La carga de la Brigada Ligera de Londres

mail cameronCameron, Clegg y Miliband llegan el miércoles a Escocia por separado para unirse a la campaña del referéndum. ¿El Séptimo de Caballería dirigido por el general Custer en Little Big Horn o, mejor, la carga de la Brigada Ligera en la guerra de Crimea?

Para algunos, es la ayuda extra que necesitaban los nacionalistas para apuntalar la victoria del . Casi todos los dirigentes políticos son impopulares en el Reino Unido, pero la idea de que un tory como Cameron pueda convencer de algo a los escoceses resulta difícil de creer.

Después de su inesperada (en Londres) victoria por mayoría absoluta en las últimas elecciones escocesas, muchos analistas británicos llegaron a la conclusión de que Alex Salmond era el personaje político más astuto e inteligente del país. El primer ministro escocés no tiene la imagen de un líder implacable –un tanto regordete y casi siempre sonriente–, pero tiene una mente rápida y capacidad de trazar su propia estrategia y llevarla a cabo, además de la habilidad de saber cómo respiran sus compatriotas.

En su momento, fue diputado por Westminster, pero vio pronto que la experiencia de representar en la capital a un partido pequeño no le resultaba muy interesante. Para los políticos tories y laboristas escoceses, Londres es el sitio donde hacer carrera. Salmond prefirió regresar a su tierra. Escocia era entonces un bastión laborista, pero él se aplicó lenta y concienzudamente a extender la idea de que Escocia podía caminar por sí sola como Estado. No le desalentó el hecho de que la mayoría de los sondeos dictaran durante muchos años que sólo una tercera parte de los escoceses estaba a favor de la independencia.

En primer lugar, aligeró a su partido de carga izquierdista para convertirlo en una auténtica formación nacionalista capaz de pescar votos en sectores progresistas y conservadores. Y después predicó la idea que algunos nacionalistas más radicales consideraban demasiado pragmática: el horizonte era una independencia que no cortara todos los lazos con el resto del Reino Unido (“light” para los críticos), que conservara por ejemplo a la reina como jefa de Estado, que pudiera mantener la libra como moneda (aunque años atrás, antes de la crisis de la eurozona, los nacionalistas habían sido partidarios del euro), o que no se apresurara a montar su propio Ejército porque igual era más interesante compartir gastos de defensa con Londres para mantener la actividad industrial de los astilleros de Glasgow.

Antes había alardeado de que el éxito de países pequeños como Irlanda demostraba que el tamaño estatal no era tan importante. Cuando Irlanda se hundió en un agujero, prescindió del simil y pasó a promulgar una independencia adaptada a los tiempos modernos en que nadie puede decir que es completamente soberano. Una independencia que casi ni se notara, excepto en el mágico mundo de la emoción y los símbolos.

Se podría decir que sin Salmond es poco probable que Escocia hubiera terminado celebrando un referéndum por la independencia. Los líderes importan.

En cuanto a niveles personales de popularidad, Salmond se mantiene en los números que consiguió su partido (44%) en las elecciones escocesas de 2010. Gracias a eso, está muy por delante de sus rivales. La última encuesta de YouGov le da un 42% de apoyo, y un 44% a su número dos, Nicola Sturgeon. Los laboristas cuentan con Gordon Brown y Alistair Darling, ambos escoceses, con un 32% y un 33%. Los líderes nacionales están para los restos: Cameron y Miliband aparecen hundidos con un 23%.

¿Y estos son los líderes que van a convencer a los escoceses de que no pongan fin a tres siglos de historia común?

En todo el Reino Unido, el nivel de descrédito de los políticos no ha levantado cabeza en los últimos cinco años, a pesar de que la situación económica no es tan mala como en la eurozona. Eso ha favorecido el éxito reciente de UKIP, que está por ver que pueda trasladar sus buenos resultados de las europeas a unas elecciones generales, pero no hasta el extremo de poner fin al bipartidismo. Una cosa es que en la situación actual ningún partido pueda aspirar a la mayoría absoluta y otra que conservadores y laboristas vean peligrar su superioridad, garantizada también por el sistema electoral (último sondeo de YouGov: laboristas 36%, tories 30%, UKIP 16%, Libdems 8%).

Ese cálculo puede servir para unas elecciones. No tanto para una cita histórica como el referéndum escocés. La batalla de las personalidades concluyó hace tiempo en favor de Salmond. Podría haber sido diferente si los políticos de Londres hubieran estado implicados meses atrás en la contienda, y tampoco así tenían garantizado que se les escuchara. En cualquier caso, la imagen del primer ministro y el líder de la oposición cancelando su aparición semanal en el PM Question Time para salir corriendo hacia el norte sólo denota el mismo estado de pánico del que se ha burlado Salmond en sus declaraciones del martes.

No son ya los mensajeros los que cuentan, sino el mensaje. Con los dos sondeos más recientes ofreciendo un empate técnico y la tendencia al alza del sí, todo se reduce a una semana en la que los partidarios del no ofrezcan un mensaje positivo sobre lo que merece la pena conservar si sobrevive el Reino Unido.

Cameron necesitaría que Obama le escribiera un discurso. Y puede que ni aun así, lo consiga.

8.30

Cameron ha hecho un intento con un artículo que publica este miércoles el Daily Mail con el que preservar esta “familia de naciones”:

The United Kingdom is a precious and special country. That is what is at stake. So let no one in Scotland be in any doubt: we desperately want you to stay; we do not want this family of nations to be ripped apart. Across England, Northern Ireland and Wales, our fear over what we stand to lose is matched only by our passion for what can be achieved if we stay together.

Publicado en Reino Unido | Etiquetado , | Deja un comentario

No todo está decidido en Escocia

st poll

Los británicos se despiertan el domingo con la idea de que el referéndum de Escocia del 18 de septiembre no está decidido, como sostenían los sondeos de los últimos meses. El último, de YouGov para The Sunday Times, da por primera vez ventaja al a la independencia (51%-49%), aunque dentro del margen de error. Lo más significativo es que todas las encuestas anteriores de YouGov daban claras ventajas al no, más amplias que en las realizadas por otras empresas, y en esta última ofrece un vuelco considerable.

Una sola encuesta no marca tendencia, pero sirve para despertar a los políticos adormecidos. Curiosamente, otro sondeo, el de Panelbase, que solía dar mejores números al aún mantiene al no por delante (por una escasa diferencia, 52%-48%). En cualquier caso, ambas encuestas indican que el resultado de la consulta está lejos de una victoria segura del no, como daba por hecho la clase política británica.

 

La valoración de los sondeos sobre el referéndum cuenta con un claro interrogante desde hace tiempo. Las principales empresas británicas de encuestas cosecharon un rotundo fracaso en las elecciones escocesas de 2011. No supieron prever la victoria de los nacionalistas de Alex Salmond por mayoría absoluta (con un sistema electoral diseñado precisamente para impedir que un solo partido obtuviera la mayoría de los escaños). A partir de ese momento, empezaron a tomar a Salmond mucho más en serio.

La variación de YouGov en el último mes es, como mínimo, sorprendente. En un escaso periodo de tiempo, el no ha perdido doce puntos, y el ha ganado otros tantos. Hay un detalle relevante al respecto. Varios sondeos indicaban que la mayoría de los indecisos se inclinaban más por el . Según se ha ido acercando la fecha de la consulta, es posible que muchos de ellos tengan claro ya qué votar.

heraldEl factor nacionalista es obviamente muy importante, pero no en el sentido que se le da en España. Escocia ya es una nación sin necesidad de ser independiente. Es la cuestión económica la que ha centrado la mayor parte de los debates. Y en ese sentido, la campaña del no ha apostado con fuerza por meter miedo.

El precio de esa estrategia es llevar a cabo una campaña esencialmente negativa que deja la iniciativa al otro bando: si los partidarios del sí logran ofrecer una alternativa atractiva, y no sólo idealista, pueden hacer que las incertidumbres por el futuro no tengan tanto peso.

El presidente de YouGov, Peter Kellner, ofrece cuatro factores que explican el giro de los resultados en su encuesta:

–Los votantes laboristas han pasado de estar en un 18% a favor del sí a un 35%.
–Los votantes de menos de 40 años han pasado del 39% al 60%.
–Los votantes de clase trabajadora, del 41% al 56%.
–Las mujeres, del 33% al 47%.

El escaso apoyo a la independencia entre las mujeres era hasta ahora una de las razones por las que la victoria del parecía tan improbable. Según YouGov, es un argumento que ya no se puede sostener. Quienes se mantienen firmemente en el campo del no son los votantes de más de 60 años, un colectivo que no suele faltar a la llamada de las urnas.

El no hubiera llegado tan lejos si la cuestión se hubiera limitado al debate de la identidad. Permanecen las dudas sobre cómo un futuro Estado escocés afrontaría todo lo relacionado con el empleo, las pensiones y la moneda. Aun así, la campaña del parece haber utilizado con acierto la idea de que la prosperidad no está en juego, y sí en cambio la búsqueda de una sociedad más justa e igualitaria, conceptos que los escoceses valoran más que los ingleses.

Al igual que en las próximas elecciones británicas, el futuro de la sanidad pública es uno de los temas de debate más importantes por el temor a que las políticas de austeridad impuestas desde Londres, y una posible privatización de la gestión sanitaria, terminen socavando ese derecho.

A menos de dos semanas de la consulta, la campaña del  no deberá valorar si limita el impulso final a alertar sobre los riesgos económicos de la independencia, o si es imprescindible hacer propuestas más positivas. Según The Observer, en los próximos días se anunciará una oferta de devolución de más competencias a las instituciones escocesas en caso de victoria del no. El ministro de Hacienda, George Osborne, lo ha confirmado en la mañana del domingo. Defender el statu quo ya no es una carta ganadora.

Tres siglos de historia del Reino Unido están en juego… y algunas cosas más. En el plano electoral, los tories serían los grandes beneficiados de una separación escocesa. Escocia aporta 59 escaños a la Cámara de los Comunes, de los que ahora sólo uno es conservador (hay 40 laboristas). Sería un error pensar que David Cameron está pensando ya en los beneficios colaterales de la secesión (la inmensa mayoría de sus votantes escoceses votará no), porque al final él mismo podría ser una de las víctimas de la independencia escocesa. Un fracaso de dimensiones históricas sería la oportunidad que esperan los tories descontentos con su gestión para forzar su destitución. Los conservadores británicos toleran mal a los líderes que son derrotados.

 

La extraña idea de Ed Miliband de que en caso de independencia sería necesario instalar puestos fronterizos entre ambos países (seguro que hay cosas más importante para el futuro) demuestra que los tories no son los únicos que han entrado en una fase de pánico. El voto del miedo es en todos los países una forma muy extendida de amenazar a los votantes. Pero cuando deja de ser efectivo, insistir en él o elevar el tono retórico de la apuesta puede terminar siendo contraproducente.
—-

escocia encuesta

Gráficos del sondeo de YouGov.

Publicado en Reino Unido | Etiquetado , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

Grandes planos de la historia del cine.

¿Murió Tony Soprano al final? David Chase discrepa.
–Cómo sería ‘Los increíbles’ dirigido por Christopher Nolan.
–Un ranking de duelos con espadas láser en ‘Star Wars’.
Thelma Schoonmaker y Martin Scorsese.
–¿Quién no iría a la guerra si lo pidiera Charles Dance?
–Un primer plano no tiene que ser sólo de rostros.
Las alubias y los pedos.
–Bicicletas en La Habana.
–Sobre el volcán Marum en Vanuatu.
–La sequía de California.
Shakespeare y los abogados.
Irvine Welsh: “Lo que amo de ser joven es precisamente la forma en que podías odiar algo ciegamente. «Eso es una puta mierda», y punto”.

Publicado en Cosas del sábado | Etiquetado | Deja un comentario

The Economist y la esclavitud

esclavitud

Una reseña de un libro sobre la historia del racismo en EEUU ha colocado a The Economist en una difícil tesitura que al menos ha resuelto con rapidez. El libro es ‘The Half Has Never Been Told: Slavery and the Making of American Capitalism’, de Edward Baptist. Del sumario del libro:

“Hasta la Guerra Civil, explica Baptist, las innovaciones económicas más importantes en EEUU sirvieron para hacer aún más rentable la esclavitud. A través de la migración forzada y la tortura, los dueños de esclavos obtuvieron incrementos continuos en eficiencia de los esclavos afroamericanos. Por eso, EEUU se hizo con el control del mercado mundial de algodón, la materia prima clave de la Revolución Industrial, y se convirtió en una próspera nación con influencia global”.

La esclavitud fue, según este libro, un elemento fundamental en la generación de riqueza en EEUU y el desarrollo del capitalismo. El autor de la reseña publicada en The Economist no estaba muy convencido por esa tesis, pero fue aún más lejos en la crítica hasta finalizar el texto con un párrafo insólito:

“Otro factor que no se examina pudo haber contribuido al aumento de productividad. Los esclavos eran una propiedad valiosa, que era más difícil y cara de sustituir, a causa del descenso de su suministro desde África, que los campesinos irlandeses importados por los industriales desde el sur de Gales en el siglo XIX. Es seguro que los dueños de esclavos tenían un marcado interés en que sus “manos” estuvieran en buenas condiciones para recoger más algodón. Parte del incremento en productividad pudo haber venido de un trato mejor (de los esclavos). A diferencia de (Hugh) Thomas, Baptist no ha escrito una historia objetiva de la esclavitud. En su libro, casi todos los negros son víctimas; casi todos los blancos, malvados. Esto no es historia; es activismo”.

A lo que nosotros podríamos responder: esto no es periodismo; es activismo, del tipo que aplica la ley de la oferta y la demanda de forma forma completamente amoral con el fin de justificar una posición ideológica determinada. La que sostiene que en todo momento y situación cuanto más bajos son los costes laborales, más se beneficia una economía. Y si los costes son cero, o poco más que cero (producto tan sólo de alimentar a los esclavos), entonces los beneficios son inagotables.

Evidentemente, el aspecto más polémico es afirmar que no todos los esclavistas eran malos o deducir que en la práctica no podían serlo porque un trato más ‘humanitario’ les resultaría más beneficioso desde el punto de vista económico.

The Economist ha tardado menos de 24 horas en rectificar. Ha retirado el artículo de su web, aunque conservando un enlace por si alguien quiere revisarlo, con este mensaje: “La esclavitud era un sistema maligno, en el que la gran mayoría de las víctimas eran negros, y la gran mayoría de los blancos implicados en la esclavitud participaban voluntariamente en ella y se beneficiaban de ese mal. Lamentamos haber publicado el artículo y pedimos disculpas”.

Menos mal que los artículos de The Economist cuentan con varios filtros de edición. Una cosa es tener guardado en f4 la frase con la que se recomienda una reforma laboral en todos y cada uno de los países del planeta y otra muy diferente intentar blanquear la esclavitud.

Publicado en Economia, EEUU, Historia, Periodismo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Un superviviente de las matanzas del ISIS

Terrible testimonio de Ali Hussein Kadhim, un soldado iraquí que fue uno de los centenares de presos que cayeron en manos del ISIS en Tikrit (aquí la denuncia de HRW). Habíamos visto las imágenes de una fila interminable de prisioneros caminando por una carretera cercana a la ciudad. Los suníes fueron perdonados si se arrepentían por haber formado parte del Ejército. Los chiíes acabaron en zanjas ejecutados a sangre fría. Kadhim es quizá el único superviviente de este crimen de guerra. Se hizo pasar por muerto y logró escapar tras un terrible periplo.

Al contemplar las imágenes que le enseñan los periodistas del NYT, Kadhim cree encontrarse entre los cuerpos de los soldados ejecutados. No hubiera sobrevivido si los asesinos hubieran rematado a los que no murieron de inmediato. Les daba igual. Escuchó a uno de los yihadistas decir a otro que había descubierto que un soldado aún no estaba muerto: “Déjale que sufra. Es un infiel chií. Déjale que sangre”.

Si es cierto, como alegan los yihadistas, que 1.700 soldados fueron asesinados ese día, será una de las peores matanzas ocurridas en Irak desde la represión de 1991 contra la revuelta chií.

Publicado en Iraq | Etiquetado , | Deja un comentario

ISIS, una estrategia criminal, pero no irracional

mail isisEl asesinato de un segundo periodista por el ISIS, y el anuncio de que un tercer secuestrado correrá el mismo destino han dejado horrorizados y también perplejos a muchos periodistas.

¿Es ISIS un grupo dirigido por psicópatas que aspiran a matar al máximo número de personas antes de acabar ellos mismos muertos? ¿Es una fuerza irracional que se mueve a ritmo de impulsos homicidas? ¿Por qué matar a sangre fría a periodistas occidentales cuando eso puede forzar una intervención militar directa por parte de gobiernos hasta ahora reticentes a dar ese paso?

¿Irracional? La estrategia del ISIS no pasa por adoptar un perfil bajo en Irak o Siria. No declaras un “califato” islámico para luego pasar desapercibido. Su yihad abarca supuestamente todo el mundo islámico y eso le exige más tarde o más temprano enfrentarse a EEUU. Otra opción deseable es forzar la colaboración de Washington con los gobiernos sirio e iraní, lo que le permite presentarse ante todos los suníes como su único defensor.

Muchos medios de comunicación han definido al ISIS como “los bárbaros a las puertas de Europa”, además de las comparaciones de costumbre con los nazis. Supone magnificar el poder del grupo yihadista, que es algo que ellos pretenden conseguir con sólo 10.000 combatientes, quizá hasta 20.000. Presentarse como el gran enemigo de Occidente puede serles de utilidad para aumentar su capacidad de reclutar partidarios en toda la zona y recibir donaciones de millonarios del Golfo Pérsico, sobre todo saudíes y qataríes.

Las declaraciones altisonantes de los gobernantes norteamericanos, algunas hasta ridículas (“les perseguiremos hasta las puertas del infierno”, ha dicho Joe Biden, aunque su jefe también ha dicho que aún no saben cómo) contribuyen precisamente a destacar ese papel.

Muchas portadas, en especial de periódicos populares o sensacionalistas, contribuyen a resaltar el protagonismo de ISIS, y por la misma razón describen al Gobierno de Obama como débil o sin iniciativa. Nada les gustaría más a los que ordenaron la decapitación de los periodistas que respondiéramos a estas atrocidades con otras atrocidades. Para los partidarios de un combatiente en una guerra, los crímenes del enemigo son siempre execrables, mientras que los propios son excepciones obra de manzanas podridas o perturbados.

Las atroces imágenes de un encapuchado vestido de negro iniciando la decapitación de un rehén nos espantan a nosotros, pero no a aquellos que creen estar inmersos en una guerra santa contra los infieles. Las atrocidades de Al Qaeda en Irak, cuando la dirigía Zarqaui, también aparecían reflejadas en los DVD que se vendían en los mercados. Es el terror como forma salvaje de marketing.

Los asesinatos de Foley y Sotloff son además un macabro incentivo para los demás países con rehenes en Siria. David Cameron ha reclamado que se llegue a un acuerdo que impida que nadie pague rescates en caso de secuestros, como hacen Londres y Washington. ISIS obtiene decenas de millones de euros al año por este concepto gracias a que algunos países europeos han pagado grandes cantidades de dinero por sus nacionales.

La escenografía (si se puede emplear una palabra como esta) es otro factor que el ISIS utiliza en su favor. Básicamente, por colocar a los rehenes un mono de color naranja similar al uniforme que llevaban los presos de Guantánamo. Para los ciudadanos occidentales, hay una diferencia entre asesinar a sangre fría a alguien y encarcelarlo, aunque sea sin derecho a juicio, pero para los yihadistas es una excelente forma de cuestionar la credibilidad norteamericana al denunciar sus crímenes de guerra.

En definitiva, decapitar a un hombre indefenso es una forma evidente de terror. Esa es una técnica que ISIS ha utilizado desde el primer momento, y hay que reconocer que le ha sido muy útil. Hasta ahora.

Publicado en Iraq, Siria, Terrorismo | Etiquetado , , | Deja un comentario

La invasión israelí favoreció a Hamás

casa haniye

Una encuesta realizada en Gaza y Cisjordania revela hasta qué punto Hamás ha salido fortalecida del ataque israelí contra Gaza, a pesar del alto coste en vidas humanas o quizá precisamente por eso. No es una conclusión que deba sorprender, porque esa reacción se produjo en años anteriores después de otras invasiones israelíes, pero esta vez los números son aún más claros.

Uno de los políticos que sale directamente favorecido es Ismaíl Haniye, primer ministro de Gaza, muy por encima en apoyo popular sobre el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás. Sin embargo, los palestinos se muestran favorables a la formación de un Gobierno de unidad que incluya a Hamás y Fatah.

El 79% cree que Hamás fue el triunfador de esta última guerra. Sólo el 3% afirma que fue Israel quien venció, y el 17% piensa que ambos bandos salieron perdiendo. Un 79% hace responsable a Israel de las hostilidades, y un 5% a Hamás.

Los bombardeos, que han ocasionado más de 2.100 muertes, la mayoría civiles, no han doblegado el espíritu de resistencia, según este sondeo. Un 86% apoya el lanzamiento de cohetes desde Gaza contra Israel si no se levanta el bloqueo.

Además, los palestinos rechazan algunos de los argumentos utilizados por el Gobierno y Ejército israelíes. Afirman, en un 60%, que las milicias de Hamás no dispararon cohetes desde zonas habitadas por civiles (un 30% dice que sí lo hizo). Hay una división clara sobre si esto está justificado (un 49%) o no lo está (un 46%). Es mayor el porcentaje de gazatíes que piensan esto último (59%) que en Cisjordania.

Un 57% se opone al desarme de las milicias palestinas de Gaza, una condición exigida por Israel. Es una consecuencia directa del ataque israelí, porque en una encuesta realizada en junio por la misma organización ese porcentaje era sólo del 33%.

No todas las respuestas de la encuesta coinciden con las ideas de Hamás. Un 54% apoya la posición de Mahmud Abás por la que se exige a Hamás que un Gobierno de reconciliación entre los dos movimientos debe aceptar los acuerdos firmados en años anteriores por la Autoridad Palestina e Israel.

El examen de la actuación de los políticos palestinos durante la guerra arroja una clara victoria para los islamistas. Un 88% valora positivamente la conducta de Hamás. Sólo un 36% hace lo mismo con el Gobierno de la Autoridad Palestina. Curiosamente, Mahmud Abás recibe una mejor nota en Gaza que en Cisjordania. Abás paga el enfoque más pragmático con que siempre ha enfocado sus relaciones con Israel y la falta de resultados concretos que ofrecer a su opinión pública.

El Gobierno de “reconciliación” que preside el rector universitario Rami Hamdala, sin presencia de Hamás, no recibe mala nota, pero son más los que prefieren un auténtico Gobierno de unidad nacional en el que estén presenten los dirigentes de los principales partidos. La mayoría quiere que el Gobierno de Hamdala se ocupe de controlar las fronteras de Gaza con Egipto e Israel, probablemente porque eso haría más factible el fin del bloqueo, y de pagar a los funcionarios en Gaza, quizá porque tiene más opciones de obtener financiación internacional con la que costear la factura.

El sondeo da excelentes números a Ismaíl Haniye, primer ministro de Gaza. Si se celebraran ahora elecciones presidenciales, Haniye obtendría el 61% de los votos (Abás, el 31%). Incluso su porcentaje sería mayor en Cisjordania que en Gaza. Parece claro que para la mayoría de los palestinos, Haniye, de 51 años, encarna mucho más el espíritu de resistencia palestina frente a Israel que Abás, de 79 años, uno de los últimos representantes de la vieja guardia de la OLP.

Como es habitual en muchos de estos sondeos, la encuesta también enfrenta a Haniye a Maruán Barguti, dirigente de Fatah encarcelado en Israel desde 2002. Es la primera vez en ocho años en que Haniye (49%) aparece por delante de Barguti (45%).

Más de veinte años de negociaciones de paz, siempre concluidas con fracasos, han radicalizado a los palestinos, que ven cada vez menos opciones para que las conversaciones con Israel concluyan con un acuerdo político. Después de una catástrofe como la sufrida en Gaza en este verano, no hay que sorprenderse demasiado de esta conclusión.

La opinión pública está dividida sobre la solución de los dos estados (51%-49%), aunque en el sondeo anterior los partidarios superaban a los detractores por unos pocos puntos. En cualquier caso, un 62% no cree que sea ya factible a causa de la expansión de los asentamientos israelíes. Sólo un 24% está a favor de la existencia de un solo Estado que reúna a israelíes y palestinos.

Para conseguir el objetivo de la independencia, una mayoría del 53% favorece la lucha armada, un 22% las negociaciones diplomáticas y un 20% la resistencia no violenta. Quizá por eso un 54% apoya el secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes en la zona de Hebrón que Netanyahu utilizó para justificar la operación de castigo contra Gaza. Ese apoyo es mayor en Gaza y se queda en un 42% en Cisjordania.

Foto: un cuadro con la imagen de Haniye entre los escombros de su casa, destruida en un ataque israelí el 29 de julio.

Publicado en Israel, Palestina | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Gaza desde el aire

La mejor forma de apreciar la destrucción de algunas zonas de Gaza es desde el aire. Estas imágenes son del barrio de Shayahía, en Ciudad de Gaza. Ya en julio se pudo comprobar que esa zona quedó completamente arrasada.

Publicado en Palestina | Etiquetado , | Deja un comentario

Prisioneras del ISIS en Irak

Un mujer de Mosul cuenta su experiencia de vida en esta ciudad ocupada por las fuerzas del ISIS desde junio. Aquellos que no huyeron de la ciudad sobreviven en un ambiente de terror, en especial las mujeres, condenadas a permanecer recluidas en sus casas. Esta es una parte de su testimonio publicada por The Guardian:

“Todas las carreteras principales para entrar o salir están controladas por el ISIS. Intentar huir significaría cruzar dos de esos controles, donde pueden decidir tu destino. Lo que es seguro es que te quitarán cualquier cosa de valor, dinero u oro. Quieren que te vayas sólo con la ropa puesta. Ya he hecho una maleta con todas mis viejas fotos y cartas. No soportaría dejarlas atrás.

Por ahora no hay posibilidad de salir. Las carreteras son muy peligrosas y mi padre anciano, y enfermo de diabetes, no podría conseguirlo. Oímos rumores de que las autoridades kurdas no permiten a los hombres jóvenes pasar sus controles por miedo a que sean combatientes del ISIS camuflados. No podemos dejar atrás a nuestros hermanos. Estamos en esto juntos como familia. (…)

Nací y crecí en esta ciudad. Hoy me siento una extranjera. Me he esforzado toda mi vida para tener una educación, completar mi licenciatura y los másters, y estaba a punto de terminar mis estudios de posgraduado cuando se produjo el ataque del ISIS. Éramos 40 estudiantes en las clases de posgraduado, más de la mitad mujeres. Nos han prohibido asistir a la universidad desde el próximo mes. Toda esta educación para al final ser devueltos a la Edad Media y una época de esclavitud impuesta por hombres armados.

Como mujeres, debemos cubrirnos los rostros, algo que nunca me hubiera imaginado que podrían obligarme a hacer. No nos permiten salir de casa sin una escolta masculina. Se espera que los hombres se dejen crecer la barba. Nunca en la historia de Irak se habían visto unas leyes tan draconianas.

Mi única visita a la universidad la hice después de Eid (la festividad tras el fin del Ramadán). Esa mañana, me puse la abaya por primera vez pero entré sin cubrirme el rostro. Me encontré con varios amigos y bromeamos nerviosos sin evitar la tristeza. He dejado de preocuparme sobre la posibilidad de que haya ataques aéreos contra ISIS y las inevitables bombas que caen sobre los civiles. Sólo estoy obsesionada por la obligación de taparme la cara que me persigue incluso en sueños. (…)

La realidad me golpeó al final del Ramadán cuando fui con mi madre a comprar la abaya y el khimar (para cubrir el rostro). Fue surrealista que tuviéramos que pedir un khimar al dueño de la tienda, un hombre al que conocemos desde hace años, para que nos dijera que se habían acabado, como si llevar la cara cubierta fuera el último grito en moda.”

Lo que ISIS espera de las mujeres de Mosul. 12 junio.

Publicado en Iraq | Etiquetado , , | Deja un comentario

ISIS es el nuevo hombre del saco

terror isis

El Gobierno británico ha elevado el nivel de amenaza de atentado terrorista en el país hasta la posición “grave”. En el semáforo con colores, ese es el segundo nivel más alto, por debajo de “crítico”. Eso quiere decir que un atentado es “altamente probable”, pero no inminente. ¿Hay nueva información de los servicios de inteligencia sobre ese riesgo de ataque? No, dijo la ministra de Interior, Theresa May. Y los primos de Washington tampoco cuentan con nada que justifique correr en círculos mientras se lanzan gritos de terror (de momento se contentan con alentar la comparación de ISIS con los nazis; es un truco que ha funcionado antes).

Nunca es necesario concretar cuando es suficiente con pronunciar la palabra ISIS. Ya no es una pintoresca diosa egipcia, sino la suma de todos los miedos.

Posteriormente, el primer ministro elevó el listón de la alarma. Algo había que hacer después de los sucesos de los últimos meses en Siria e Irak, y David Cameron no desaprovechó la oportunidad para dar malas noticias a los británicos. Y a sus hijos. Y a algunos de sus nietos.

Nos encontramos ante una lucha que durará no ya años, sino décadas. ¿De qué me suena eso? Por ejemplo, del viceministro laborista Phil Woolas, que dijo en 2006, y no fue el único, que estábamos en una “guerra perpetua” contra Al Qaeda que duraría una generación entera, o más. Ya no tenemos en primera línea de fuego a Al Qaeda, pero está ISIS con sus avances en Siria e Irak, su repertorio terrorífico de crímenes de guerra y su recién estrenado “califato”. Pero no pensemos que la amenaza se limita a esos dos países. Cameron sabe que ISIS está pensando atacar “toda Europa Occidental”.

No, no tiene ninguna duda, como nosotros tampoco dudamos de que estas declaraciones harán más fácil que el Parlamento acepte aprobar alguna restricción de los derechos políticos o más poderes para la policía después del incremento del nivel de alarma.

En fin, ¿qué se puede añadir a todo esto a lo que contó Charlie Brooker en 2010?

Para el caso de que sea necesario añadir algo más:

¡Alarma! Hay un terrorista bajo su cama.
Cuando el terrorismo hace que los periodistas pierdan el sentido común.
Los terroristas son idiotas, nosotros los convertimos en personas inteligentes.
El terrorismo como impuesto.
‘Megaterror’: cuando la palabra terrorismo ya no es suficiente.

Publicado en Propaganda, Reino Unido, Terrorismo | Etiquetado , , , | Deja un comentario