El Gobierno que no amaba a las mujeres

Con razón el beato ministro de Interior fue el primero en anticipar la llegada al Consejo de Ministros del proyecto de reforma de ley del aborto. Supone el triunfo de la moral católica sobre el conjunto de los ciudadanos y la consideración de la mujer como un ser débil y vulnerable que no puede tomar decisiones por sí misma.

La nueva ley hace que el aborto deje de ser un derecho en España. Se convierte en una circunstancia médica en la que se aplican toda una serie de controles y obstáculos para que sea otra persona la que tome la decisión definitiva sobre el embarazo. Y no vale que sea una sola persona o alguien que trabaje en el centro sanitario en el que se realizará la operación. Se trata de evitar que la mujer reciba el visto bueno de alguien cuya función primera es la preocupación por su salud, que tiene la obligación profesional de atenderla. Ahora ella pasará a ser un caso clínico que deberá ser examinado sin que la voluntad de la mujer sea un factor relevante.

No hay nada que defina mejor esta inferioridad impuesta a la mujer que las palabras del ministro de Justicia. “En el supuesto dramático del aborto, la mujer nunca es culpable, es víctima”, ha dicho Ruiz Gallardón. Alguien cuya capacidad de decisión se ve anulada por el hecho de haber sufrido una ¿agresión? y que por tanto tiene que dejar que sean otros los que tomen las decisiones por ella. Hay que ocuparse de las víctimas porque por sí solas no podrán recuperarse y hasta podrían hacerse daño.

Gallardón también ha dicho que el nasciturus es sujeto de derechos, un enunciado que no aparece en la Constitución española (“todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes”, dice el artículo 15). En ningún lugar del texto, se dice que un nasciturus tenga los mismos derechos que una persona.

En sentencia del Tribunal Constitucional de 1995, sí hay una mención al no nacido, pero se trata de una interpretación de ese tribunal: “La vida del nasciturus, en cuanto éste encarna un valor fundamental —la vida humana—, garantizado en el artículo 15 de la Constitución, constituye un bien jurídico cuya protección encuentra en dicho precepto, fundamento constitucional”.

Lo que a mí se me escapa es cómo se puede justificar la interrupción del embarazo en caso de violación con esa interpretación en concreto. Si se llevara a sus últimas consecuencias la protección del derecho a la vida del nasciturus, no habría lugar a tal derecho. El aborto produciría la muerte del feto, mientras que la mujer violada, a pesar de haber sufrido una agresión salvaje, no podría alegar que su vida corre peligro.

Dejémoslo en que el TC de esa época quiso limitar el derecho de las mujeres extendiendo por su cuenta el concepto de vida hasta unos límites que no aparecían en la Constitución. No se atrevió a ilegalizar el aborto en atención a sus creencias morales, porque suponía que eso sólo serviría para forzar una futura reforma constitucional en el caso muy probable de que la opinión pública rechazara su veredicto. No hay que olvidar que el artículo 15 se redactó así precisamente para que en el futuro fuera posible la legalización del aborto. Otros países que no quisieron dar este paso cuentan con restricciones constitucionales que lo impiden.

La reforma aumenta de tres a siete días el periodo de tiempo en que una mujer debe tomar la decisión cuando está dentro de los supuestos legales, previa información de “alternativas” a ese paso, porque se da por hecho que una mujer no tiene raciocinio o voluntad suficientes. Se supone que la mujer ha aparecido en un centro de salud sin haber reflexionado sobre un asunto tan grave. Debe ser atendida como si fuera una enferma, aconsejada y, en definitiva, condicionada.

No es una sorpresa que esta sea la mentalidad del ministro de Justicia. Lo dejó bien claro en el Congreso cuando dijo que “la libertad de la maternidad es la que hace a las mujeres auténticamente mujeres”. Obviamente, si una mujer pretende interrumpir su embarazo, está negando su propia condición, perdiendo así un elemento fundamental de su identidad. En el universo moral de Gallardón, esa mujer es sospechosa.

Ante esta reforma, sólo caben dos posturas decentes. En primer lugar, ayudar a cualquier mujer que se vea obligada a ignorar la ley en una situación límite. Y después, tenerlo en cuenta en las próximas elecciones. Este tipo de leyes pueden aprobarse porque un partido gana unas elecciones. No es tan difícil de entender. Las urnas importan.

Esta entrada fue publicada en España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a El Gobierno que no amaba a las mujeres

  1. José Ramón Gallego dijo:

    Bueno, la redacción del artículo 15 de la Constitución (“todos tienen derecho a la vida”, en vez de “todos los españoles” o “todos los ciudadanos”) no es inocente; se trataba de abrir la puerta precisamente a esa interpretación del Tribunal Constitucional.

  2. Abuelohara dijo:

    Absolutamente “rancia” la propuesta e igualmente “rancia” la postura del ministro Gallardón. Hay que ser hipócrita para decir defender a los no nacidos, incluso con malformaciones y olvidarse de ellos en cuanto nacen, abandonando a la madre y al nacido a su fortuna. Sin ayudas sociales, sin empleo en muchas ocasiones y abandonada al sufrimiento personal en su angustia.
    @RaquelMonre e @izan56, Madre e hijo, le escribieron una carta:

  3. Abuelohara dijo:

    Hace tiempo la madre de un niño con problemas le dedicó esta carta. Muchos derechos antes de nacer para un embrión incluso con marfomaciones, que se diluyen y desaparecen en el momento del nacimiento, abandonando a su suerte a madre e hijo sin apoyo social.

  4. pebaro dijo:

    El gobierno, que no ama a las personas, que estén fuera de su “cortijo católico”. A esta pesadilla le quedan dos años, al menos. En las próximas Elecciones Generales, volverá a ganar el pp, independientemente de las encuestas, debemos basarnos en la enorme cantidad de imbéciles, que tenemos en este triste, mugriento y corrupto país. Unas cuantas personas, que se han sentido engañadas, volverán a votarles, porque son, repito, imbéciles. Además, habrá que esperar a ver, qué harán los partidos nacionalistas de derechas: CIU, PNV y otros pequeños. No estará, después del escrutinio, el oso cazado.

  5. Pingback: http://www.guerraeterna.com/el-gobierno-que-no-amaba-a-las-mujeres/ | A ___ J ___ R o s ________ b l o g

  6. Sara Mago dijo:

    No, Pebaro. Ganarán las próximas elecciones, pero no por que los imbéciles le sigan votando. Ganará por lo menos con dos tercios de votos menos que en las anteriores. Es que el PSOE no convence, como no se vaya Rubalcaba. La ley es de lo más facha; algo previsible en esta gente, que desde que llegaron al poder están desmontando todo.

  7. Asturchale dijo:

    Veo un tanto ambiguo el articulo. Si te he entendido bien, dices que el feto no tiene derecho alguno, sin mas. ¿Ves bien que se “interrumpa” un embarazo de 34 semanas, por ejemplo? ¿No tienes problema en acabar con un feto totalmente formado y viable, si asi lo desea la madre? ¿Tiene alguna propiedad magica el paso por la vagina, que convierte al “nasciturus” de hamburguesa en persona?
    ¿De verdad sólo los católicos tienen un dilema etico con este asunto?

  8. Yo dijo:

    Una cosa es abortar un feto de 34 semanas y otra un feto de 12 semanas, Asturchale. El dilema de los católicos es moral y se supone que tiene que ver con el alma en el cigoto, digo yo. Porque la Biblia no habla sobre ello en ningún caso…aunque tú, como católico, lo podrás explicar mejor. Y sí, el paso por la vagina o la cesárea convierten a un ser dependiente en un humano jurídico y ciudadano, es mágico, en efecto, siempre lo ha sido.

  9. Anton dijo:

    Al final alguno/as se acabarán dando cuenta que votar importa….. Hay mujeres que votan PP…. Hay homosexuales que votan PP, hay pobres que votan PP, hay parados que votan PP, hay gente de clase media que vota PP, hay jóvenes que votan PP…. Iros a la mierda!!!!

  10. fernando dijo:

    ¿Te has levantado con mal cuerpo,Antón?

  11. Atlas dijo:

    Volvemos a los tiempos de la percha afilada, la infusión de ruda y el viaje clandestino a Londres para las que se lo pueden permitir. Mola.

  12. María dijo:

    Yo jamás me he visto en la tesitura de tener que decidir si abortar o no, y siempre he pensado que llegado el caso no lo haría. Y por mucho que le vueltas no consigo llegar a una conclusión de si está bien o mal (siempre hablando dentro de los supuestos en los que estaba permitido hasta ahora). Pero para mi la aprobación de la ley por el congreso ha sido como “una patada en el centro del estómago”: ahora ya no podré decidir que hacer si llega el caso. Un embarazo son 9 meses, cambios hormonales, y muchas otras cosas que no son una mera anécdota. Que le pregunten a cualquier mujer que haya estado embarazada, sea cual fuera la decisión que tomara, si no le cambió la vida. Por suerte hoy en día si una mujer soltera se queda embarazada ya no es una paria, la mayor parte de la sociedad la apoyaría, pero te sigue cambiando la vida. Ayer nos quitaron el derecho de elegir sobre nuestra propia vida. Si llega un embarazo no deseado, será por un “descuido de dos”; ella no podrá elegir si quiere que su vida cambie, pero él si podrá seguir eligiendo si quiere que su vida cambie o que siga siendo la misma.
    Dicen que es porqué es inmoral… hay algo más inmoral que obligar a alguien ha hacer algo que no quiere? .

  13. jacinto dijo:

    ¿Es viable un feto de menos de 12 semanas sin la voluntad de la dueña del útero donde se encuentra?¿Acaso su desarrollo no depende de la mujer en cuyo vientre se aloja?¿Puede acaso ese feto vivir de manera independiente?. Si todo esto está meridianamente claro, quien puede dudar que la decisión de continuar o no con este proyecto, es única y exclusivamente de la mujer. Por cierto, la ley de plazos, ¿obligaba a alguien?

  14. Dirty Kuffar dijo:

    Sería digno de hacer un estudio. Las que sé / conozco (que no es una cantidad como para decir que vale como muestra de un estudio) que han abortado suelen ser de derechas y las que sé /conozco que han continuado adelante con el embarazo suelen ser de izquierdas. Niñas de familias de derechas, con aborto pagado por los padres, y niñas de familias de izquierda.

    Todo esto entiéndase en las circunstancias en las que alguien podría llegar a pensar en abortar.

  15. tere dijo:

    si son tán catolicos y tan buenas personas porque quitan las prestaciones a los incapacitados? y cuando nazca un bebé con malformaciones se van a hacer cargo ? o dejaran a las familias con la pena y encima en la calle, por que si van a su puerta a pedir algo será acoso. eso es creer en dios?eso es ser unos sin verguenzas sin escrupulos.ya no podemos más que se vayan yá, o acabaremos todos bucando en las basuras.
    Ellos no tedrán nigun problema en ir a abortar a Londres, puaaff que asco

  16. Josep Mª Esteve dijo:

    Lo que dice el comentario de Kuffar es muy real: con una salvedad: la de izquierdas que no tenia otra opción que abortar en los años 70, se jugaba la vida en un cuchitril. La mas pudiente se pasaba un fin de semana en Amsterdam, aunque no mandase postal a nadie.

  17. Epicureo dijo:

    Las próximas elecciones las ganará el PSOE. Yo no pensaba volver a votar a ese partido hasta que no empezaran a elegir candidatos decentes, pensando que de todas formas iban a hacer la misma política que el PP, o sea, la que dicta Bruselas. Pero en vista de que el PP, en las cosas en las que puede elegir, ha decidido mostrar su cara más facha, estoy dispuesto a votar incluso a Rubalcaba con tal de echarlos. Y creo que no soy el único.

  18. John Doe dijo:

    ¿Mariano Rajoy? Numerario del Opus Dei. ¿Alberto Ruiz-Gallardón? Numerario del Opus Dei. A las mujeres que votasteis al PP, os pregunto: ¿¡DE QUÉ CARAJO OS SORPRENDÉIS AHORA!?

  19. santiago lomillo temiño dijo:

    suena por muchos andurriales de la politica que en el gobierno esta mas inclinados amorosamente hacia del “sexo” fuerte…cousas

  20. pach dijo:

    Las urnas importan, jaja. Si no hubiera urnas ni gobierno no tendríamos por qué aguantar que unas personas impongan sus ideas (progres, dogmáticas o las que sean) sobre los demás. Lo que importa de las urnas es cómo acabar con ellas y lo que representan.

  21. MadMax dijo:

    Querido yo, estamos todos de acuerdo entonces, si el ser dependiente se vuelve en ser independiente y juridico la unica relación que los acumuna es que ser era y ser se queda y que tenga entendido, no hay leyes que consentan el homicidio de un ser que no se llamen pena de muerte.

  22. Pingback: 22 de diciembre 2013, núm. 148-156 « Andalán.es

  23. galaico67 dijo:

    Querido Mad Max, no hay que coger el rabano por las hojas – interpretando lo que escribe “yo”- y hay que usar el calendario.
    Yo se circunscribe al paso váginal. La mayoría de la gente entiende las diferencias entre embrión, feto y feto viable. Quizá las deberías estudiar.

  24. Pingback: The Times: un “abuso de poder” | GUERRA ETERNA

  25. vuk dijo:

    encuentro necesario:
    1.-abandonar el debate desde la perspectiva de la moral cristiana o de la que sea,
    2.-hacerlo desde una perspectiva bioética
    yo me agarro a la distinción de Galaico, entre embrión, feto y feto viable, y acabo pensando en una ley de plazos; la cuestión es ¿qué plazo? yo no tengo el conocimiento para poder hablar de eso, pero he oído argumentos de que las 20 semanas son ya un plazo contestado según los cuales el ¿embrión? ¿feto? tendría ya un desarrollo tal que experimentaría sufrimiento ¿alguno puede corregir o confirmar este dato?
    Creo que la ley actual permite hasta las 22 semanas
    en fin, que lo que echo en falta es un debate riguroso desde el punto de vista bioético, me quedé de piedra cuando oigo hablar de “abortar fetos” a gente que debería ser consciente de la importancia de la diferencia (incluso a una entonces ministra)
    saludos cordiales

  26. Xaquín dijo:

    No me extraña que puedan hacer lo que quieran con el cuerpo de la mujer y con nuestros cerebritos…llega con leer algunos comentarios…en fin, pasaba por aquí para decir que si existe la extrema derecha también existe el extremo catolicismo (opusdeista o no)…haiy católicos “normales” que no se merecen estar metidos en el saco…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *