Lo que dicen y lo que hacen los políticos israelíes

“El Gobierno hará cualquier cosa con tal de sabotear las conversaciones de paz con los palestinos”, dijo Haaretz en un editorial del 11 de agosto tras la decisión de aprobar la construcción de un millar de viviendas en asentamientos de Cisjordania y Jerusalén Oriental. En menos de dos semanas, el anuncio de la reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos ha cobrado el cariz de costumbre. No importa lo ambiciosos que sean los objetivos (un acuerdo en nueve meses, nada menos), el punto de partida está viciado en origen. No sirve de nada decir que estás a favor de la paz, si no planteas, aunque sea de forma genérica, qué precio estás dispuesto a pagar para conseguirla.

Si hay que creer los resultados del último sondeo hecho en Israel, ese precio es tan bajo que impedirá cualquier éxito, como ha ocurrido en ocasiones anteriores.

De entrada, hay que recordar que en los titulares en la prensa del país se destacaron los porcentajes atribuidos a ciudadanos israelíes judíos, lo que es bastante habitual en Israel. Para sacar conclusiones, se prescinde del 20% de la población (1.617.000 árabes viven en Israel), porque lo que interesa es conocer lo que opinan los judíos, en especial en este asunto. Los palestinos con ciudadanía israelí (o árabes israelíes, como se les suele denominar) no son un factor político que haya que considerar.

Muchas encuestas han dado en años anteriores porcentajes favorables a la idea de dos estados, y por tanto a la formación de un Estado palestino. Pero ese apoyo general se diluye cuando se plantea al encuestado hasta dónde quiere llegar en el precio. En el caso de este sondeo, el 63% se opone al regreso a las fronteras de 1967. El rechazo se mantiene, en un 58% si un hipotético acuerdo permite mantener los asentamientos de Ma’aleh Adumim (39.000 habitantes), Ariel (18.000) y Gush Etzion (una zona de 22 localidades al sur de Jerusalén con 70.000).

Es una constante en muchos sondeos el apoyo al concepto de los dos estados, pero con condiciones que harían casi imposible un pacto. Los políticos israelíes juegan sobre seguro.

Desde el anuncio promovido por John Kerry, se han producido los movimientos de fichas de costumbre, incluida la liberación de algunos presos. Eso ha dado lugar a algunos comentarios incómodos. Israel valora más la situación de los asentamientos que la pena que deben cumplir presos condenados por delitos de sangre. Sobre el primer punto, no sólo no se pueden hacer concesiones previas a la negociación (fácilmente reversibles si no tiene éxito), sino que se redobla la apuesta.

Las actas de las negociaciones anteriores publicadas por Al Jazeera en 2011 dejaron bastante clara la situación de gran debilidad de los interlocutores palestinos, además de la escasa ayuda que recibieron de los mediadores norteamericanos.

Años atrás, en 1992, Shamir tenía muy claro qué es lo que debía hacer para prolongar las negociaciones por tiempo indefinido y continuar mientras tanto la expansión de los asentamientos.

En 2010, Netanyahu explicó en una conversación privada que sabía cómo hacer la interpretación adecuada de los Acuerdos de Oslo para que una vuelta a las fronteras de 1967 fuera imposible.

Acaba de salir el libro ‘La cárcel identitaria. Fundamentalismo y nacionalismo en Israel y los países árabes’, de Eugenio García Gascón, publicado por Libros del K.O.

Eugenio, corresponsal en Jerusalén desde hace muchos años, suele explicar que con los dirigentes israelíes hay que prestar atención a lo que hacen, y no tanto a lo que dicen en público, una idea que por otro lado sirve para casi todos los políticos.

El libro es fundamentalmente un recorrido por los acontecimientos de 2008, cuando se produjo el amago de las negociaciones de Annapolis. Aunque algunos lo vendieron como un paso histórico, era necesario estar atentos a su arranque real para comprobar si había posibilidades reales de éxito. No hubo que esperar demasiado.

En esos días, Eugenio me decía (él era el corresponsal de Público en Jerusalén y yo, el redactor jefe de internacional) que no esperaba nada de ese gran acontecimiento y que no apreciaba sobre el terreno ningún cambio relevante. Los discursos eran estupendos. La realidad, la de siempre.

Aun así, yo le insistí en que debíamos hacer una cobertura amplia porque a veces sí importa lo que dicen los políticos. En el caso de EEUU, había una diferencia de consideración entre las palabras de George Bush y la política oficial de anteriores presidentes de EEUU sobre el derecho de los palestinos a su propio Estado.

No puedo decir que tuviera muchas esperanzas, pero al menos, si hubiera que decidir un ganador, se puede decir que Eugenio tenía más razón que yo en ese momento.

Por eso, no conviene dar tanta importancia a las declaraciones que han hecho posible este nuevo intento negociador. Sí a los hechos que se vayan produciendo y a un determinado contexto que parte de declaraciones como las de Shamir y Netanyahu, y que permite a algún periodista israelí cantar victoria y afirmar que se ha puesto fin a la pausa temporal en la construcción en Jerusalén de los últimos meses. ¿La paz? Son mucho más importantes las necesidades de vivienda de la ciudad, incluida en la zona ocupada desde 1967.

De entrada, estas negociaciones que aún no han comenzado ya han servido de coartada perfecta para proseguir con la expansión de los asentamientos. No puede haber mejor comienzo para Netanyahu.

El libro de Eugenio es algo más que un relato político de lo ocurrido en 2008. Al igual que en su anterior libro, ‘Israel en la encrucijada’, incluye una interesante reflexión sobre el papel de la religión en ambas sociedades y de cómo esa identidad religiosa y étnica se convierte en una cárcel que aprisiona el debate político y condiciona por completo el futuro de israelíes y palestinos. En El Asombrario, le entrevistaron tras la salida del libro.

Sin pretender dármelas de mediador, en 2009 escribí sobre cuáles eran los principios que podían hacer posible un acuerdo en las negociaciones: ¿Qué es lo que se puede hacer?

Esta entrada fue publicada en Israel, Palestina y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Lo que dicen y lo que hacen los políticos israelíes

  1. mikel dijo:

    Se pueden hacer muchos discursos para no decir (ni hacer) nada. Esa es la ventaja de los israelies. Los hechos consumados les funciona perfectamente ¿P’a qué cambiar?

  2. Juan dijo:

    >> Es una constante en muchos sondeos el apoyo al concepto de los dos estados, pero con condiciones que harían casi imposible un pacto. Los políticos israelíes juegan sobre seguro.

    Lo que basicamente Israel demanda es el ‘land swap’, es decir, intercambio de tierras por las tierras de los asentamientos, y medidas de seguridad que garanticen basicamente que Israel no va a ser atacado en cuando ceda el control.

    Eso, segun parece, es pedir demasiado y demuestra la falta de voluntad de Israel para la paz.

    Pues vale…

  3. Nacho Pepe dijo:

    El debate que tuviste con Eugenio en 2008 me recuerda mucho a lo que me pasó a mí (y mis compañeros) con la sede de nuestra ONG en Madrid.
    Sobre el terreno teníamos (casi) todos claro que Annapolis no iba a ninguna parte, desde la distancia al parecer os dejabais impresionar más por las palabras y discursos. Nuestra bronca fue muy seria, pero eso es otra historia.
    Juan, dame de eso que te metes, porfa. “Israel demanda…”¿Qué parte de “mira lo que hacen, no lo que dicen” no has entendido?
    ¿Intercambio de tierras? ¿Has estado en Maale Adumim? ¿Qué podrían dar los palestinos “a cambio” de eso (que es suyo según el derecho internacional)?
    ¿Israel atacado cómo, a pedradas?
    Sionistas escribiendo en español, yo flipo. A no ser que seas argentino, de esos sí he visto antes.

  4. Arzamas16 dijo:

    Lo que sucede en Palestina es parecido a lo que sucede en Europa: el que tiene todas las cartas ganadoras no va a ceder porque sí. Si aquí la banca y el capital nos tiene atenazados y nos amenaza constantemente para que no seamos respondones, en Palestina es Israel la que no tiene que temer nada sobre “posibles agresiones” (resulta paradójico que los fundamentalistas islamistas dirijan sus armas contra países árabes como Libia, Siria, Irak,… mientras que “dejan en paz” al enemigo tradicional del Islam ¿no será porqué están mandados y armados por “amigos de EEUU” que es como decir “amigos de Israel), la que posee el territorio, el ejército más poderoso del entorno, armas nucleares, el apoyo sin cortapisas de la Superpotencia Mundial, el apoyo financiero del lobby judío internacional,… ¿qué tienen los palestinos?, apenas la razón moral de haber sido expropiados, saqueados, asesinados, extorsionados y humillados durante décadas, porque ya ni el apoyo de los países árabes “hermanos” les es concedido, dado que los más importantes son satrapías que juegan a mantener un status quo que le va bien a sus intereses petroleros.
    Es como una Liga donde jugara el Barça contra equipos de Tercera División, antes de empezar la competición ya sabríamos el resultado final, así que no hay motivo alguno para la esperanza.

  5. Paz. dijo:

    LA PAZ LLEGO NUNCA, es el título de una novela que se reactualiza cada vez que Israel tiene la “voluntad” de diálogo con los palestinos y con acuerdos de llegar a la mesa de negociaciones, no antes de crear el campo de indignación para ese pueblo palestino, humillado y desangrado por sus poderosos “vecinos”, y en este caso la contrucción de miles de viviendas para que los judios puedan vivir comodamente en ese territorio que no les pertenece.
    La hipocrecía de Estados Unidos, el “Silencio de los Corderos” de las Naciones Unidas y de la Comunidad “internacioMal”, le otorgan al prepotente Estado de Israel, la licencia del agente 007, permiso para matar.
    El dinero hacer mucho y EE.UU está obligado a guardar un silencio cómplice, ppor el poder q

  6. Amparo Padilla Garnica dijo:

    Los Judíos saben que deben hacer en su Tierra. Nadie tiene que impedir que construyan su lugar en el mundo. Tienen el mismo derecho que otras religiones. Solo cuando hablan u opinan los Judíos los otros se vuelven más antireligiosos o se olvidan de que son privilegiados, celebran sus fiestas sin prejuicios mientras que los Judíos parece que tengan que estar siempre dando explicaciones de lo que hacen o van a hacer. Pero eso dice mucho en su personalidad sabia. Por eso no es que perdonen es que entienden que es normal que los admiren incluso que los envidien los putos sumisos. La libertad que irradian es la que los hacen brillar por donde quiera que vayan. Somos autenticamente honestos humildes y brillantes sabios por naturaleza divina, porque ASÍ LO PIENSO YO. Yo no puedo olvidarme de mi abuelo materno nunca. No perdono y por eso no quiero olvidar. Eso no quiere decir que no debamos seguir todos adelante en la vida. La vida sigue siendo bella.
    LA VIDA SIGUE SIENDO BELLA TAMBIÉN PARA NOSOTROS.

  7. alejocu dijo:

    Mala solución tiene un conflicto en el que cada uno lo quiere todo y no cede. Agravándose durante décadas. Para quien quiera conocer más sobre la historia de este conflicto y la tierra de Palestina : http://documentalium.blogspot.com/2013/04/historia-de-la-tierra-de-canaan-los.html

  8. mabu dijo:

    A Eugenio García Gascón lo seguía bastante en Público, hasta que empezó, contorcionándose, a decir lo menos posible que pueda ofender.
    ¿Y qué es de Juan Miguel Muñoz que en El Pais publicaba artículos sobre el Oriente Medio que daban por lo menos la impresión de que se esforzaba a hablar de lo que realmente pasa? Desapareció del mapa hace ya algunos años…
    Ayer leí que la comisión de Protección de los Derechos Humanos de la ONU iba a elegir a Jean Ziegler como director. Pero enseguida el lobby judía en EEUU pegó gritos al cielo.

    Que tengan derecho a vivir seguros en su país, vale. ?Pero cual es su país, con qué fronteras seguras para ambas partes? No pararán hasta que hayan conquista lo que llaman Eretz Israel, o sea Palestina, Siria, Jordania y Líbano. Así de claro!

  9. David Peñasco Maldonado dijo:

    Propongo encerrar a todos los judíos y a todos los palestinos en un estadio, darles a cada uno un arma, y que se maten entre ellos en plan Battle Royale. El que gane, se queda con todo. Verías que pronto se soluciona la cosa…

  10. Carles dijo:

    La naturaleza divina de los judios és racista, excluyente y marginadora, especialmente los judios que viven en Israel. Todo por esa misma naturaleza divina que les hace ver al resto cómo perros, no cómo a humanos.
    Israel és un estado terrorista que incumple todos los tratados de la ONU, los derechos humanos y de la Convención de Ginebra.
    Y eso no és opinión és realidad de facto.

  11. Juan dijo:

    >> ¿Intercambio de tierras? ¿Has estado en Maale Adumim? ¿Qué podrían dar los palestinos “a cambio” de eso (que es suyo según el derecho internacional)?

    Obviamente una cantidad equivalente de tierras. ¿Cual es el problema? ¿Que otra cosa esperas?

    >> ¿Israel atacado cómo, a pedradas?

    Militarmente. No seria la primera vez. Segun tu, no es posible que puedan atacar militarmente Israel. Ningun problema, solo que entonces ¿donde esta el problema en dar garantias de que no va a suceder algo que segun tu no puede suceder?. Es como si para que me cedas unos terrenos te tengo que firmar un acuerdo garantizandote que no me voy a follar a Claudia Schiffer. Pues oye, mira, ¿donde hay que firmar?.

  12. jose dijo:

    Hay un motivo fundamental para entender todo este rollo: el pueblo elegido no puede ni debe detenerse ante lo que piensen o hagan el resto de infrahumanos que habitamos este planeta. Nadie dice que tengan menos derecho, nadie olvida que fueron masacrados por los nazis (en cambio la segunda víctima en número sí que se olvida, pero claro: son gitanos: http://www.losmundosdehachero.com/viaje-a-macedonia-con-los-gitanos-de-los-balcanes/), y esta superioridad, basada en los últimos tiempos en un empeño en que no vuelva a repetirse el holocausto, se manifiesta en hechos como los que trata este artículo o esto otro, que no deja de tener su miga: no hay más pueblo perseguido que el judío y el resto no merecen esa consideración: http://noticias.lainformacion.com/mundo/muere-un-camara-del-canal-britanico-sky-news-por-la-violencia-en-egipto_H0hoVBoYPgG0w9bYM9L0c6/

  13. jose dijo:

    Obviamente el segundo link del comentario anterior está mal y el que tendría que haber salido es este: http://www.losmundosdehachero.com/viaje-a-armenia-revisionistas-supremacistas-y-holocaustos/

  14. Atlas dijo:

    “Obviamente una cantidad equivalente de tierras. ¿Cual es el problema? ¿Que otra cosa esperas?”

    Pero si Israel ya controla directa o indirectamente todo el terreno del Levante hasta el Jordán salvo la Franja de Gaza. ¿Me he despistado y me he despertado en un mundo en el que Cisjordania no está colonizada y ocupada?

  15. Alvaro dijo:

    Supongamos por un momento que en un ataque de inedito pacifismo los palestinos (aunque como todos sabemos por no tener en comun, no tienen ni gobierno) entregan todas sus armas y levantan los brazos en plan abrazo colectivo.
    ¿Podemos suponer que pasaria si hicieran eso? Segun la retorica “starwars” de los pro-palestinos nada, pues no tienen mas que piedras y palos para enfrentarse al imperio judeo-fascista-capitalista.

    Ahora supongamos que son los judios quienes entregan todas las armas y levantan los brazos. ¿Podemos imaginar que pasaria?

    Pues eso.

  16. Atlas dijo:

    Yo carezco de poderes de predicción del futuro, así que si nos deleitara con un vistacito a Tierra-2, estoy seguro que los aquí presentes se lo agradeceríamos mucho. Así que venga, picaré. ¿Qué ocurriría si los judíos entregan las armas y levantan los brazos?

  17. Alvaro dijo:

    ¿Como se vive siendo incapaz de preveer acontecimientos? Debe ser realmente peligrosa su vida diaria, cuzar una calle toda una odisea, preparar la comida un acto suicida.

  18. Salva dijo:

    Venga, Álvaro, que nos tienes en ascuas. ¿Qué pasaría?

    Y ya que estamos, conecta tu mente con el planeta Raticulín y explícanos qué pasaría si los judíos isrelies decidiesen cumplir la legislación internacional y devolviesen a los palestinos las tierras que les han robado desde 1967.

  19. Atlas dijo:

    ¡Ah, bueno, que le daba corte admitir que es imbécil y hablaba por no callar! Bueno, no se preocupe, nadie es perfecto.

  20. Carlos dijo:

    Hombre!!! pues esta claro Juan, el problema es que esos intercambios y esas medidas de seguridad no convirtieran a ese futuro EStado palestino en una serie de bantustanes inconexos entre si tal y como se pretendia en Camp David.

    http://www.passia.org/palestine_facts/MAPS/wbgs_campdavid.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>