El secretario de Estado increíblemente pequeño

El 1,93 que mide John Kerry es un dato engañoso. Su altura retórica es muy inferior. No pasa un día sin que el secretario de Estado haga una declaración discutible en el mejor de los casos, absurda y contraproducente para los intereses de la Casa Blanca en los días malos. El lunes ha sido uno de estos últimos días.

En primer lugar, Kerry camina en dos direcciones al mismo tiempo. Tiene que convencer a los congresistas que EEUU debe dar una respuesta militar rotunda al uso de armas químicas en la guerra siria. Pero de forma simultánea, explica que no va a ser una declaración de guerra, no habrá tropas de tierra, la situación no se va a descontrolar, el ataque será «muy limitado», no nos veremos implicados en la guerra civil siria…, casi ni nos vamos a enterar.

Y termina la confusa explicación con unas palabras que son carne de parodia. «Eso es de lo que estamos hablando. Un increíblemente pequeño y limitado esfuerzo».

Si es increíblemente pequeño, ¿qué efecto disuasorio va a tener sobre Asad y un régimen que se juega su supervivencia física?

Eso no ha sido lo mejor. También en Londres ha planteado una hipótesis, casi de pasada, como si estuviera improvisando, como posible salida de Asad para impedir el ataque norteamericano. El dirigente sirio podría entregar «todo su arsenal de armas químicas a la comunidad internacional la próxima semana» y permitir que sea contabilizado y controlado. De inmediato, ha descartado su propia idea. «Pero él (Asad) no va a hacerlo. No puede hacerse».

En Moscú, se ha encendido la bombilla. ¿No se puede? Bueno, se puede intentar. El ministro ruso de Exteriores ha comparecido pocas horas después para decir que su país está dispuesto a convertir esa propuesta en una realidad y obligar a los sirios que pongan todo ese arsenal «bajo control internacional» con vistas a su posterior destrucción. La primera reacción de Damasco ha sido positiva, así como en la ONU y en otros gobiernos.

Un portavoz del Departamento de Estado había intentado después enfriar las expectativas: «El secretario Kerry estaba desarrollando un argumento retórico sobre el hecho de que es imposible e improbable que Asad entregue las armas químicas que niega haber utilizado». Traducción: tranquilos, él no hablaba en serio.

Washington ha visto que ha caído en la trampa tendida por el propio Kerry y ahora dice que examinará cuidadosamente la propuesta. En la práctica, las dificultades materiales para aplicarla son inmensas. ¿Sacarán todas esas armas del país? Imposible en un país en guerra. ¿Qué fuerza va a desplazarse a Siria para vigilar los tres, cuatro o cinco emplazamientos donde se puedan acumular esos proyectiles? ¿Qué garantías tienen los demás países de que Siria notificará la existencia de todas esas armas que además ni siquiera reconoce tener oficialmente?

Todo esto mientras Obama se ve obligado a dar entrevistas a toda televisión que se ponga delante, un día antes de que el presidente se dirija a la nación (¿se atreverá a decir que tanta alarma es sólo para llevar a cabo un ataque «increíblemente pequeño»?), y cuando no parece que la Casa Blanca tenga garantizados ni de lejos los votos necesarios para que la intervención sea aprobada en el Congreso. Antes al contrario.

Martes

Obama confirmó en varias entrevistas que no descarta olvidarse de la intervención militar si prospera la iniciativa rusa. Dijo que la toma «con un grano de sal» y que se asegurará que no consista en una serie de tácticas dilatorias. La nueva dinámica creada permitió al líder de la mayoría demócrata del Senado suspender la votación que iba a celebrarse el miércoles.

Francia ha anunciado que presentará ante el Consejo de Seguridad de la ONU la propuesta rusa. Si se aprobara, se crearía una nueva situación que quitaría a Washington la iniciativa en la respuesta a Damasco. No sería necesario de momento votar en el Congreso y Obama se ahorraría una previsible derrota.

Esta entrada fue publicada en EEUU, Siria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a El secretario de Estado increíblemente pequeño

  1. Gorki dijo:

    ¡Pamplinas! Dije que habría un acuerdo entre Rusia y EE.UU en la reunión del G-20, y ya lo hay. El como lo escenifiquen es irrelevante. Olvidaos de la guerra.

  2. Jon dijo:

    En fin tanto inspector , tanto video , tanta votacion y tanta gaita para que al final venga Tintin y lo resuelva . Y ademas a descubierto que los generales del FSA hablan por Skipe en ingles, seguramente con la CIA . Muestra mas clara de la intervencion de la yanki no se pude mostrar

  3. Artyom dijo:

    Y este personaje aspiró a la presidencia de la República. Clinton, con todo su ego, su megalomanía y sus estupideces le da mil vueltas.
    Obama quería ser FDR II y puede que sea Clinton I y 1/2.
    Y mientras todo esto los bancos siguen creando dinero de la nada, los especuladores empeñando el futuro y más allá, el capitalismo mercantilista zozobrando y el porvenir distópico acechando por doquier. Triste futuro para las gentes que vivimos en la Gran Transición.

  4. Javier dijo:

    Entonces, los rebeldes van a hacer entrega de las armas químicas… ¿cuándo?

    Porque nos toman por imbéciles a todos exigiendo a una de las partes en conflicto que se desarme mientras la otra está haciendo uso de armamento químico. O será que los periodistas italianos son agentes de Al-Assad…

  5. dr. Pointer dijo:

    Esto dista mucho de estar claro. No se puede ver el movimiento detrás del guiñol, no es fácil intuirlo.

    Es evidente que Obama tiene grupos demasiados fuertes detrás que de repente han sacado baza para empujar decididamente en favor del conflicto, y que Obama no puede negarse sin que eso le pase una factura que no quiere pagar. Es de cajón que Israel es uno de ellos, pero en segunda fila tiene que haber habido una resituación, de la que no es ajena el súbito cambio en Egipto, cada vez más alejado de EEUU (está claro que toda esa propaganda antiamericana en Egipto, como favorecedor de los HHMM, está orientada a una eventual ruptura, mayor o menor). Con otras palabras, el apoyo a los rebeldes se está efectuando de manera exclusiva desde Turquía, porque Jordania debe estar dejando caer que tiene el agua al cuello, e Iraq no es colaborador interesado.

    Es muy probable que el régimen acabe con los rebeldes antes de fin de año. La resistencia seguirá, pero de otra manera, y Siria habrá roto todos los puentes con Occidente, Iraq pivotará definitivamente hacia Irán y, si se consigue que se levanten las sanciones internacionales contra Irán -algo factible precisamente gracias al conflicto-, se allanará el camino para que Irán ingrese en el neopacto de Varsovia (el CSTO), conjurando definitivamente cualquier agresión militar contra ellos y facilitando su acceso a armamento nuclear (propio y alquilado).

    Se les va Oriente Medio de las manos, antes de lo que pensaban. Mucho antes. Es muy posible que haya grupos que prefieran incendiar todo en estas circunstancias.

  6. El Nota dijo:

    Genial artículo, pero creo que desenfocas el tema con tu objetivo sobre la figura de Kerry.

    Como bien dice Gorky más arriba, hay un pacto cerrado que se está escenificando ahora mismo entre EEUU y Rusia para apagar la intervención y retirar las armas químicas al régimen de Asad, no me cabe duda que son suyas, por otra parte, y parece que, además de a los agentes extorsionados que comenta Javier, al resto del mundo tampoco…

    Por eso, creo que Kerry no hace sino de tonto útil de una película cuyo guión no creo que vaya a acabar con el desarme. A nadie le interesa una guerra en estos momentos (salvo a los Republicanos extremistas del congreso americano y sus lobbies armamentísticos), por motivos obvios como la confrontación que generaría entre dos potencias como EEUU y Rusia, el propio potencial armamentístico del régimen Sirio, el apoyo que supondría a unos rebeldes entre los que supuestamente se encuadra el extremismo islamista y células de Al Qeda…

    Los planteamientos de Obama me hacen pensar en si lo que pretende es establecer una nueva política exterior de no-agresión-a-cambio-de-desarme, que pueda extenderse luego a otros conflictos. Obviamente, habrá que ver si esto implica una investigación posterior porque los muertos por gas están ahí y los responsables tendrán que responder ante la justicia o la toda la Comunidad Internacional quedará en entredicho.

    Personalmente prefiero cualquier vía diplomática que no implique una guerra, siempre y cuando luego pueda actuar la justicia en libertad y eso está por ver. Para mí, ése es el verdadero reto de Obama. Si lo consigue con Kerry quedando mal, si hay un desarme químico de Siria en serio XD, si después se prueba quién utilizó las armas y se le castiga, entonces sí se merecerá el premio que le dieron los suecos.

    No obstante, no creo que la película termine bien del todo. Me cuesta creer que alguien pagará por esto, y si lo hace, no creo que sea Asad, pues su régimen sigue siendo útil a muchos, a demasiados, a casi todos, diría.

    La política internacional que vemos (y analizamos) no es más que un teatro de mierda, en eso sí estoy contigo.

  7. Gorki dijo:

    Creo que Rusia y EE.UU han debido de pactar algunas cuantas cosas más. Porque algo le tendrá que dar EE.UU a cambio de una salida más o menos «honorable» del lío en que se había metido. Y me da a mi que ese algo es la retirada por ambas partes, de sus escuadrones de la muerte: tanto los chiíes, como los suníes. Rusia a tenido ahí una posición de fuerza importante. En fin, el peligro que se cernía sobre la resistencia (destinataria de los posibles bombardeos) se ha alejado.

    Lo que debe quedar claro para el que no lo tenía es que las armas químicas pertenecen y pertenecían al régimen; y que EE.UU. no tenía la menor intención de atacar a Siria (de la misma forma que no tiene la menor intención de atacar a su aliado iraní) algo que podía haber hecho en estos dos años de guerra civil y no a hecho. Es evidente también que trata de ganar tiempo. Y finalmente es evidente que la pelota está ahora encima del tejado de Arabia Saudí (la gran «perjudicada»), que veremos a ver que nueva maniobra se saca de la manga.

  8. Gorki dijo:

    Me olvidaba de lo más importante: ¡habrá resolución de NN.UU! (la está preparando Francia). Probablemente también está pactada.

  9. Enriquelon dijo:

    qué nos queda a la gente de izquierdas del estado español, cuando un diario que iba de poner las cosas en claro tiene de subdirector a un periodista que «informa» de los asuntos de washington sin caer en cuenta que lo hace desde la subjetividad de la razon de imperio – en este caso, lamentando implícitamente (y no tanto…) que el ataque imperial a siria se retrase por la presunta torpeza de su secretario de estado, en lugar de celebrar el cambio de rumbo – voluntario o no – que podrían imprimir las palabras de las que se mofa … pues nada, lo de siempre: calle y fancines es lo que va quedando – como siempre, al fin y al cabo… y ugarte, pues nada, a seguir replicando con apariencia de «reporte independiente» las voces autorizadas que opinan de los deseos del imperio, desde su razón de ser, que la cosa lleva premio… toma prensa de izquierdas

  10. dr. Pointer dijo:

    Al final uno tiene que recurrir a la navaja de Occkham. Una teoría excesivamente compleja que requiere demasiadas conexiones entre sus elemenos no explica mejor, siempre cuando sea igual de efectiva, que otra más simple y llana. Si EEUU ha ido directamente a hacer guerra, no es por teatro, es porque se ha deslizado en esa pendiente, y porque no ha podido evitarlo.

    Creo que está más allá de toda duda que los rebeldes tienen armas químicas, probablemente de origen saudí, quizá de origen israelí.

    Evidentemente, tenga o no tenga interés en atacar siria, se ha comportado tal y como si fuese a hacerlo, incluyendo el dispositivo militar, naturalmente, y eso supone elevar los riesgos, siempre. Muchos riesgos para un pasteleo tan barato.

    Además, ¿qué cojones gana EEUU con la pamema de «controlar» las armas químicas del régimen? Arabia Saudí tiene exactamente el mismo interés que EEUU en derribar el régimen sirio: ninguno. El problema, igual que la guerra siria, es que ha pasado de un equilibrio de partes a escorarse abiertamente a una de ellas. Ahora, por ejemplo, a Egipto ya no es que no le interese derribar a Assad, es que quiere que *gane* Assad, y que lo haga ya. Y este escoramiento se está dando dentro y fuera de Siria. Y como digo arriba, esto implica cada vez menor control de EEUU en la zona, rumbo al control nulo definitivo.

    Esto no es nada nuevo: su capacidad de control por ejemplo de Latinoamérica está muy mermada (sobre todo comparada con lo que fue en el pasado), es ya abiertamente nula con China, mínima con la India y Rusia. Parece claro que el siguiente teatro geopolítico donde los EEUU se van a ir a la puta calle es Oriente Medio, y esto, es muy difícil de digerir. A medio plazo la zona de influencia rusa se va a extender de forma espectacular, tan espectacular como va a menguar la americana. Ciertamente no es muy distinto, territorialmente hablando, de cómo se fue desintegrando el imperio romano.

  11. Antonio dijo:

    «Ciertamente no es muy distinto, territorialmente hablando, de cómo se fue desintegrando el imperio romano.»

    Igualito, illo. Igualito.

    Íñigo, deberías intentar que te patrocine un vendedor de palomitas. Un banner bien gordo entre tu post y los comentarios no estaría nada mal.

  12. Pingback: La fábrica de embutidos de la ONU | GUERRA ETERNA

  13. mikel dijo:

    La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que es de quien se habla es una organización internacional legal de sus propios derechos y no un organismo de las Naciones Unidas.
    No hay razón jurídica alguna para las Naciones Unidas o el Consejo de Seguridad tenga que participar en cualquier paso del proceso de control y desmantelamiento.
    ¿Alguien conoce si la ONU ha participado alguna vez en lo correspondiente a esta Convención para la Prohibición de la armas Químicas?

  14. mikel dijo:

    Donde, por cierto, no está Israel.

  15. dr. Pointer dijo:

    Mikel, tienes toda la razón.

    La desintegración territorial del imperio romano es un proceso interesante del que se pueden extraer numerosas reflexiones geopolíticas. De entrada, conviene precisar aquello de «no se hunde el imperio romano porque vinieron los bárbaros», sino que vinieron los bárbaros porque se hundió el imperio romano. Aparte de migraciones reales (de pueblos enteros), buscando refugio dentro de las fronteras, algo en nada diferente a lo que sucede hoy en escalas (aún) diferentes -o no tan diferentes si consideramos el aluvión salvaje de hispanos en EEUU, que puede verse replicado en el de africanos sobre Europa o insulindios sobre Australia, o hasta chinos sobre Siberia si el cambio climático lo estimula-, la llegada de tropas mercenarias era porque la propia estructura política romana las demandaba, iban a *buscarlos*, los *traían*, y les acababan otorgando cada vez más poder (porque los romanos entre ellos seguían asesinándose abiertamente), actuando como única barrera contentora el clasismo social que acabó virtualmente colapsando con el imperio.

    Por orden: las legiones romanas se retiran de Britannia en 410, abandonándola a su suerte. En ese mismo año se establece el Regnum Gallaeciense, en la historiografía española conocido como «reino suevo», el primero de Europa, con fronteras cambiantes hasta estabilizarse hacia el 450 (para «contenerlo» los romanos llamaron a los visigodos con el resultado de perder la totalidad de la península). El siguiente es el reino franco (este, sic), sobre las marcas del alto Rhin, después el burgundio, y luego el de África cuando los vándalos toman una flota y asientan los reales en Cartago. Hacia 460, el poder real de la administración imperial se reduce a los alrededores de Rávena, Illyria (que estaba en manos de otro emperador), que viene a ser la costa adriática de la moderna Croacia, y el territorio de Siagrio en la actual Francia. Por el camino desaparecieron las legiones que quedaban (aún lo bastante numerosas como para que Mayoriano hiciera alguna masacre que otra entre los citados excepto vándalos), desaparición donde el colapso económico acabó jugando el papel principal. Fue todo tan rápido como 3 generaciones, que es lo que media entre la Notitia Dignitatum (donde aparece citado como gran cargo nobiliario ser mamporrero del sagrado (sic) dormitorio del emperador) y el envío de las enseñas imperiales de Rávena al emperador en Constantinopla. Para la época que nos movemos, es bastante fulminante, porque colapsó por completo *toda* la estructura imperial (sólo se salvó la que retuvo, y en parte, la Iglesia), que era una cosa de una escala inédita en toda la antigüedad clásica. Lo que técnicamente se llama derrumbamiento de la superestructura.

    En los 90, cuando colapsa la URSS (otro ejemplo de colapsos de-la-noche-a-la-mañana, con el «agravante» de que ningún gurú lo vio venir), la red imperial americana está intacta, NATO, ANZUS, SEATO, OEA, etc. Toda esta red, salvo la NATO, está actualmente muy tocada, y toda ella empieza a verse desbordada por competidoras en un proceso con bastantes analogías al citado. Por ejemplo, la citada CTSO no es exactamente una réplica del Pacto de Varsovia, pues carece por completo del elemento ideológico, al contrario, es puramente geopolítica (geográfica), y ha conseguido zafarse por completo de la red que EEUU tejió sobre las ex-repúblicas soviéticas y en tiempo récord, y por ineptitud americana, nada de sublimes políticas rusas. Hasta Ucrania está definitivamente perdida para la NATO. China se ha sacado de encima también el acoso americano, tiene muy encarrilada la unificación con Taiwán (que aún tardará) y avanza regionalmente desmontando el cerco americano. EEUU está perdiendo América Latina a pasos obvios y agigantados, como lo prueba el disparate de querer meter a Colombia en la NATO. Salvando las diferencias, a nivel geopolítico el proceso es muy similar, pérdida de control de las regiones más periféricas, decisiones desesperadas que llevan a pérdidas del núcleo externo (que acaban siendo críticas), colapso del núcleo interno y tiro de gracia.

    Supongo que es posible reirse de la perspectiva que los EEUU queden reducidos a un papel que es una sombra del que son incluso hoy (o que lleguen a desintegrarse, incluso, probabilidad menor pero no negligible), pero me remito al ejemplo de la URSS, porque me da que en 1990 nadie soñaba siquiera con lo que vino detrás. Y el imperio soviético era una minucia, en tamaño y complejidad, comparado con el americano. Ojalá el yanki se desmonte con tan poco caos y salvando tan bien los muebles.

  16. Nsué dijo:

    «To take something with a pinch of salt» es cogerlo pero con reservas, con escepticismo. Como coger algo con pinzas.

    Un saludo

  17. Enriquelon dijo:

    Aqui tienes una buena patata caliente, compa, recién salida de uno de tus periódicos de referencia; a ver cómo nos informas en tu próximo post acerca de la «altura» de Kerry como diplomático …

    By PETER BAKER and MICHAEL R. GORDON
    A seemingly offhand remark by Secretary of State John Kerry actually grew out of talks between Russia and the United States, and it allowed Vladimir V. Putin to seize control of the Syria debate.

  18. Pingback: Putin impone a Obama la salida a la crisis siria | GUERRA ETERNA

  19. Pingback: Putin impone a Obama la salida a la crisis siria | América

  20. Pingback: Putin impone a Obama la salida a la crisis siria ★ piensachile.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *