Brian Eno y Elie Wiesel

beit lahiya

Dos testimonios muy diferentes de Brian Eno y Elie Wiesel sobre la destrucción que sufre Gaza. Eno prefiere centrarse en el contexto en que se produce (la ocupación de los territorios palestinos y la humillación constante en que viven sus habitantes). Wiesel culpa de la muerte de centenares de niños palestinos no a los que los matan, sino a las milicias de Hamás.

En su mensaje, Brian Eno se refiere también a la responsabilidad de EEUU y por extensión de los países occidentales:

“Estuve en Israel el año pasado con Mary. Su hermana trabaja para la UNRWA en Jerusalén. Haciendo de guías nuestros estaban un palestino –Shadi, que es guía profesional y el marido de la hermana de Mary– y Oren Jacobovitch, un judío israelí exmilitar que dejó el Ejército desprestigiado por negarse a golpear a palestinos. Gracias a los dos, descubrimos cosas horribles. Casas palestinas protegidas por un valla metálica y tableros para impedir que los colonos lancen mierda, orina y pañales sanitarios usados sobre sus habitantes; niños palestinos que son golpeados por niños israelíes con bates de béisbol ante las risas y aplausos de sus padres; todo un pueblo expulsado de sus casas y que viven en cuevas porque tres familias de colonos se han hecho con su tierra; un asentamiento israelí sobre una colina que deposita sus aguas residuales directamente sobre los cultivos palestinos; el Muro; los controles… y una serie interminable de humillaciones diarias.

Yo no hacía más que pensar: ¿realmente los norteamericanos aceptan esto? ¿Creen realmente que está bien? ¿O sencillamente no saben lo que ocurre?

Sobre el proceso de paz: Israel quiere el proceso, pero no la paz. Mientras transcurre ‘el proceso’, los colonos continúan apoderándose de la tierra y construyendo los asentamientos… y luego cuando los palestinos responden con sus ridículos fuegos artificiales, son aplastados con misiles de alta tecnología y proyectiles de uranio empobrecido porque Israel ‘tiene el derecho de defenderse’ (mientras los palestinos claramente no lo tienen).

Y las milicias de los colonos están encantados con dar puñetazos o arrancar el olivo de alguien mientras el Ejército mira al otro lado. Por cierto, la mayoría de ellos no son de origen israelí. Son judíos que han ejercido el ‘derecho al retorno’ desde Rusia, Ucrania, Moravia, Suráfrica y Brooklyn que llegaron a Israel con la idea de que tienen el derecho inviolable (¡y concedido por Dios!) a esa tierra, y que piensan que un árabe es lo mismo que una plaga de insectos, el racismo de toda la vida expresado con el mismo arrogante y desvergonzado que los viejos chicos de Luisiana. Esa es la cultura que defienden nuestros impuestos. Es como enviar dinero al Ku Klux Klan.”

Elie Wiese ha escrito un texto que se ha publicado como anuncio en algunos periódicos. Sostiene que los judíos “renunciaron al sacrificio de niños hace 3.500 años”, basándose en su lectura del Antiguo Testamento:

“Lo que estamos sufriendo hoy no es una batalla de judíos contra árabes o israelíes contra palestinos. Es en realidad una batalla entre los que celebran la vida y los que apuestan por la muerte. Es una batalla de la civilización contra la barbarie.

¿No comparten las dos culturas que nos dieron los Salmos de David y las valiosas bibliotecas del Imperio Otomano el amor a la vida y la transmisión de la sabiduría a sus hijos? ¿Puede encontrarse esto en el negro futuro que ofrece Hamás a los niños árabes, ser terroristas suicidas o escudos humanos para sus cohetes? (…)

Hombres y mujeres de espíritu moderado y fe, sea en Dios o en el hombre, deben abandonar sus críticas a los soldados israelíes –cuya terrible elección consiste en disparar y arriesgarse a dañar a los escudos humanos, o no disparar y arriesgarse a que mueran sus seres queridos–, y volverlas contra los terroristas que han quitado toda posibilidad de elegir a los niños palestinos de Gaza.”

Publicado en Israel, Palestina | Etiquetado , | Deja un comentario

La propaganda israelí en siete cómodos pasos

western mail letter

Una carta al director aparecida en el diario británico Western Mail.

1. No hemos recibido información de esas muertes, pero lo comprobaremos.
2. Murió gente, pero fue por un cohete/bomba palestino defectuoso.
3. OK, les matamos, pero eran terroristas.
4. OK, eran civiles, pero los estaban usando como escudos humanos.
5. OK, no había combatientes en la zona, fue un error nuestro. Pero matamos civiles por accidente, ellos lo hacen a propósito.
6. OK, matamos muchos más civiles que ellos, pero ¡hay otros países que son horribles!
7. ¿Por qué sigue hablando de Israel? ¿No será usted un antisemita?

Publicado en Israel, Propaganda | Etiquetado , , | Deja un comentario

Rostros de Gaza

gaza

Las fotos de David Segarra nos ofrecen la imagen de Gaza que muchos olvidan, especialmente en momentos de violencia. Cada una de esas personas lleva consigo la historia de alguien que reclama su derecho a tener una vida digna, igual que todos nosotros. Gaza no es sólo bombas y violencia, no es una tierra condenada a sufrir.

Publicado en Palestina | Etiquetado , | Deja un comentario

Las razones de Israel y su parentesco con Bin Laden

Btxbcd1CYAEM3J1

¿Es un chiste absurdo la viñeta de Mat Bors? ¿O la típica exageración absurda para provocar una discursión? No tanto. En la prensa israelí es habitual encontrar artículos que culpan a los habitantes de Gaza por el poder con el que cuenta Hamás (las últimas elecciones fueron en 2006). De alguna manera, se les considera responsables de su dolor. Nosotros disparamos, pero los culpables son ellos, es una mentalidad muy extendida en Israel.

O, por citar las viejas palabras de Golda Meir, recordadas hace unos días por el presentador de un informativo de EEUU, “nunca les perdonaremos que nos obliguen a matar a sus hijos”. Que nos obliguen.

Recientemente, ha habido un ejemplo extremo de esa idea, pero en EEUU. El profesor de derecho y novelista Thane Rosenbaum publicó un artículo en el WSJ para culpar a los gazatíes:

“En un nivel básico, pierdes tu derecho a ser llamado civil cuando eliges libremente a miembros de una organización terrorista al frente de un Estado, les invitas a cenar cuando tienen sangre en sus manos, y permites que instalen en tu comedor su base de operaciones. En ese momento, te pareces mucho más a los soldados reclutados que a los civiles inocentes. Y te has convertido voluntariamente en un objetivo”.

Como se comentó rápidamente, esa es la misma línea de argumentación que Osama bin Laden utilizó para justificar los atentados del 11S. Es una lógica habitual en las organizaciones terroristas cuando se refieren a la población civil como un objetivo legítimo.

Pero ni en Israel ni en los sectores de la sociedad de EEUU que apoyan a muerte a Israel son capaces de apreciar las consecuencias de esta paradoja.

Para continuar con la idea de la viñeta, tengo que repetir este gráfico (con datos de hasta el 25 de julio) que traslada las cifras de víctimas de Gaza a las dimensiones de EEUU).

Publicado en Israel, Palestina, Propaganda | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Israel sólo te deja la opción de elegir el lugar donde morirás

escuela onu

El último ataque israelí a un refugio de la ONU ha colmado la paciencia de Pierre Krähenbühl, comisionado general de la UNRWA. Este es el comunicado que ha hecho público esta mañana:

“La noche pasada, murieron niños cuando dormían junto a sus padres sobre el suelo de un aula en una refugio de la ONU en Gaza. Niños muertos mientras dormían. Esto es una afrenta para todos nosotros, una fuente de vergüenza para todo el mundo. Hoy el mundo soporta su vergüenza.

Hemos visitado el lugar y reunido las pruebas. Hemos analizado fragmentos, examinado los cráteres y otros daños. Nuestra valoración inicial es que la artillería israelí atacó la escuela en la que 3.300 personas habían buscado refugio. Creemos que hubo tres impactos. Es demasiado pronto para dar una cifra confirmada de muertes. Pero sabemos que habrá muchas muertes de civiles y heridos, incluidos mujeres, niños y el vigilante de la UNRWA que intentaba proteger el local. Son gente que recibió la orden del Ejército israelí de abandonar sus casas.

La localización precisa de la Escuela Básica de Niñas de Yabalia y el hecho de que albergaba a miles de desplazados había sido comunicada al Ejército israelí en 17 ocasiones para asegurar su protección. La última fue a las nueve menos diez de la noche pasada, sólo horas antes del bombardeo fatal.

Condeno en los términos más estrictos esta grave violación del derecho internacional por las fuerzas israelíes.

Esta es la sexta ocasión en que una de nuestras escuelas ha sido atacada. Ha habido muertos entre nuestro personal, las mismas personas que dirigen la respuesta humanitaria. Nuestros refugios están abarrotados. Decenas de miles de personas pueden quedar tirados en las calles de Gaza sin comida, agua y refugio si continúan los ataques contra estas zonas.

Ya no basta sólo con limitarnos a la acción humanitaria. Ha llegado el momento de exigir responsabilidades. Hago un llamamiento a la comunidad internacional para que tome medidas políticas que pongan fin de inmediato a esta constante carnicería.”

19 personas han muerto y 90 han resultado heridas. El ataque se produjo cuando todos estaban dormidos. A las 4.30 de la madrugada.

No hay aún una versión oficial israelí, pero un portavoz militar llamó a una periodista de The Guardian para comunicarle que había “miembros de Hamás disparando proyectiles de mortero desde las cercanías de la escuela y los soldados respondieron disparando contra el origen de ese fuego”.

Como han destacado muchos, esta es una ofensiva en la que el Ejército israelí obliga con amenazas o bombardeos a la población civil a abandonar sus casas, lo que hace que esas personas se refugien en centros de la UNRWA o casas de familiares. Y cuando están allí, vuelve a atacarlos. Al final, Israel sólo les deja la opción de elegir el lugar donde morirán.

Foto: Un niño llora junto al cadáver de un familiar muerto en el ataque a la escuela de la ONU. Foto: Oliver Weiken/EPA.

Publicado en Israel, Palestina | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Qué pasó en Gaza tras el alto el fuego de 2012

Conté que desde el acuerdo de noviembre de 2012 las violaciones del alto el fuego entre el Gobierno israelí y Hamás habían sido mayores en el primer caso que en el segundo. Aquí hay un recuento (imagen ampliada).

alto el fuego

Fuente.

Publicado en Israel, Palestina | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Las victorias que perseguirán a Israel durante años

6509019w

Amira Hass escribe sobre la diferencia entre las victorias militares que busca el Gobierno israelí, y que reclama su opinión pública, y las derrotas morales que tendrán consecuencias durante años. Para entonces, será imposible revertir las consecuencias, aunque quizá sea eso lo que busquen los dirigentes de Israel.

Si la victoria se mide en el número de familias eliminadas en dos semanas –padres e hijos, un padre y unos hijos, una abuela, sus nueras, nietos e hijo, hermanos y sus hijos, y todas las variantes que puedas escoger–, entonces llevamos toda la ventaja. Aquí están los nombres para el recuerdo: Al-Najjar, Karaw’a, Abu-Jam’e, Ghannem, Qannan, Hamad, A-Salim, Al Astal, Al Hallaq, Sheikh Khalil, Al Kilani. En estas familias, los pocos que han sobrevivido a los bombardeos de Israel de las dos últimas semanas sienten celos de sus muertos.

Y no olvidemos a nuestros laureados expertos legales, aquellos sin los cuales el Ejército no da un paso. A causa de ellos, volar una vivienda entera, esté vacía o llena de personas, se justifica fácilmente si Israel define a uno de sus ocupantes como un objetivo legítimo, sea un miembro destacado o menor de Hamás, político o militar, hermano o invitado.

“Si esto es legal según el derecho internacional”, me dijo un diplomático occidental, perplejo por el apoyo de su propio Estado a Israel, “es una señal de que algo huele muy mal en el derecho internacional”. (…)

“Entre todo este sufrimiento y muerte”, me escribió un amigo de Gaza, “hay muchas expresiones de cariño y amabilidad. La gente se apoya mutuamente, se reconforta mutuamente. Especialmente, los niños que buscan la manera de apoyar a sus padres. He visto a muchos niños de no más de 10 años que abrazan y tranquilizan a sus hermanos menores, intentando distraerlos del horror. Tan jóvenes y ya tienen que ocuparse de otros. No me he encontrado a un solo niño que no haya perdido a alguien, un padre, una abuela, un amigo, una tía o un vecino. Y pensé: si Hamás surgió de la generación de la primera intifada, cuando se disparaba con fuego real a los jóvenes que tiraban piedras, ¿qué crecerá de la generación que ha experimentado las masacres continuas de los últimos siete años?”.

Hay victorias militares que se pagan con sangre años después.

Publicado en Israel, Palestina | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Quién es el responsable de la destrucción de Gaza?

netanyahu ejercito

¿Cómo empezó todo? Una vez que comienzan a volar los misiles y los cohetes, el origen pasa a ser secundario para muchos en la medida en que no servirá para poner fin a la violencia. Cada bando recoge una lista de agravios lo bastante amplia como para continuar con los ataques. Pero la pregunta no es irrelevante. Pone a prueba cualquier argumento propagandístico con el que se sostiene la necesidad de matar.

Una declaración del portavoz de la policía israelí para la prensa extranjera a un periodista de BBC ha vuelto a sacar a la luz el hecho que desencadenó toda la serie de sangrientos acontecimientos que estamos presenciando ahora en Gaza. No es una declaración en nombre del Gobierno, pero en realidad no puede sorprendernos demasiado. Una parte de esa historia ya se contó.

Tres jóvenes israelíes (Gilad Sha’ar y Naftali Fraenkel, de 16 años, y Eyal Yifrah, de 19) fueron secuestrados y asesinados el 12 de junio en el sur de Cisjordania cuando estaban de excursión en una zona montañosa. Lo que supo la opinión pública fue que habían sido secuestrados y que su situación era desconocida. Se desató una inmensa caza policial para encontrar a los captores con la esperanza de que eso ocurriera antes de que los jóvenes fueran eliminados.

Antes Hamás y Fatah habían firmado un acuerdo con el que poner fin a sus tradicionales diferencias con la vista puesta en formar un Gobierno de coalición que se hizo realidad el 2 de junio. Netanyahu había intentado sin demasiado éxito provocar la movilización de EEUU y Europa contra el acuerdo.

El secuestro suponía una oportunidad nueva para Netanyahu que no iba a desaprovechar. Comentó que era un ejemplo de cómo el Gobierno de coalición de Hamás y Fatah iba a suponer un “incremento del terrorismo”.

Hasta ese momento seguía siendo un secuestro. Una orden judicial planteada por la policía prohibió a los medios de comunicación israelíes informar de nada que no tuviera el visto bueno oficial de las fuerzas de seguridad, lo que es lo mismo que decir el Gobierno.

Entonces no se sabía que los jóvenes habían sido asesinados muy poco después de su captura. Uno de ellos había conseguido realizar una breve llamada telefónica con su móvil al número policial de emergencias. “Me han secuestrado”, dijo uno de ellos. Luego se oían gritos (“Bajad la cabeza”), disparos, unos quejidos de dolor, más disparos, y unas voces en árabe cantando. Lo contó J.J. Goldberg en la web del semanario judío Forward el 10 de julio.

Al día siguiente, la grabación llegó a manos de la policía. Habían encontrado el coche con ocho impactos de bala y manchas de sangre, cuyo ADN se correspondía con el de los jóvenes.

Esa información fue ocultada a la gente, que confiaba en que un milagro consiguiera salvar a los jóvenes. Se montó una campaña nacional en los medios de comunicación, las escuelas y las redes sociales. “Bring Back Our Boys” fue el lema, recordando el “Bring Back Our Girls” extendido por todo el mundo tras el secuestro de las niñas de Nigeria por Boko Haram. La Oficina del Primer Ministro difundió una foto de la esposa de Netanyahu con ese mensaje.

El 30 de junio, se encontraron sus cadáveres.

El 3 de julio, las primeras unidades de infantería comenzaron a tomar posiciones en la frontera entre Israel y Gaza.

Netanyahu no tuvo dudas. Desde el mismo momento, acusó a Hamás de estar detrás del crimen (“Hamás es responsable. Pagará por esto y continuará pagando”). En una reunión del Gobierno, dijo “que Dios vengue su muerte”, lo que ha sido interpretado como una forma de reclamar venganza. Alguien le tomó la palabra y asesinó quemándolo vivo a un joven palestino en Jerusalén.

Este último crimen provocó un shock en Israel. No había manera de justificar tal atrocidad, y el Gobierno no lo intentó. Y el eje del debate público se estaba alejando peligrosamente de los términos que necesitaba el Gobierno.

Durante el tiempo en que la sociedad israelí pensó que los tres jóvenes estaban vivos, las fuerzas de seguridad lanzaron una operación masiva contra Hamás en Cisjordania. La llamó “El guardian de tu hermano”. Centenares de personas fueron detenidas, incluidos periodistas y miembros de ONG a los que se consideraba cercanos a Hamás. Lo más importante fue la detención de decenas de miembros de Hamás a los que se había puesto en libertad como parte del acuerdo que permitió la liberación del soldado Shavit, y que no tenían ninguna relación con la muerte de los tres jóvenes. Una provocación en toda regla destinada a Hamás.

Hamás no reivindicó el secuestro. Sí es cierto que Jaled Meshal, líder de Hamás en el exilio, elogió a sus autores. Como mínimo, fue una declaración estúpida que parecía redactada por Netanyahu. El poder en Hamás está desde hace tiempo más dentro que fuera de Gaza. La autoridad de Meshal venía en parte por ser el interlocutor oficial de la organización con Siria, y las relaciones entre Hamás y Damasco se habían visto muy dañadas por la guerra civil siria.

Dos nombres habían surgido en relación con el caso. Las fuerzas de seguridad israelíes anunciaron que los principales sospechosos eran Marwan Qawasme y Omar Abu Aysha. El apellido del primero daba algunas pistas. El 2 de julio, cité un artículo que contaba una historia conocida en Hebrón (dos semanas antes, otro artículo planteaba las mismas dudas pero con menos datos).

El clan familiar de Qawasme está relacionado con Hamás, pero desde hace mucho tiempo hace la guerra por su cuenta en un enfrentamiento con Israel lleno de víctimas por ambos lados que va más allá de razones políticas. En ocasiones ha realizado atentados precisamente cuando a Hamás no le convenía, por ejemplo por haber firmado un alto el fuego con Israel con la mediación egipcia. Es muy posible que este secuestro y asesinato fuera su manera de impedir que el pacto entre Hamás y Fatah culminara con éxito.

¿Por qué Hamás no cortó relaciones con este clan hace tiempo? En la lógica de un movimiento insurgente, nunca se rechaza la ayuda de alguien dispuesto a utilizar la violencia para conseguir unos determinados objetivos políticos. Y era una forma de presionar al Gobierno de la Autoridad Palestina, que por otro lado no estaba en condiciones ni de hacer honor a su nombre en Hebrón (por la presencia de fuerzas militares israelíes) ni de controlar a ese clan.

Los ministros ultraderechistas del Gobierno de coalición israelí exigían una represalia directa contra Hamás en Gaza. Netanyahu aún no estaba dispuesto a dar ese paso. Quizá dudaba o quizá esperaba que el Gobierno islamista de Gaza le echara una mano. Desde noviembre de 2012, el número de ataques desde Gaza había sido muy reducido. El alto el fuego conseguido entonces con la mediación egipcia había surtido efecto. No sin dificultades, el liderazgo político de Hamás había convencido a sus milicias y a las de pequeños grupos yihadistas de que no provocaran a Israel. Pero en Gaza Hamás ya no tenía el monopolio de la lucha contra el enemigo. Y en esos casos, la contención en momentos de crisis puede ser interpretada como rendición.

Israel no se había sentido tan obligado por ese acuerdo. Sus violaciones de los términos pactados en forma de breves incursiones habían sido mucho más numerosas que las que se podían adjudicar a Hamás. Por ejemplo, en las fechas cercanas a toda esta historia, el 11 de junio, un ataque aéreo destinado a acabar con Mohamed al-Woo, miembro de un grupo yihadista, no sólo le mató a él, sino también a su sobrino, de siete años, que le acompañaba en la moto.

Hamás cree en la necesidad de responder a la oleada de detenciones y se produce un aumento del lanzamiento de cohetes desde Gaza. Su repercusión no es muy grande. De los 60 que el Ejército dijo haber contabilizado ese mes, sólo 28, y de muy corto alcance, llegaron a Israel causando sólo daños materiales.

Todo cambia en los últimos días del mes. El 27 de junio, un ataque israelí acaba con dos miembros de las Brigadas Tauhid, sin relación con Hamás. Al día siguiente, las milicias de Hamás atacan Israel con seis cohetes, en concreto las zonas más cercanas a la frontera, también sin causar víctimas. Lo más grave son los daños materiales sufridos por una fábrica de Sderot en la que un cohete prende fuego de noche al edificio.

El 29, Israel responde con bombardeos a 12 objetivos diferentes. El ministro de Exteriores, el ultranacionalista Avigdor Lieberman, deja claras las opciones: “La alternativa es clara. O bien atacamos la infraestructura terrorista tras cada ataque, y después ellos vuelven a disparar, o bien vamos a la ocupación completa” (de Gaza).

Unos días después, se toma la decisión política. Es casi seguro que los planes militares estaban ya preparados y actualizados. El 8 de julio, el Gobierno autoriza al Ejército a poner en marcha la llamada a filas de decenas de miles de reservistas. El ministro de Seguridad, Yitzhak Aharonovitch, anuncia en la radio que “el Ejército tiene las manos libres para actuar”.

Ese mismo día, comienzan los bombardeos. 20 personas mueren esa primera noche en Gaza y centenares resultan heridas. Entre los fallecidos, un niño de ocho años en una casa de Jan Yunis.

21 días después, la lista de muertos llega a 1.032, de los que 236 son niños, según el recuento del Ministerio de Sanidad de Gaza.

En noviembre de 2012, escribí una recopilación de los hechos que habían conducido a otra operación masiva de Israel contra Gaza.

Publicado en Israel, Palestina | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Los niños de Gaza

Jon Snow, el presentador principal de los informativos de Channel 4, ha vuelto a Londres después de unos días en Gaza: “No me puedo quitar esas imágenes de la cabeza”, dice en referencia a los niños muertos y hospitalizados. Para él, eso es “la esencia de lo que está ocurriendo en Gaza”. Este es su mensaje sobre una crisis de la que, dice, todos somos responsables.

Publicado en Israel, Palestina | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Así cuenta el Ejército israelí su invasión de Gaza

El Ejército israelí ha hecho un resumen en vídeo de la segunda semana de su ofensiva contra Gaza. Como es habitual en la propaganda, tan importante es lo que no se cuenta como lo que se cuenta. No aparece la cifra de militares israelíes muertos (43, hasta el domingo a primera hora) ni la de palestinos muertos (1.047 hasta la madrugada del domingo). Ni imágenes del alcance de la destrucción de zonas civiles.

“Tenéis que prestar atención donde haya escuelas y mezquitas”, dice el mando militar. Se da a entender que es para no atacarlas cuando en realidad ha ocurrido lo contrario.

Se acusa a Hamás de utilizar “escudos humanos”. Esta vez no se acusa a los civiles, como se ha hecho en Twitter, de ser responsables de su propia muerte por continuar viviendo en sus casas o intentar volver a ellas.

Una comparación del número de muertos en Gaza con las cifras de víctimas hasta el 25 de julio:

Publicado en Israel, Palestina, Propaganda | Etiquetado , , , | Deja un comentario