política exterior. ISIS no está “creciendo” en Alepo, como dice, por la pasividad de Obama, porque los yihadistas no están presentes en la ciudad, y sólo en algunas zonas de la provincia del mismo nombre, y sin ninguna posibilidad de penetrar en la ciudad.

Era el día de los ineptos. La primera noticia que salió en el NYT sobre el error de Johnson cometió el mismo error y al corregirlo insistió en el patinazo al llamar a Alepo la capital de Siria.

Cualquier persona que lea de vez en cuando las noticias de Siria, pongamos una vez a la semana, sabe qué es Alepo. Incluso si ve algunos informativos de televisión en EEUU habrá visto imágenes de la ciudad. AJ+ ha sacado algunos vídeos para refrescar los conocimientos de los ignorantes.

Channel 4 tiene varios reportajes sobre lo que está ocurriendo en esa ciudad.

Alepo ha estado presente en las noticias de Siria casi desde el inicio de la guerra. A mediados de 2015, los combates se recrudecieron con constantes bombardeos del Gobierno sobre las zonas controladas por los insurgentes y la respuesta de estos con ataques con morteros y artillería sobre el otro lado de la ciudad. En ambos casos, la población civil es quien recibe el mayor castigo. La imagen de un niño herido estuvo en todas las portadas y pantallas hace tan sólo unas semanas. Podríamos decir que no en las suficientes.

Parece que en Alepo no han sufrido lo suficiente como para que algunos presten atención.

Esta entrada fue publicada en EEUU, Elecciones EEUU, Siria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.