Víctimas de los ataques saudíes en Yemen

Arabia Saudí anunció hace unas semanas el fin de su operación de castigo contra Yemen. En realidad, los bombardeos se reanudaron casi de inmediato, pero también se abrió un periodo en el que la ONU tenía la oportunidad de convocar negociaciones políticas que permitieran la creación de un Gobierno apoyado por todos los sectores ahora enfrentados.

La cita era en Ginebra para el 28 de mayo. Antes de que llegara esa fecha, quedó cancelada. Ahora se espera que pueda celebrarse el 14 de junio, y por eso se supone que tres días antes comenzará un alto el fuego.

Hasta entonces, seguiremos viendo imágenes como estas, producto de los ataques aéreos saudíes.

El bloqueo naval saudí ha hecho que en Yemen, un país ya de por sí muy pobre, haya 20 millones de personas en una situación dramática por falta de alimentos, agua y material médico. El Gobierno saudí prometió ocuparse de poner los 274 millones de dólares con que la ONU prometió dotar a un fondo de emergencia para aliviar la situación humanitaria de la población. Hasta ahora Riad no ha enviado a la ONU ni un solo dólar.

Publicado en Arabia Saudi, Yemen | Etiquetado , | Deja un comentario

La batalla de BDS contra Israel

bds eeuu

La batalla planteada por BDS ha dejado de ser un asunto que capte sólo la atención de minorías muy interesadas por la situación de los palestinos. No es algo que, alejado del apoyo de los gobiernos y de la atención de los medios de comunicación, se encuentre aislado en los márgenes del debate. Como suele ocurrir en estos casos, ha sido el enemigo el que le ha concedido un protagonismo esencial. La derecha israelí, por el momento derrotada en la cuestión iraní en EEUU, lo ha elegido como bandera de movilización, porque además le permite recabar el apoyo de la mayor parte de la oposición a un Gobierno trufado de elementos ultras. Y de los periódicos que no soportan a Netanyahu.

BDS (por sus iniciales en inglés: boycott, divestment, sanctions) representa un movimiento de base contra las políticas de los gobiernos israelíes por la ocupación de los territorios palestinos, pero también defiende los intereses de los palestinos que viven en Israel (a los que allí se llama árabes israelíes) y de los refugiados que viven sobre todo en Oriente Medio desde hace décadas. En su mensaje central, no cuestiona la existencia del Estado de Israel, pero sí en lo que se ha convertido. Cualquier colaboración política, económica y social se considera una complicidad con un régimen tachado de apartheid.

No habría creado tal alarma en Israel si BDS no se hubiera extendido tanto en EEUU, en especial en las universidades, al calor de una evolución de una parte de la sociedad norteamericana que ya no cree que Israel deba ser inmune a las críticas, como piensa la clase política norteamericana. Tampoco habría encontrado tantos apoyos si el proceso de paz no fuera lo que es, un cadáver ambulante sostenido por declaraciones vacías de los gobernantes occidentales. Hay ya pocas dudas cuando Netanyahu anuncia en el momento más dramático de la campaña electoral que le concedió la victoria que bajo su mandato nunca habrá un Estado palestino en Cisjordania y Gaza.

Varios artículos coinciden en que BDS es “el nuevo Irán” en términos propagandísticos para Israel. Con la intención de impedir cualquier acuerdo político que revirtiera la expansión territorial lograda en la guerra de 1967, la OLP fue considerada durante años una “amenaza existencial”, no así el problema palestino como tal porque los políticos reconocían que los palestinos nunca podrían derrotar militarmente a Israel. Después, apareció Irán y el fantasma de su arma nuclear recorriendo las declaraciones desde principios de los 90, sin que nunca llegara a hacerse realidad. Ahora es BDS y la retórica está a la altura que se podía esperar.

La diputada del Likud Anat Berko ha montado un grupo de parlamentarios de varios partidos contra BDS. La propuesta palestina, luego retirada, de suspender a Israel en la FIFA ha sido el primer toque de atención en esta legislatura. Berko, una recién llegada a la política, emplea la terminología habitual en su país. Todos los enemigos de Israel son terroristas, incluidos los que nunca han tocado un arma en su vida. Todos son antisemitas:

“Lo considero (en relación a la polémica de la FIFA) nada menos que una extensión de la matanza de atletas israelíes en los JJOO de Munich. Es terrorismo diplomático, pero terrorismo en todo el sentido de la palabra, ya que socava los aspectos más básicos de la existencia de Israel. Es otra forma de decir: ‘Los judíos no pueden existir aquí’. Por lo que a mí respecta, no es otra cosa que un libelo de sangre“.

Y todo eso porque los palestinos acusaban a Israel de vulnerar las normas de la propia FIFA con la inclusión de equipos de las colonias en su Liga o el trato que reciben los futbolistas palestinos.

En los artículos en prensa, no faltan las referencias a los nazis, Hitler y en especial Goebbels para describir la campaña de BDS. Netanyahu no ha tardado en relacionarlo con las ideas antisemitas del pasado. “Los vientos están cambiando, y debemos considerar esto como una de las mayores amenazas estratégicas”, ha dicho el presidente, Reuven Rivlin. Tiene razón: los vientos están cambiando.

Sheldon Adelson –el magnate de los casinos y gran amigo de Netanyahu– ha convocado para dentro de unos días una reunión en Las Vegas con todas las organizaciones judías norteamericanas que pueden oponerse a la campaña de BDS en EEUU. Pondrá mucho dinero encima de la mesa, pero el factor económico supera lo que pueda hacer un multimillonario.

Las consecuencias económicas no pueden obviarse. Tras ser acusada de colaborar con la ocupación por su presencia en los asentamientos, la empresa de telecomunicaciones Orange ha anunciado que pretende retirar su marca de Israel, donde opera en una alianza con una empresa local. En Israel tiene 2,7 millones de clientes y un 28% de cuota de mercado. La medida tendrá repercusiones diplomáticas porque el Estado francés cuenta con un 25% de acciones en la compañía.

Netanyahu ha calificado de “miserable” la actitud de la empresa francesa. Pronto se han producido llamadas al boicot en Israel de los productos Orange. El mercado del país es muy pequeño en términos globales, por lo que el boicot cruzado desde ambos lados tendría efectos evidentes. Los números juegan en contra de Israel.

Varios importantes empresarios se reunieron con Netanyahu para advertirle ya en 2013 que mantener el actual statu quo frente a los palestinos terminaría haciendo pagar un duro precio económico al país. “El futuro del país estará en peligro”, dijo uno de los asistentes a Haaretz si persiste esa situación. El mundo no aceptará un Estado que en la práctica será binacional, pero en el que un pueblo niegue los derechos políticos al otro. “El mundo no aceptará esto”, dijo otro empresario. “Las inversiones extranjeras no vendrán a un Estado como ese. Nadie comprará bienes a ese país”.

La actual escalada retórica en Israel no sorprenderá a nadie que la conozca, pero hay algo en lo que no está completamente equivocada. El país está comenzando a perder la guerra de la propaganda. La clase dirigente nunca admitirá que eso ha ocurrido a causa de las políticas de sus gobiernos, de la vulneración de los derechos de los palestinos que viven bajo el control israelí, de las brutales campañas de castigo contra los civiles de Gaza, de la constatación de que los principios de la democracia liberal en Israel no sobrevivirán a la continuación de la ocupación.

La campaña de BDS no es sólo contra políticas concretas de gobiernos, sino también contra aquello en lo que se ha convertido Israel.

A finales de 2014 el Parlamento aprobó la toma en consideración de un proyecto de ley (que el Gobierno actual volverá a impulsar) para castigar con una pena de diez años de prisión a cualquier que lance piedras en una manifestación incluso si no tiene la intención de dañar a nadie, y de 20 años en caso afirmativo. La medida está pensada para los palestinos. Es poco probable que un castigo tan severo se aplique a israelíes, mucho menos a los colonos de los asentamientos que llevan a cabo acciones de castigo contra los habitantes de los pueblos palestinos cercanos.

La discriminación ya no es una consecuencia de la colonización de un territorio extranjero, sino la esencia del ordenamiento jurídico y político israelí. Al final, lo segundo termina siendo una consecuencia inevitable de lo primero.

Foto: protesta contra el ataque israelí a Gaza en el verano de 2014 en Oakland, California. Flickr de Alex Chis.

Publicado en Israel | Etiquetado , , , | Deja un comentario

800 bases militares de EEUU en el mundo

EEUU cuenta con 800 bases e instalaciones militares por todo el mundo, según una recopilación hecha por David Vine en su libro ‘Base Nation’. Han pasado más de 20 años desde el fin de la guerra fría, no hay ningún país que se acerque ni de lejos al potencial militar de EEUU, y sin embargo, esa presencia masiva en el extranjero continúa siendo un elemento fundamental de la política exterior norteamericana.

Los políticos de ese país mantienen el discurso oficial. Para convencer a los congresistas y opinión pública de que ese gigantesco desembolso económico está justificado, afirman que es básico para garantizar la estabilidad. Las aventuras imperiales en Irak y Afganistán sí nos demuestran una idea: la guerra siempre es más cara que la paz. Por otro lado, la existencia de esa red planetaria no ha impedido que ocurran esas guerras.

¿Cuál es su función? Mantener efectiva la idea de que EEUU gobierna el mundo. Es una ficción.

Por eso, cuando se prolonga una amenaza como la de ISIS o EEUU es incapaz de pacificar Afganistán, en vez de cuestionar el principio militarista, lo que los políticos y medios discuten es si necesitan más aviones, más tropas sobre el terreno, más bombas contra el enemigo, más bases en el extranjero. En definitiva, no hay ningún problema estratégico que no se pueda solucionar arrojando mayores bombas.

–Average U.S. Troop Cost Nearly Doubled Since 1980.
–How U.S. Taxpayers Are Paying the Pentagon to Occupy the Planet. David Vine.
The Tragedy of the American Military. James Fallows.

Publicado en EEUU | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cómo Rajoy terminó hartando al PP

Lunes

Los dirigentes del PP se levantan algo groguis después de una noche de no mucho sueño. Puede que ya nadie hable del rescate, como dice Rajoy, pero los resultados indican que ya son muy pocos los que creen sus palabras. El partido ha perdido todas las mayorías absolutas en los parlamentos autonómicos y muchas grandes ciudades, empezando por Madrid. Sólo le ha sacado dos puntos al PSOE en las locales y se ha quedado en el 27%.

Esta vez la portada de ABC no sirve ni de placebo: “El PP gana por votos, pierde en poder”. A los dirigentes les interesa obviamente lo segundo. Si esperaban una reacción de su líder que no fuera la línea de un encefalograma plano, por la tarde van a tener ración doble de la nada. Es el mismo hombre que tardó meses en nombrar a los candidatos porque no había que darse tanta prisa, ya que el PSOE no levantaba cabeza y Podemos se desinflaba (o eso decía él). Tranquilos, muchachos, está todo controlado. Y Floriano dirigirá la campaña. ¿Qué puede salir mal?

El lunes, el presidente da el mismo mensaje en la reunión del Comité Ejecutivo y en un acto posterior de carácter inaudito en él: una rueda de prensa. Rajoy se señala con el dedo, pero para autoproclamarse candidato para las generales y descarta cambios de calado: “Hemos ganado las elecciones y por tanto en ese asunto estoy muy cómodo y muy tranquilo”. Los barones empiezan a mirar al techo.

Continúa en eldiario.es

Publicado en España | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Si se acaba la Patriot Act…

Varias cláusulas de la Patriot Act quedarán anuladas si no son renovadas por el Congreso de EEUU. Catorce años y medio después del 11S, incluso muchos congresistas republicanos creen que ya va siendo hora de poner fin a este aumento –que iba a ser temporal– de los poderes del Estado en la lucha contra el terrorismo.

No importa quien gobierne en la Casa Blanca. Las autoridades creen que sería un error trágico, de consecuencias dramáticas, porque a fin de cuentas para ellos la guerra contra el terrorismo no acabará nunca. Glenn Greenwald destaca un artículo del NYT, marca de la casa, en el que los periodistas de política hacen lo que se espera de ellos, conceder el anonimato a fuentes de la Administración que se dedican a repetir las peores amenazas si parte de la Patriot Act desaparece. Son fuentes anónimas que se dedican a cumplir las órdenes de sus jefes, pero que por alguna razón misteriosa no pueden decir quiénes son.

Y lo que tienen que decir no suena muy original. No cumplir los deseos de la Casa Blanca sería lo mismo que “jugar a la ruleta rusa con la seguridad nacional”.

Al menos esta vez hay personas que han reaccionado como auténticos patriotas para dejarnos claro cuál es el escenario que nos espera a partir de la próxima semana. Prepárense para lo peor.

Publicado en EEUU, Propaganda, Terrorismo | Etiquetado , , | Deja un comentario

La conexión entre la corrupción de la FIFA y la matanza de Qatar

La investigación de corrupción en la FIFA, promovida por el Departamento de Justicia norteamericano y apoyada por las autoridades suizas, es una de esas historias tan sorprendentes como previsibles. Por lo segundo, ya que la prensa anglosajona lleva mucho tiempo informando de sus sospechas sobre sobornos millonarios en la concesión de las sedes de los Mundiales (lo mismo en el caso del COI y los JJOO).

También es sorprendente en el sentido de que nadie esperaba que un Gobierno europeo pusiera las cosas fáciles a una fiscalía para llevar a cabo una investigación. Pocos quieren indisponerse con la FIFA cuando quizá algún día pretendan que su país albergue la celebración de un gran acontecimiento deportivo.

Algunas personas pueden restar importancia al pago de sobornos en estas situaciones. Quizá piensen que forman parte de los gastos fijos de una candidatura. Ocurre que los altos cargos de la FIFA son propietarios de una franquicia viajera que todo el mundo quiere que pase alguna vez por su territorio.

Christopher Ingraham, de The Washington Post, hace un recuento diferente, no el de los millones de dólares que han cambiado de manos, sino de lo que de forma cínica podríamos llamar los ‘daños colaterales’ de la concesión a Qatar del Mundial de Fútbol de 2022.

 qatar

Ingraham admite que el cálculo puede no ser exacto. Es posible que las cifras de muertos en Pekín fueran mayores. Los números de Qatar se refieren a todos los muertos en accidentes laborales en ese país, y en los que siempre las víctimas son trabajadores inmigrantes.

Por dramáticas que sean las cifras, no son insólitas. El sistema de contratación de los extranjeros los coloca bajo la tutela de un empleador local que goza de un poder completo sobre sus vidas. No es raro que tengan que entregar el pasaporte al llegar y es habitual que vivan atemorizados a perder un empleo del que viven sus familias en países como Pakistán o Bangladesh. Si las condiciones de trabajo son peligrosas, si el ritmo de construcción no se puede detener bajo ningún concepto, nadie se atreverá a protestar ni habrá sindicatos que los protejan.

“Sólo quiero trabajar y ganar algo de dinero para mi esposa y mis hijos; pero, por culpa de mi patrocinador, no puedo cambiar de trabajo. Si acudo a la policía, me detendrán y expulsarán del país, porque no tengo documento de identidad”, contó a Amnistía Internacional un trabajador de Sri Lanka.

En Europa sólo estamos preocupados por el espectáculo. Si acaso, nos preguntamos cómo afectará el calor a los futbolistas durante 90 minutos de juego. Lo que ocurra a los trabajadores en la construcción de los estadios durante todo un día es algo que no atrae tanto interés.


Publicado en Derechos humanos, Qatar | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Aguirre, el monstruo que no terminaba de morir

monstruo

El discurso del miedo sufrió un duro golpe en las elecciones del domingo. Esperanza Aguirre lo había apostado todo en la campaña electoral al comodín más seguro ante el electorado madrileño. Cuando un partido lleva tiempo consiguiendo cerca del 50% de los votos, tiene muy idea clara sobre lo que preocupa y atemoriza a la gente. En el duelo ante Manuela Carmena ante las cámaras de Telemadrid, se olvidó del fantasma venezolano, por el que tanto habían apostado El Mundo y ABC, y recurrió a los clásicos populares: ETA, los violentos, el hombre del saco de la Cultura de la Transición.

No había funcionado ante Zapatero en las elecciones de 2008, pero ya sabemos que los políticos tienen una memoria selectiva. Si su remedio mágico no funciona alguna vez, la culpa es de los votantes, ciegos y sordos ante la realidad, su realidad. Así que aplicó la fórmula con su estilo agresivo de costumbre. Transporte público, urbanismo, recogida de basuras, vivienda, tráfico… todas esas competencias de un Ayuntamiento eran sólo minucias. Había que evitar que los amigos de los violentos se hicieran con el control de la capital de España.

Y de repente, se hizo el vacío bajo sus pies. Ganó las elecciones por una diferencia mínima que se traducía en sólo un concejal más y perdió una carretada de votos. La humillación definitiva de la arrogante y despiadada líder del PP madrileño. La jubilación anticipada, la muerte política de alguien acostumbrado a mandar.

Pero como los monstruos de las mejores películas de serie B, Aguirre reapareció después del presunto desenlace final. Herida mortalmente, aún tenía fuerzas para una última aparición, tan espeluznante como la anterior. Los periodistas sólo esperaban el cortejo fúnebre y se acercaron en manada a la rueda de prensa en la que podía confirmarse el óbito. Las plañideras (es decir, tertulianos) ensayaban los lamentos desgarrados.

De entre la oscuridad, apareció, no el ataúd, sino el Monstruo. Con menos aura negra que de costumbre. Disparando sus últimas balas. Ofreciendo entregar la alcaldía de Madrid al rival al que ridiculizó y despreció en campaña. Inmolándose con el cinturón de explosivos adosados al cuerpo. La Juana de Arco de la democracia liberal ardía en la pira para prestar su último servicio. ¿A quién? “Quiero evitar que Madrid sea un trampolín para cambiar en noviembre nuestro sistema de civilización”.

Pero no era una ópera lo que interpretaba, sino una zarzuela cómica escrita por un dipsómano en estado de pánico y acuciado por la premura y el bajo presupuesto. Demostró su falta de principios (al afirmar que estaba dispuesta a suscribir el programa de su enemigo de siempre), su desesperación (exigiendo una refundación del PP controlada por ella y que acabaría con ella en la cúpula como de costumbre) y su ignorancia (al desconocer que el PSOE necesita a Podemos y otras candidaturas de izquierda para tocar poder en otras comunidades autónomas).

Como ocurre en muchas películas, no era necesario que fuera el protagonista el que asestara el golpe final que acabara con el Monstruo. Podía ser un personaje inesperado. Fue una compañera de partido, probable futura presidenta de la Comunidad, la que le propinó el golpe de espada que lo partió en dos. “A mí no me gustan los frentes antis. No me gusta que hagan un frente antiPP, ni me gusta un frente antinada en general”, dijo Cristina Cifuentes.

El Monstruo se precipitó en el abismo, ahora sí, herido de muerte, y cayó sobre un océano de lava. Ahora sí, aparecieron los títulos de crédito y se encendieron las luces.

Al salir del cine, los espectadores coincidían en sus comentarios: “Me gustó más la primera”. Es lo que tienen las secuelas en el cine de serie B.

Publicado en España | Etiquetado , , | Deja un comentario

Otra noche más en Hebrón

Los soldados israelíes detienen a un chico de 14 años en Hebrón, supuestamente por lanzarles piedras. Luego, admiten que él no ha participado en ese incidente, pero amenazan a su padre que la próxima vez que haya más ataques con piedras en la calle se lo llevarán detenido, aunque no haya hecho nada.

“Se irá conmigo y lo vamos a tener atado toda la noche. Y le vamos a castigar y tú tendrás que pagar para llevártelo”, dice el militar.

El vídeo ha sido difundido por la organización israelí de derechos humanos B’Tselemk, que afirma que la familia del chico ha sido acosada de distintas maneras por los soldados en los últimos meses.

Publicado en Israel, Palestina | Etiquetado , | Deja un comentario

La derrota del sector berlusconiano del PP y otros detalles de las elecciones

aguirre

Si hay un territorio berlusconiano en el PP está en Madrid. No ya por el control obsesivo de los medios de comunicación (incluso hay cadáveres exquisitos entre periodistas de derechas víctimas de la voracidad de Esperanza Aguirre), sino por la agitación de la bandera anticomunista, tal y como se hacía en los años 50.

Y resulta que quien jubila a Aguirre es una mujer que militó en el PCE cuando el PCE era el PCE. Eso no es justicia poética. Eso está en una dimensión paralela como si en un relato de Isaac Asimov Ray Bradbury alguien hubiera vuelto al pasado y no hubiera pisado una flor.

Movimientos sociales, la política de abajo a arriba, confluencias desde la base…, todo eso es cierto, pero la victoria de Manuela Carmena –aunque no en número de concejales– nos demuestra otra vez la importancia de los liderazgos. Esa relevancia no se basa en el mismo patrón en todos los partidos y todas las elecciones. Una jueza jubilada de 71 años a la que hubo que convencer para que diera el paso que, como admiten los que han estado con ella, está acostumbrada a  a dar órdenes, resultó ser el antídoto perfecto contra la agente política más despiadada del Partido Popular. Si Disney hiciera películas políticas (‘happy end’ incluido, claro) ya estarían trabajando en el guión.

rajoy

Lucía Méndez recuerda en el comienzo de su artículo la reunión que tuvo Rajoy con directores de grandes medios de comunicación hace unos meses (eso entra dentro de la esfera de encuentros privados del presidente… y de los directores). No hay que ser un genio para saber que el tipo no se entera de nada.

Los que antes eran populistas ahora son progresistas. Pedro Sánchez buscará acuerdos con otras fuerzas de izquierda para gobernar en varias comunidades. Cuando estás cerca del poder, los que te parecían despiadados bolivarianos pasan a ser socialdemócratas nórdicos con excelentes modales en la mesa.

Pablo Iglesias se alegra del éxito de las “candidaturas de unidad popular por las que apostamos” para las elecciones municipales, en especial en la ciudad de Madrid. “El caso del municipio de Madrid ha sido insólito pues ha mostrado la pasokización del PSOE en la capital de España”, escribe.

Sí, se refiere a las elecciones municipales, ¿pero qué ha pasado en la ciudad de Madrid en las elecciones autonómicas? PSOE: 416.078 votos. Podemos: 286.973 votos.

Ya quisiera el Pasok haber tenido esos resultados en Atenas.

 

Este tuit me recuerda esa escena de ‘Austin Powers’ en la que la esposa de un “esbirro” fallecido del Doctor Maligno se queja de que nadie siente compasión por la fuerza laboral que trabaja para los malos. Lo mismo se ha comentado alguna vez a cuenta de los miles de funcionarios del Imperio que perecieron cuando estalló la Estrella de la Muerte.

Francamente, no dan ninguna pena.

Llega la era de los pactos, dicen los medios. Bueno, será si los partidos quieren. Albert Rivera ha dicho que “toca hacer política y hablar incluso con los que no piensan igual”. ¿Cómo que incluso? No me extraña que la política vaya así cuando lo normal, lo que se espera de los dirigentes como Rivera es que se relacionen sólo con los que piensan como ellos.

Lo que más me gusta de esta excusa habitual que no excusa nada es que presupone que alguien es idiota. El votante por no entender lo que le dicen o el político por no explicarse mejor. En sus declaraciones públicas, los partidos inciden en lo segundo, pero cuando hablan con sus colegas están pensando en lo primero.

A veces la mejor explicación es la más simple: “La primera conclusión electoral es que la gente no es gilipollas. O no tanto como se piensan algunos”.

Para los que no quieren que nunca cambie nada, siempre está el primer párrafo de este artículo del Financial Times: “In no particular order, the winners were: confusion, fragmentation and unpredictability”. Por las mismas, lo mejor es una dictadura que sea eficaz en la supresión de los derechos: no será confusa ni fragmentada ni imprevisible. Otro éxito del FT.

 

Lógico, si los medios no hablaran de la corrupción, la corrupción no sería un problema en el PP. La gente como Hernando no cree que sea un problema que haya gente que robe, sino que alguien lo cuente.

¿Habrán dormido bien Florentino Pérez y Villar Mir?

Publicado en España | Etiquetado , , | Deja un comentario

El conflicto generacional en las urnas

mitin pp

Hay un tema que ha estado ausente de esta campaña electoral, las pensiones. Es lógico. No son competencia de los gobiernos autonómicos o locales. Podemos estar seguros de una cosa. En unos meses, cuando se acerquen las elecciones generales, se hablará mucho más, y lo más seguro que en un contexto negativo. Alguien, casi seguro el partido del Gobierno, dirá que los otros las pondrán en peligro si llegan al poder. Ha ocurrido antes y volverá a ocurrir.

Es una carta ganadora para el PP, como años atrás lo fue para el PSOE. Y los destinatarios de esos mensajes han respondido a ese interés. Por mucho que haya bajado la intención de voto a esos partidos, los mayores de 65 años son su principal cantera.

Se suele decir que los jóvenes son más rebeldes y contestatarios que sus mayores. Pero ocurre que cuando llega la hora de ir a votar su índice de participación es más bajo que otras edades. A veces procede de una total desconfianza en el sistema político. Otras, de un marcado individualismo. Y hay una reflexión que conviene hacerse. Si crees que nada va a cambiar, es muy posible que pienses que no merece la pena hacer nada para que algo cambie. Se podría decir que es una actitud bastante conservadora, al menos por los efectos que tiene.

En una encuesta promovida por Injuve de noviembre de 2011, el 68% de los jóvenes (de entre 15 y 29 años) decían estar poco o nada interesados por la política. En cuanto a los sentimientos que les inspiraba la política, sólo un 14,9% los tenía de carácter positivo (entusiasmo o interés). Un 83,3% elegía tendencias negativas (indiferencia, aburrimiento, desconfianza o irritación). El porcentaje mayor era el de aburrimiento, un 40,6%).

Lo ocurrido desde entonces ha podido cambiar algunas de estas condiciones. En los mítines de Podemos, la presencia de jóvenes es muy evidente. Es probable que haya más jóvenes en los mítines de Ciudadanos que en los del PP. La movilización del 15M sirvió para que gente de veintitantos y treintaytantos años se interesara por la política, o por una nueva forma de hacer política. Algunos por primera vez en su vida.

Las últimas encuestas revelan un hecho incuestionable: los jóvenes han perdido su confianza en el PSOE y sobre todo en el PP. En este último caso, las cifras son abrumadoras. Se podría decir que el partido de Mariano Rajoy se arriesga a convertirse en un partido de viejos, si no fuera porque la broma sería excesiva. Es a partir de los 45 años cuando su intención de voto comienza a subir. Y no tiene por qué ser negativo en cuanto a sus expectativas electorales.

Por eso, José Fernández-Albertos escribía justo antes de las últimas elecciones europeas “Dime tu edad y te diré a quién votas”. La última encuesta del CIS antes de esos comicios contaba que la intención de voto al PP entre los votantes de más de 65 años era más del doble que su media para el resto de la población. En los 90 ese plus pensionista para el PSOE existía, pero no llegaba tan lejos.

El artículo también podría haber incluido la frase ‘dime tu edad y te diré si vas a votar’. En sus datos aparecía la conclusión de que los más jóvenes eran los que anunciaban menor predisposición para votar.

Sea por razones altruistas (contribuir a que la sociedad sea mejor) o egoístas (defender sus intereses), en casi todos los países los jubilados presentan altos porcentajes de participación electoral. Los partidos lo saben y cuidan a esa clientela fiel. También saben que los jóvenes votan muchísimo menos y, aunque se les llena la boca hablando de sus proyectos sobre educación y lo importante que es apostar por el futuro, cuando llegan al poder, tienen muy claras las prioridades.

En los mítines, suelen colocar a un grupo de jóvenes por detrás del candidato en el escenario para que los capten las cámaras de televisión. Pero en la audiencia lo que más abunda son las canas.

Las consecuencias se aprecian a simple vista. Las pensiones en España son altas comparadas con la media de la OCDE (hablamos en términos relativos, en relación a los ingresos medios del pensionista en su vida laboral).

El Gobierno actual ha hecho lo posible para no congelar las pensiones. El incremento ha sido ínfimo, pero le ha servido por cuestiones de imagen para su futura campaña electoral. De hecho, ya lo repiten de forma constante.

El otro asunto que interesa a los mayores de 65 años, por razones obvias, es la sanidad pública. Ya sabemos qué prometen los grandes partidos en ese punto. Siempre se presentan como sus grandes defensores.

Con respecto a la situación de los jóvenes, qué podemos decir. Paro juvenil de dimensiones inauditas, incremento de las tasas universitarias, imposibilidad de encontrar un empleo tras terminar la carrera, el destino de la emigración a un país europeo donde al principio sólo se puede aspirar a un trabajo por debajo de la cualificación profesional, un sistema universitario que incluye másters por valor de miles de euros…

Aún es pronto para saber si existe un conflicto generacional en España que tendrá una traducción en las urnas, pero que existe una brecha generacional en cuanto al impacto de la crisis es bastante claro.

Las elecciones británicas son un ejemplo reciente en el que fijarse, discutible porque cada país es diferente y el Reino Unido es en líneas generales un país más conservador que España. Gracias a un estudio de Ipsos-Mori (es una de las dos empresas responsables de la ‘exit poll’ que se acercó al resultado final mucho más que las demás encuestas), podemos saber las diferencias de voto en función de la edad y otros factores.

La participación fue del 66%. Los conservadores obtuvieron la mayoría absoluta con el 38% de los votos. Entre los votantes de más de 65 años, los tories consiguieron el 47% (los laboristas, el 23%). Es en la participación donde las diferencias hablan por sí solas. Votó el 78% de los pensionistas, el 43% de los que tienen de 18 a 24 años, y el 54% de los que están entre 25 y 34 años. Las diferencias hablan por sí solas.

Como ocurre en muchos países, los jubilados votan en altos porcentajes. Muchos jóvenes creen que las urnas no van con ellos.

Es un grave error, y ellos son los principales perjudicados.

Publicado en España, Reino Unido | Etiquetado , , , , | Deja un comentario