Qué paciencia hay que tener con los políticos

Nadie dijo que iba a ser fácil. Lo que no nos contaron es que a los partidos les iba a costar tanto afrontar la nueva realidad política española. A veces, uno tiene la tentación de que esta gente no lo pilla, que no se entera, que aún creen que están en 1985, 1995 o 2005. Luego, llegas a la conclusión de todo es condenadamente difícil. Y eso antes de empezar a hacer sumas con los escaños de cada partido.

En esta partida, hay unos que tienen buenas cartas, buenas pero no extraordinarias (el PSOE), pero que no se fían de su compañero de juego. Otros las tienen peores (el PP), pero creen que si montan un escándalo, pegan un puñetazo en la mesa y se levantan amenazando con largarse, les irá mejor. Y hay un tercero (Podemos) que ha decidido olvidarse de lo que tiene en la mano y se lanza a tirar órdagos a todo: la grande, la pequeña, pares, juego, lo que sea, y si los demás creen que no sé jugar a esto, que les den.

Continúa en Zona Crítica.

Publicado en España | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Una película para definir el mensaje de Donald Trump

La lista de declaraciones y promesas que ha hecho Donald Trump y que en otra época hubieran supuesto el suicidio de cualquier candidato en unas primarias es ya demasiada larga como para tenerla en mente. Pero cada semana puede haber una revelación de hasta dónde puede llegar. En esta, destaca sobre las demás el caluroso recibimiento que ha dado al apoyo público que le presta Sarah Palin, la misma mujer que no le sirvió de mucho a John McCain para ganar las elecciones ayudándose del voto más conservador y que, según algunos cálculos, pudo costarle hasta dos millones de votos en las elecciones de 2008.

En el plano en que se mueve la campaña de Trump, esto es un win-win. Por muchas bromas que hagamos, el fichaje es perfecto para mantenerlo en los titulares, programas de televisión y redes sociales. La campaña de Trump necesita combustible para continuar constantemente en movimiento. Si se le ocurriera por alguna razón echar el freno, marcar un momento de reflexión o adecuar su estrategia, sería catastrófico.

Palin y su familia acabaron como carne de tabloides (y de la zona chunga, como demuestra esta noticia de este mismo lunes), que por otro lado es un lugar en el que Trump se ha movido con bastante comodidad desde los años 90. Políticamente, se convirtió en una figura marginal, o eso parecía, hasta que se vio con su apoyo a algunos candidatos republicanos en elecciones legislativas que seguía siendo relevante para una buena parte del Partido Republicano. Uno de los políticos que recibió ese apoyo providencial fue Ted Cruz, el senador de Texas que en estos momentos parece el único que puede impedir la victoria de Trump en las primarias. Y por eso, Josh Marshall no está muy equivocado cuando dice que el Partido Republicano es ahora el partido de Sarah Palin, porque es quien mejor define sus ideas y su estado de ánimo. Buenas noticias para los fabricantes de armas y ansiolíticos.

Pero ya vale de risas y sarcasmos. Veamos este fragmento de la película ‘American History X’, con el feroz alegato del personaje que encarna Edward Norton. Olvidemos del detalle gamberro de la peluca colocada sobre el cráneo rapado de Norton. Pensemos en cuántas de sus frases podrían ser pronunciadas con ligeros cambios por Trump. Como el neonazi de la peli no se refiere en estos momentos a la supremacía de la raza blanca o Hitler, es todo más sencillo. Denuncia ante sus compañeros que EEUU está siendo invadida por un enjambre de “parásitos” ante la pasividad de las autoridades y el hecho de que la frontera “es una broma”. Es hora de “cerrar el libro” (como cuando Trump dijo que había que prohibir la entrada de musulmanes en el país hasta tener claro qué hacer ante la amenaza del terrorismo), decir que no se puede tolerar esto por más tiempo y tomar medidas inmediatas para defender a los auténticos norteamericanos que han sido abandonados por su Gobierno.

Da bastante miedo, ¿no?

Vale, Trump es la carta sociópata favorita con la que miles de republicanos asqueados por la política y economía de su país afirman que quieren un cambio radical. Los republicanos del establishment tienen nombres más solventes en esta campaña, y al final podrán frenar a Trump. ¿En serio?

Por ejemplo, Marco Rubio, el niño bonito de los conservadores sin demasiada azúcar en la sangre. El mismo que anunció no hace mucho que en Navidad compró un arma para que su familia pueda defenderse de un posible ataque terrorista de ISIS en Florida. El macho alfa latino no pasa mucho tiempo en casa, y eso le preocupa, así que optó por reforzar su artillería. A eso, le ha llamado “la última línea de defensa entre ISI y mi familia”, al referirse a su “capacidad para proteger a mi familia” con esa arma. El FBI y la CIA ya pueden tomarse el día libre, porque la familia de Rubio, ahora sí, está bien protegida.

Publicado en Elecciones EEUU, General | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cobertura política para disparar a matar en Israel

palestino herido

Gideon Levy escribe en Haaretz sobre la respuesta a los ataques de palestinos a israelíes de los últimos meses. Palestinos armados con cuchillos han atacado a israelíes, civiles o soldados. En algunos casos, abrir fuego contra el atacante ha sido la única manera de impedir la agresión. En otros, se ha eliminado a sangre fría a personas que en ese momento ya no suponían una amenaza o que podrían haber sido detenidas.

“Lo deberíamos llamar como lo que es: Israel ejecuta a personas sin derecho a juicio casi cada día. Cualquier otra descripción es una mentira. Si antes hubo un debate aquí (en Israel) sobre la pena de muerte para terroristas, ahora se puede decir que son ejecutados sin juicio, y sin discusión. Si antes hubo un debate sobre las reglas para abrir fuego, ahora está claro: disparamos a matar contra cualquier palestino”.

No se trata tanto de legalizar la respuesta inmediata de civiles israelíes en posesión de armas de fuego, como de una orden explícita a las fuerzas de seguridad. Levy cita unas palabras del ministro de Seguridad, Gilad Erdan: “Todo terrorista debe saber que no sobrevivirá al ataque que va a cometer”. Por las características de estas agresiones, a veces mortales, es poco probable que el aviso del ministro tenga un efecto disuasorio. Los que salen a la calle con la intención de matar ya suponen que no saldrán vivos. Esa declaración es mucho más efectiva si pensamos en lo que interpretarán policías o soldados. Ninguno será investigado por algo que si tuviera relación con la delincuencia común no se permitiría.

En la ola de violencia iniciada en octubre, murieron hasta finales de diciembre 141 palestinos y 22 israelíes.

Levy da algunos ejemplos.

“El sábado, los soldados en el control de Beka’ot (que los palestinos llaman Hamra) en el valle del Jordán mataron con 11 disparos al empresario Said Abú al-Wafa, de 35 años, padre de cuatro hijos. Al mismo tiempo, mataron con tres disparos a Alí Abú Mariam, un trabajador agrícola y estudiante de 21 años. El Ejército israelí no explicó las razones de la muerte de los dos hombres, excepto para decir que existía la sospecha de que tenían un cuchillo. Hay cámaras de seguridad en la zona, pero el Ejército no ha difundido imágenes de los incidentes”.

Hay que recordar que cuando se trata de un caso evidente de intento de asesinato con cuchillo, el Ejército si distribuye esas imágenes a los medios.

“En diciembre, otros soldados mataron a Nashat Asfur, padre de tres hijos, que trabajaba en un matadero de pollos en Israel. Le dispararon en su pueblo, Sinyil, a 150 metros de distancia, mientras volvía a su casa tras asistir a una boda. Antes, Mahdia Hamad, de 40 años y madre de cuatro hijos, conducía a casa cruzando su pueblo, Siluad. Policías rociaron su coche con decenas de balas tras sospechar que intentaba atropellarles.

Los soldados ni siquiera sospechaban nada de la estudiante de cosmética, Samá Abdalá, de 18 años. Dispararon al coche de su padre “por error” matándola. Sospechaban que un peatón, Alá al-Hashbash, de 16 años, iba a intentar apuñalarles. También lo ejecutaron a él, desde luego.

También mataron a Ashrakat Qatani, de 16 años, que corría con un cuchillo en la manos detrás de una mujer israelí. Primero, un colono la atropelló con su coche, y cuando ella estaba herida en el suelo, soldados y colonos le dispararon cuatro veces. Ejecución, ¿qué otra cosa era?

Y cuando los soldados dispararon por la espalda a Lafi Auad, de 20 años, cuando huía después de lanzar piedras, ¿no era eso una ejecución?

La sucesión de ataques con arma blanca a israelíes se ha convertido en la cobertura perfecta para matar palestinos en Israel.

Foto: los servicios de emergencia trasladan a un menor palestino herido tras atacar a un israelí en Pisgat Zeev, cerca de Jerusalén.

Publicado en General | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

El color en el cine de Kubrick.

–Un fan de Star Wars se marca este spin off con la historia de un piloto rebelde.
–Jimmy Kimmel se une a Mulder y Scully.
Ricky Gervais en su monólogo de los Globos de Oro.
–A veces, ves el tráiler y ya has visto la película.
Kevin Spacey se ha aficionado a la Casa Blanca. Ahora Nixon.
–El discurso del estado de la Unión al estilo de Wes Anderson.
–37 metros de dinosaurio.
–La belleza de la fotografía submarina.
–Cuando las estatuas de París desaparecieron.
–Lo que otros artistas pillaban prestado de David Bowie.
La despedida de Bowie: 18 meses de creatividad.
–‘David Bowie and the Story of Ziggy Stardust’.
‘David Bowie – Sound and Vision’.

Publicado en Cosas del sábado | Etiquetado | Deja un comentario

El terrorismo fue en Europa mucho más peligroso en el pasado

Sólo hay que abrir un periódico, cualquier periódico, para descubrir que nos encontramos ante una amenaza terrorista global e inminente, como nunca se ha conocido, que en cualquier momento puede atacar una ciudad europea de forma nunca antes conocida. Los datos no demuestran esa afirmación, sino que la desmienten.

Le Monde publicó un gráfico similar, destacando como es lógico lo ocurrido en Francia.

El alto número de atentados en los 70 y 80 tiene que ver con dos razones: unas relacionadas con la situación específica de algunos países, fundamentalmente Reino Unido, España e Italia, y otras con las consecuencias de los conflictos de Oriente Medio que alcanzaron a Europa. Es cierto que no existía una amenaza global, como la manifestada en el siglo XXI, primero por Al Qaeda y luego por ISIS. Aun así, los números hablan por sí solos. No se puede hacer un análisis sobre el impacto de la violencia terrorista en Europa ignorando las muertes que provoca, como si estas fueran efectos menores.

Hay una manera de obviar esa diferencia y es mantener que en cualquier momento se producirá una ofensiva terrorista general ante la que las fuerzas policiales y los servicios de inteligencia se mostrarán impotentes. Nada de lo ocurrido desde 2001 indica eso.

Otra forma de demostrar una situación de emergencia absoluta es fijarse en los ataques sobre París del último año dirigidos contra la población civil, la redacción de una revista satírica, un estadio de fútbol, un restaurante o una sala de conciertos. El terrorismo local tuvo objetivos similares en los 70 y 80, aunque también se dirigió contra fuerzas militares y policiales. Pero los atentados cuyos autores o responsables venían de Oriente Medio se realizaron en muchas ocasiones contra el transporte aéreo, aviones o aeropuertos, objetivos claramente civiles.

Como ejemplo, Lloyd’s llegó a ofrecer un seguro específico para secuestros aéreos. Por una prima de 75 dólares por vuelo, el viajero de un vuelo secuestrado podía recibir 500 dólares por día de cautiverio, 2.500 por gastos médicos posteriores y, si estos ya no eran necesarios en caso de muerte, 5.000 dólares.

Pero actualmente el terrorismo es sumamente útil para provocar una reacción política en los gobiernos y los medios de comunicación. Las cifras son cosas del pasado.

Publicado en Europa, Terrorismo | Etiquetado , , | Deja un comentario

No más zombis en el Congreso

Abrieron las puertas del Congreso y entraron todos los bárbaros. Sin corbatas los hombres, con chamarras, con esos pelos, sin traje chaqueta las mujeres, sin broches en forma de mariposa, sin perlas, hasta un bebé con obvias necesidades de lactancia… un sindiós que hubiera dicho Agustín González con grandes aspavientos en su papel de cura de ‘La escopeta nacional’. ¿Qué será lo siguiente?, se preguntaban en algunos momentos los diputados del PP atornillados a sus escaños. ¿Un diputado con rastas? Pues ahí estaba, dándole un susto a Mariano, el presidente al que se le ha puesto cara de registrador de la propiedad de Santa Pola.

Continúa en Zona Crítica.

Publicado en España | Etiquetado , | Deja un comentario

Bowie

‘David Bowie and the Story of Ziggy Stardust’. Documental de BBC.

David Bowie: How Ziggy Stardust Fell to Earth. Rolling Stone, 2012.
David Bowie: Straight Time. Perfil en Rolling Stone, 1983.
David Bowie: Starman. Tres capítulos de la biografía, de Paul Trynka, 2011.
David Bowie On The Ziggy Stardust Years: ‘We Were Creating The 21st Century In 1971’. Entrevista (audio), 2002.

The Invention of David Bowie. Ian Buruma, 2013.
David Bowie Glass Spider Tour (concierto 1987).
David Bowie, Photographed Over 40+ Years by Masayoshi Sukita.
Bowie on MTV in 1983: “I’m just floored that there are so few Black artists on here. Why is that?”.

David Bowie. Starman, 1972.

How David Bowie Sexually Liberated Us All.
David Bowie, la música a través de medio siglo. JM Costa.
David Gilmour & David Bowie Sing ‘Comfortably Numb’ Live, 2006.
David Bowie: His Essential Film Performances. No aparece en esta lista su breve y divertida intervención en ‘Cuando llega la noche’ (‘Into the Night’), de John Landis.

Publicado en Musica | Etiquetado | Deja un comentario

La pesadilla de Colonia y la negligencia de Europa

spiegelLos titulares en muchos medios alemanes lo denominan un momento decisivo de la historia reciente de Alemania. Der Spiegel lo ha descrito como algo que “ha cambiado a Alemania”. Merkel anuncia reformas legislativas y abandona su costumbre de dejar pasar el tiempo hasta tener todos los datos y calibrar todas las posibles consecuencias. Sectores de su partido confían en que los hechos de Colonia cambien una política favorable a la acogida de refugiados a la que se oponían. Los gobiernos de Europa del Este comienzan a utilizar lo ocurrido en favor de sus declaraciones xenófobas.

Los agresiones masivas a mujeres en la fiesta de Nochevieja de Colonia han supuesto un impacto dramático en la política alemana. Eso es indudable. Lo que ha sucedido es una ofensa a la ley y la integridad de los ciudadanos que es intolerable en una ciudad europea. Lo sería en cualquier sitio, pero en Europa aún más. Supone un fracaso colectivo de las fuerzas policiales que demostraron una incapacidad inaudita para hacer frente a la amenaza. Y también incide directamente en un debate que no está cerrado en la sociedad de ese país sobre la aceptación de inmigrantes y refugiados. El miedo a la ‘invasión’ de extranjeros, vendida por la derecha del continente (excepto hasta ahora en Alemania), se convierte ahora en una imagen bien conocida en EEUU: la caracterización del otro (el sujeto de otra raza) como un depredador sexual que amenaza a las mujeres blancas.

Pero antes de nada es imposible analizar los hechos sin conocerlos de verdad, al menos lo que se sabe de ellos. No pueden quedar en un simple brote de violencia. En un artículo de Der Spiegel, se describe la escena que tuvieron que sufrir muchas mujeres. Rodeados por una multitud de hombres jóvenes que se les echaron encima, tres estudiantes, dos mujeres y un hombre, se vieron inmersos en una pesadilla.

“Las manos aparecían en todas las direcciones para agarrar los cuerpos de las mujeres. Siempre intentaban tocarles entre las piernas. Los intentos de Paul de protegerles no servían. Proteger a una dejaba a otra sin más opción que defenderse por sí misma. “Era una mano tras otra”, dice Jeanette. Pudo derribar a un agresor “de forma violenta tirándole a un lado” con una llave de judo.

Ninguno de los tres estudiantes puede contar con seguridad quién les atacó. Sin embargo, todos están de acuerdo en que los hombres que les rodeaban hablaban el mismo idioma, y que sonaba a árabe”.

Decenas de mujeres pasaron por esta situación. Su número real es imposible de conocer. Podemos imaginar que cualquier mujer que pasó en esos momentos por la plaza frente a la estación de ferrocarril pasó por esa humillación. Sí sabemos que 170 personas presentaron denuncias en los días posteriores. Muchas fueron por asalto sexual, otras por robo, o por ambas. La policía se vio completamente superada, pero pudo detener a 31 personas. Pronto se supo que había entre ellos 19 solicitantes de asilo. Entre las nacionalidades facilitadas, nueve argelinos, ocho marroquíes, cinco iraníes, cuatro sirios y un iraquí.

Cuatro sirios detenidos en una multitud cercana a las mil personas escasamente suponen un porcentaje significativo. La relación directa de esta agresión multitudinaria con la crisis de los refugiados es lo que identifica a los que quieren manipular esta historia en favor del cierre de las fronteras a todos aquellos que huyen de las guerras.

Lo que es indudable es que la costumbre europea de dejar que ciertos problemas se solucionen por sí solos no hace pensar en nada bueno. Los demás países europeos han abandonado a su suerte a Alemania, que ha recibido a la mayoría de los refugiados que han entrado en territorio de la UE, y a Italia y Grecia, los países que se encuentran en la periferia. A pesar de las decisiones de los gobiernos confirmadas en una cumbre, ¿cuántos refugiados han sido realojados formalmente en otros países? 272. Habían prometido aceptar a 106.000.

Al mismo tiempo, cada país afronta sus propios problemas. ¿Es extraño que grupos numerosos de extranjeros, solicitantes o no de asilo, hayan engrosado las filas de la marginalidad o la delincuencia? En absoluto, sobre todo si llevan tiempo en Europa. Ya ocurre en muchas ciudades europeas, no tanto en España, donde miles de extranjeros son presa fácil de los peores instintos. Algunos han solicitado asilo pero tienen pocas opciones de construir una nueva vida; a otros se les ha rechazado o carecen de papeles y sin ellos están condenados a la marginalidad. No tiene que pasar mucho tiempo hasta que deciden que si no reciben nada de nadie, no le deben nada a nadie, ni a la comunidad ni al Estado.

No han faltado comentarios de los que recuerdan que las agresiones sexuales generalizadas son habituales en otras grandes concentraciones de población, como la Oktoberfest y otros en los que el consumo de alcohol es como mínimo bastante alto. Sería un sarcasmo pretender que el desprecio por los derechos de la mujer es compartido sólo por los jóvenes procedentes de Oriente Medio y el norte de África. Se ha citado como precedente lo que ocurrió en muchas ocasiones en la plaza de Tahrir, en El Cairo, durante los días de la rebelión contra Mubarak. Esa ola de agresiones tenía un componente político, porque la policía dejó que grupos de delincuentes camparan a sus anchas en varias zonas de la ciudad. Les convenía dejar claro que Tahrir no era un lugar seguro. Algunos de ellos fueron también utilizados como fuerza de choque en los primeros días contra los manifestantes.

En noviembre el Ministerio alemán de Interior difundió las conclusiones de un estudio sobre criminalidad, según el cual los delitos cometidos por refugiados eran similares en número a los de la población alemana. En los abarrotados centros de acogida de refugiados, sí se producían delitos, en general robos, pero no en un número alarmante. La intención en hacer públicos esos datos era precisamente despejar rumores y comentarios que relacionaran la llegada de extranjeros con un posible aumento de la delincuencia. Siempre ocurre lo mismo. Los de fuera son los que alteran una ficticia paz anterior.

La acogida de refugiados cuesta dinero, y esa es una de las razones por la que los gobiernos europeos miran a otro lado. No consiste sólo en dar papeles y alojamiento durante un breve espacio de tiempo. Un hombre joven de 20-30 años sin trabajo o posibilidades de conocerlo, sin conocer el idioma o poder integrarse, es un riesgo potencial en cualquier sociedad. No esperará hasta que la décima cumbre europea encuentre una solución para la que pocos gobernantes están interesados.

La aplicación de la ley exige que los delitos sean castigados y que las fuerzas de seguridad se apliquen en la vigilancia de lugares sensibles. En el mismo día en que el Gobierno alemán temía un atentado en Múnich, la policía mostraba una total falta de competencia y previsión en Colonia ante una multitud de delincuentes que aprovecharon el ambiente de fiesta y la presencia en la calle de miles de personas para cometer sus delitos. Este error de seguridad supone una evidente merma de credibilidad para el Gobierno de Merkel que tendrá que corregir en las próximas semanas o meses.

Políticamente, tendrá que decidir si se pone del bando de los euroescépticos y ultras que quieren convertir los sucesos de Colonia en un procesamiento colectivo de los refugiados. No pasará mucho tiempo hasta que a la turba criminal de acosadores y violadores le suceda una turba racista. De las reacciones de los políticos dependerá de si los segundos consiguen su objetivo.

18.30

La Policía de Colonia ofreció el sábado nuevos datos sobre el número de denuncias presentadas en comisarías. Ya son 379, de los que el 40% tienen que ver con asaltos sexuales. El número de personas identificadas como acusados de estos delitos sigue siendo el mismo, 31. La Policía también ha dicho que ninguno de los solicitantes de asilo presuntamente implicados es sospechoso de delitos sexuales.

Publicado en Alemania, Europa | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Asedio por hambre de la ciudad siria de Madaya

La pieza de Channel 4 es una de las aparecidas esta semana en los medios en relación al sitio de la ciudad siria de Madaya, rodeada por fuerzas gubernamentales y a la que no llega comida ni suministros médicos desde octubre. Fue en agosto de 2015 cuando el cerco se estrechó y la población quedó aislada. Está situada muy cerca de la frontera con Líbano en un corredor que el Gobierno quiere tener controlado.

Las imágenes son terribles. Niños y ancianos parecen esqueletos al haberse convertido en casos severos de desnutrición. Muchos se han visto abocados a comer hierbas y hojas para sobrevivir, lo que a su vez puede producir diarreas que se convierten en mortales. Se dan cifras diferentes sobre el número de muertos, nunca confirmadas por completo, ya que ningún medio de comunicación tiene a gente allí, aunque sí se han podido hacer algunas llamadas telefónicas, por ejemplo con los médicos. Las imágenes que han salido de Madaya proceden de las redes sociales movidas por gente opuesta al Gobierno.

Médicos sin Fronteras tiene allí un centro al que ha facilitado antes ayuda y está en condiciones de confirmar algunos datos. 23 personas han muerto de hambre en ese centro desde el 1 de diciembre, según un comunicado de MSF: “De esas 23 personas que han muerto, seis tenían menos de un año, cinco más de 60 años, y los otros 12 entre cinco y 60 años. 18 eran hombres y cinco, mujeres”.

“Esto es un ejemplo claro de las consecuencias de utilizar un sitio como estrategia militar”, dice Brice de le Vingne, director de operaciones de MSF. “Ahora que el cerco se ha estrechado, los médicos a los que apoyamos tienen vacía la farmacia, y una lista cada vez mayor de pacientes enfermos y hambrientos. Los médicos han tenido que recurrir alimentar a los niños desnutridos con sirope médico, al ser la única fuente de azúcar y energía, por tanto aumentando el consumo de los pocos suministros médicos que quedan. Además de distribuir alimentos, la única manera de aliviar una situación que es ya catastrófica es la evacuación inmediata de los enfermos y el aprovisionamiento urgente de medicinas”.

El Gobierno sirio ha anunciado en la tarde del jueves que está dispuesto a permitir la entrada de suministros, que se podría llevar a cabo el domingo.

La situación de Madaya, donde viven al menos 20.000 personas, está asociada a la de otras dos localidades, Fua y Kefraya, también cercadas en la provincia de Idlib desde hace meses, en esta ocasión por los insurgentes, y que están habitadas por chiíes. La ONU y la Media Luna Roja llevan tiempo mediando para alcanzar un acuerdo entre Gobierno e insurgentes que permita la evacuación de enfermos y de grupos insurgentes en aquellas zonas en las que están completamente rodeados, lo que a su vez permitiría solucionar la situación de los dos pueblos de Idlib.

En los últimos días de diciembre, se produjo una evacuación gestionada por organizaciones humanitarias en Fua y Kefraya en la que pudieron salir civiles heridos o enfermos con destino a Beirut.

En agosto, las conversaciones habían fracasado porque los insurgentes acusaron al Gobierno de pretender montar una operación pactada de limpieza étnica; suníes hacia el norte, chiíes hacia el sur. El objetivo sería acabar con los núcleos de resistencia más cercanos a Damasco y poblarlos con chiíes que se sienten más defendidos por el Gobierno ante la amenaza de los grupos yihadistas.

Los insurgentes acusan a Hizbolá de reforzar el bloqueo de Madaya desde territorio libanés y sirio. Hizbolá, aliada del régimen de Damasco, acusa a los insurgentes de ser ellos quienes mantienen como rehenes a los habitantes de la localidad a los que usan como escudos humanos. También niega que haya muerto gente por hambre.

Madaya es un caso extremo, pero no el único. La ONU calcula que unas 400.000 personas viven en 15 localidades también sitiadas sin acceso a ayuda médica y con constantes problemas para conseguir comida. Es uno de los rasgos característicos de la guerra siria. Para no perder más combatientes, cada bando rodea una zona e impide que le lleguen suministros. Es un asedio por hambre, que se refuerza con periódicos ataques con morteros o bombardeos aéreos para dejar claro que no tienen más opción que la rendición.

Los acuerdos gestionados por la ONU y organizaciones humanitarias son la única garantía de que esos lugares cercados puedan sobrevivir. Ningún bando ha dado muchas facilidades para que se concreten, porque al final la de Siria es una guerra de aniquilación del enemigo.

Publicado en Siria | Etiquetado | Deja un comentario

La respuesta de EEUU a la ejecución de un disidente en Arabia Saudí

obama nayif

La rueda de prensa del Departamento de Estado fue el 4 de enero un buen ejemplo de la actitud de EEUU hacia Arabia Saudí, incluso hacia las actuaciones de los gobiernos saudíes que perjudican los intereses de la política exterior norteamericaba, de los que ya ha habido varios casos durante la presidencia de Obama. Tras la ejecución del disidente chií Al-Nimr y el posterior ataque a la embajada saudí en Teherán, los periodistas preguntaron al portavoz por qué no se utilizaban palabras más duras en relación al primero de los hechos.

El portavoz de Estado condenó el asalto a la delegación diplomática, lo que es lógico, pero no hizo lo mismo con la ejecución de Al-Nimr, el mismo día en que eran ajusticiados 46 presos, la mayoría por delitos relacionados con Al Qaeda. Washington sólo manifiesta “preocupación” por una decisión que todo el mundo sabía que tendría graves repercusiones en Oriente Medio, y en especial en los hasta ahora tímidos esfuerzos diplomáticos por encontrar una salida negociada a la guerra de Siria.

No es extraño que EEUU no sitúe oficialmente a ambos países en el mismo plano dadas las diferentes relaciones que mantiene con ambos. Pero Obama y Kerry han invertido mucho tiempo y prestigio en su país para conseguir un acuerdo sobre el programa nuclear de Irán, que sea el inicio de una relación diferente de Teherán con Occidente. Ese acuerdo forma parte del legado en política exterior con el que Obama abandonará la Casa Blanca. Ni siquiera por ello se atreven a ir muy lejos en sus críticas a los saudíes.

Parece que es cierto que, aunque el pronunciamiento oficial sea tan tenue por el temor a molestar a los saudíes, las autoridades norteamericanas plantearon a los saudíes su preocupación por que la condena a muerte de Al-Nimr fuera aplicada. Es significativo de lo mucho que se han separado los gobiernos de ambos países en los últimos años que Riad no se haya molestado en seguir los consejos que llegaban de Washington.

Resulta difícil saber exactamente en qué está colaborando Arabia Saudí en la guerra contra ISIS. No ha habido ataques de aviones saudíes desde septiembre contra objetivos relacionados con ISIS. Es de suponer que EEUU confíe en que Riad convenza a los grupos insurgentes a los que apoya para que participen en negociaciones, que hasta ahora no han dado ningún resultado.

En el comunicado del 2 de enero, anterior a esa rueda de prensa, la respuesta del Departamento de Estado era igualmente liviana. No se condena la ejecución y sólo se manifiesta preocupación por el hecho bastante obvio de que pueda aumentar las tensiones sectarias (es decir, entre suníes y chiíes) en un momento poco propicio. Antes se dice que en ocasiones anteriores EEUU ha expresado su preocupación (esta palabra es lo máximo a lo que pueden llegar por lo visto) por “el proceso legal” en ese país. Se pide a Riad que permita la “expresión pacífica de oposición”, algo que todos saben que es imposible en Arabia Saudí.

En este artículo del NYT, se cita a “un alto cargo de un país del Golfo Pérsico” sobre la cuestión de si algún día Irán pueda ser para EEUU un aliado más cercano que Arabia Saudí. Es una perspectiva que se antoja lejana y el interlocutor lo sabe: “No parece que tengan una alternativa iraní (a la alianza con Riad). Y si no tienen una alternativa, lo mejor que pueden hacer es dejar de quejarse acerca de los saudíes”.

Eso es precisamente lo que siempre termina ocurriendo en Washington.

13.45

La respuesta del Gobierno de Obama revela al menos una cierta ambivalencia. No se atreve a condenar en público a los saudíes, pero hubiera deseado que todo ocurriera de forma diferente. Los candidatos republicanos en las primarias y los analistas neocon no tienen tales problemas. Entre los segundos, Elliott Abrams y Bill Kristol no dudan de que EEUU debe estar junto a sus aliados saudíes frente a los peligrosos iraníes. Sólo la debilidad o (como es habitual) apaciguamiento ante el mal, propio de Obama, le impide apreciar esa verdad tan clara.

En lo que podríamos calificar de reacción moderada en ese mundo, Max Boot compara la alianza estratégica de Washington y Riad con el pacto entre Roosevelt y Stalin frente a los nazis. En estos artículos, las referencias a Hitler y los nazis suelen estar en los primeros párrafos.

Algunos no tienen problemas en atacar al clérigo chií ejecutado. Lo único que les falta es sostener que su ejecución fue en realidad un suicidio. En realidad, hay uno que sí viene a decir eso: “Estaba provocando el martirio como si fuera un terrorista suicida”, escribió David Pryce-Jobes en National Review. Algunos son tan malos que incluso cuando les detienen, les juzgan en juicios amañados y les decapitan son ellos los auténticos culpables.

La conclusión general de estos comentarios: Arabia Saudí forma parte del (quebrantado) orden político impuesto por EEUU en Oriente Medio, y por tanto su posición debe ser intocable.

Con respecto a los candidatos republicanos, casi todos defienden la relación privilegiada con dictaduras como la saudí y la egipcia. Los escarceos propagandísticos de la Administración de Bush sobre la extensión de la democracia en la región han sido abandonados. La única opción permitida es asegurar la estabilidad de ese orden político con pactos con dictaduras, no importa cuán desagradables sean. Seguro que Kissinger aprueba ese mensaje.

Un detalle revelado por The Independent en relación a la respuesta del Gobierno británico a las últimas ejecuciones, muy en línea de lo escuchado en EEUU. En 2011, el Foreign Office elaboró un informe con instrucciones al personal diplomático sobre su estrategia para reducir el número de países que recurren a la pena de muerte. Había 30 países en esa lista. Arabia Saudí no estaba entre ellos, a pesar de ser el tercer país con más ejecuciones en todo el mundo.

Foto: Obama en la Casa Blanca con el príncipe heredero saudí.

Publicado en Arabia Saudi, EEUU | Etiquetado , | Deja un comentario