Impotencia ante la guerra de Siria

Es de esas imágenes que no necesitan mucho contexto. 175.000 personas viven en este campamento de refugiados sirios en Jordania y todos dependen de la comida que facilita el Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

Decenas de miles de muertos después, la guerra de Siria ha alcanzado ya el nivel que se intuía casi desde el primer momento: todas las opciones son malas, pero algunas son especialmente terribles. Entre estas últimas, está la de no hacer nada.

Ningún bando se ha impuesto al otro, lo que al menos habría permitido el fin de la mayor parte de los combates. No se ha producido ni la estabilización del frente ni una partición de hecho del país. No hay ninguna posibilidad de un acuerdo negociado ni existe un consenso claro entre los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Todo eso se intuía hace unos meses. Ahora es aún más evidente.

La denuncia de que el Ejército sirio utilizó gas sarín contra sus enemigos tampoco ha supuesto un cambio drástico de la situación. En primer lugar, porque la información es escasa y hasta sospechosa. Washington dijo que tenía datos de inteligencia fiables pero incompletos sobre su uso «a menor escala». No parecía una confirmación tan incontrovertible como para iniciar una operación militar. Los vídeos habían sido difundidos por los rebeldes, obviamente interesados en forzar la intervención occidental en su favor.

La iniciativa había partido de la inteligencia militar israelí en lo que parece, según el periodista Alon Ben David, un intento del Gobierno de Netanyahu por forzar a EEUU a asumir un protagonismo que no desea. A largo plazo, es algo que Netanyahu intentará utilizar en su favor para convencer a Obama del camino que debe seguir en relación a Irán.

Los análisis de expertos no indican una conclusión clara en ningún sentido. De hecho, los vídeos difundidos no responden a los síntomas habituales en víctimas de ataques con gas sarín.

En cualquier caso las declaraciones de los políticos marcan unos límites (las famosas ‘líneas rojas’) que son muy difíciles de demostrar en la práctica, a menos que se trate de un ataque a gran escala, que no se ha producido porque perjudicaría los intereses del Gobierno sirio.

Hay hasta cierto punto un debate absurdo detrás de la discusión sobre las armas químicas. Pongamos que se demuestra que se ha producido un ataque con ese armamento en el que ha muerto un número significativo de personas, entre 100 y 200. ¿Es eso más grave que los miles de muertos, los centenares de miles de refugiados o las ciudades destruidas por armas pesadas?

La realidad es que por cada vez que se insiste en la complicidad de Rusia con Damasco, hay que recordar varias veces que ningún Gobierno occidental muestra mucho apetito por intervenir en un momento en que la guerra no tiene ya vuelta atrás. Nadie quiere afrontar la única solución definitiva, que no pacífica, que consiste en invadir Siria, después del error estratégico de Irak. Opciones de menor rango, como la zona de exclusión aérea impuesta en Libia, llegan demasiado tarde y, como mucho, podrían detener los combates en algunas zonas del país. En este caso, casi dependen por completo de Turquía.

Invadir Siria equivale a elegir un vencedor en la guerra y resignarse a una posguerra tan impredecible como la iraquí. Todos los intentos de hacer posible un frente político unido de la oposición siria que reúna a sectores laicos e islamistas han fracasado. No hay ningún ‘caballero blanco’ por el que se pueda apostar y sobre el que construir una alternativa de futuro asequible a los intereses occidentales. Lo que parece es que la derrota de Asad sólo puede provocar un régimen suní islamista que a largo plazo será hostil a Occidente e Israel, y curiosamente también a Irán e Irak.

Benedict Brogan, del Telegraph, es un periodista que hubiera aceptado casi cualquier opción militar para derrocar a Asad. Reconoce que en estos momentos y por distintas razones que ningún Gobierno occidental está dispuesto a ir hasta el final. Son los pecados de la década anterior (Irak) y los de la actual (la austeridad) los que tienen atenazados a EEUU y el Reino Unido. Los británicos ya enterraron su prestigio militar en Basora y Helmand y no tienen muchas ganas de volver a engañarse.

La insistencia en hablar de las armas químicas es un ejemplo. Serviría para justificar una acción limitada en las bases donde se encuentran los arsenales y habría fondos suficientes para afrontarla. Más allá de eso, sólo queda la resignación. Paralizados por la falta de salidas viables, todo el mundo espera a que el Gobierno sirio se desmorone solo y, al no hacerlo, deja a todos sin respuestas.

Esta entrada fue publicada en guerra, Siria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Impotencia ante la guerra de Siria

  1. manolox dijo:

    ….todas las opciones son malas, pero algunas son especialmente terribles. Entre estas últimas, está la de no hacer nada.

    Nadie quiere afrontar la única solución definitiva, que no pacífica, que consiste en invadir Siria…

    El país también lo tiene claro.

  2. Albert dijo:

    La cosa es más sencilla. Siria iba a ser la siguiente Libia. Apoyo aéreo masivo occidental a miles de mercenarios yihadistas, soborno de generales, y financiación a la oposición golpista.

    Y Rusia a dicho que nones.

  3. carlos martinez dijo:

    ¿Por que no acabar con la guerra aniquilando a los terroristas del Frente Al-Nusra? ¿Por que ningún «analista» que pide el fin de la guerra baraja esa opción? ¿No hemos tenido suficiente con las intervenciones imperialistas en Afganistán, Iraq o Libia? ¿Nos toman por tontos o tontos somos nosotros?

  4. calavera2000 dijo:

    Otro articulo para culpar a Al Assad de una guerra creada por ocidente.
    1-Una vez se ha extendido la campaña mediatica contra el gobierno sirio (siempre se les señala cuando hablan de ataques con muertos,pero cuando son los rebeldes los que cometen masacres, secuestros o coches bomba contra civiles,ya procuran no señalarles. E incluso a veces lo entrecomillan poniendolo como duda), todas las noticias como esta (cuantos desplazados.. cuantos muertos… cuanta destruccion…. etc) van en la misma direccion:culpar al gobierno sirio.
    A los periodistas: a ver si os implicais un poquito mas por la VERDAD. Decid quien financia a los rebeldes sirios, porque no se habla de sus atrocidades contra civiles, porque en sus filas no hay ni un 5% de sirios y son extranjeros, porque se censuran las manifestaciones numerosas a favor de Bashar Al Assad… y tantisimas preguntas que se ocultan. Y vale de lamentaciones que solo favorecen a lis dueños de la propaganda.

  5. josé dijo:

    En Siria no hay una guerra, hay unas mesnadas terroristas armadas y dirigidas por Israel y occidente algo que sabe muy bien el “periodista” intoxicador de noticias Iñigo que siempre ha estado al servicio de la propaganda del sistema en TV5, Cadena Ser y su estancia en Jerusalén, por ello la objetividad brilla por su ausencia, eso si su léxico es algo mas cuidado que el de otros pesebristas.

  6. rahan dijo:

    Pues es bien sencillo. Rusia lleva meses diciendo que la única solución en Siria es política y fruto de la negociación. Las armas tienen que callar. Pero los rebeldes/mercenarios y los países que les apoyan solo aceptan la victoria militar. Como el apoyo a Asad es mucho mayor del que calculaban a ver como se sale del atolladero actual.

  7. Entretierras dijo:

    Esa guerra es fruto de un sátrapa desalmado y la falta de apoyo a un pueblo que en un primer momento se levantó de manera pacífica al son de la primavera árabe y que tras decenas de muertos no les quedo otra que coger las armas para defenderse …http://entretierras.net/2013/04/11/solidaridad-con-la-lucha-por-la-dignidad-y-la-libertad-siria/

  8. Pues en mi opinión (en contra de la del ínclito jose, que como podemos ver en su comentario nos ha querido aburrirnos con hechos, datos, razonamientos y justificaciones) Íñigo lo ha clavado. Después de como ha acabado Libia no creo que nadie en Occidente tenga la menor idea de qué es peor. Inciso: si lo saben. Cuanto más dure la guerra y mas desgaste en todos los sentidos al posterior vencedor, mejor para la geopolítica occidental. Se le podrán poner mas y/o mejores condiciones ante una hipotética ayuda para la reconstrucción del país, ayuda que desconozco si Teherán está en condiciones de prestar.

  9. tonion dijo:

    Es curioso lo tajantes que se muestran algunos comentaristas sobre la situación de un país que se encuentra a miles de kilómetros,que no habrán pisado en su vida y del que nos llegan informaciones a cuentagotas y frecuentemente manipuladas por ambas partes.Porque es cierto que gran parte de los vídeos difundidos por los rebeldes son burdos montajes,pero los vídeos que se ven por parte de los medios alternativos para defender el régimen de Asad no se quedan a la zaga.

  10. Voland dijo:

    En que quedamos ¿es el imperialismo el enemigo principal o lo es el islam? Mas bien parece que para losque defienden al regimen de Assads ni lo uno ni lo otro. Simplemente repiten consignas vacías de contenido alimentados por el fanatismo o quizás por alguna propinilla que reciban del tío Assad, del tío Boris o el tío Ahmadineyad. A los dictadores los han soportado tranquilamente las potencias globales. En realidad lo que los imperalistas generalmente han soportado ha sido solo una retorica antiemperialista de salón. Nada que ver con la practica hasta que se han puesto en marcha revueltas que han amenazado la estabilidad en la zona. Revoluciones que pedían libertad y justicia. Que pedían derechos políticos democráticos y un reparto de la riqueza justo. Ambas cosas van unidas como estamos viendo en la vieja europa: a mayor desigualdad menos democracia.

  11. libertarioa dijo:

    Lo que dice USA no….. es incluso sospechoso. Es falso y ya está. Seamos honestos y rigurosos. USA siempre desinforma y miente. Y todxs estamos esperando una mentira similar, para justificar su GUERRA PERMANENTE.
    Osasuna

  12. Antonio dijo:

    Como contribuyente (que aún no votante) americano desde el 98, digo que las futuras guerras las va a pagar Rita. Y creo que en eso estamos de acuerdo los extranjeros ateos rojos peligrosos, los evangélicos neoconfederados del Tea Party y todo lo que hay en medio. Y si tienes hijos que te obliguen a descubrir más debilidades del sistema, lo que aumentará significativamente tus niveles de angustia, tu aislacionismo fiscal será aún más fuerte.

  13. juan dijo:

    En este mundo nada es verdad ni mentira, todo será según el punto de mira. En Siria, lo mismo que antes en Libia y otros lugares me inclino a pensar que la balanza se inclina en una mayor credibilidad en la forma de actuar del Gobierno Sirio. Creo que en Libia, Irak, Afganistán, etc. la mayoría de sus poblaciones vivían más seguras y felices que en la actualidad y en el momento que el radicalismo acabe su labor en Siria se centrará en Jordania, etc. También puede ocurrir que a Occidente le interese un eterno empate en Siria antes de que los radicales se les salgan de la lámpara.

  14. Dr. Pointer dijo:

    Yo creo que desde el principio estaba claro que nadie le iba a mover la silla a Assad. A nadie le interesa, ni a Occidente, ni a Israel, ni a Rusia, ni a Irán, ni a China ni a India, ni siquiera a Arabia, ni a nadie de nadie de nadie. Bueno, sí, sólo a Qatar y sus pesebres sangrientos, pero no tienen capacidad más que de hacer daño y no a la escala de EEUU y sus mariachis. Por tanto, yo no creo que esta situación sea «no buscada»: todo lo contrario, es lo que se quería desde el principio. Que el régimen no caiga pero que se debilite todo lo que sea posible, algo que está garantizado para los próximos, como mínimo, 10 años. Claro que han aprendido de Iraq, han aprendido muchísimo. Eso sí, la nueva teoría del incendio controlado en cualquier momento se desmanda, y lo cierto es que los islamistas turcos, que tienen como referente la antigua democracia cristiana europea, que parecían tan inteligentes al principio, se han acabado por revelar unos nacionalistas de vía estrecha (estilo el españolismo) con unas torpezas estratégicas que les van a salir carísimas. En Israel seguro que se mean de risa con ellos. En este punto, Turquía ha dilapidado sus opciones de subpotencia regional y eso está ya definitivamente reservado a Egipto pase lo que pase en un lado o en otro (entre otras razones, por la demolición «controlada» de Siria). Hemos pasado de estar desgobernados por insensatos criminales a directamente por psicópatas con amplio espectro de patologías varias.

  15. Dr. Pointer dijo:

    Ah, no me seais ingenuos. En Libia había que cerrarle la boca como fuera a Qadaffi, que es un bocazas y nadie cagaba de la perspectiva de que el tío el día menos pensado empezase con el deporte «lluvia del ventilador de mierda» a escala internacional, que es algo relativamente inédito. De ahí el especial interés de los franceses en dejar todo como un solar. Assad es un esbirro de medio pelo, no tenía las inversiones ni los enjuagues de Qadaffi, que por cierto, la pasta se la han mangado, naturalmente, para eso uno se cepilla a toda persona mínimamente inteligente y pone al frente de un país a la banda de analfabetos que han colocado. Pero volvemos a lo de arriba, el incendio «controlado» de Libia les ha montado la explosión «descontrolada» de Azawad (y otros focos), y así andamos, intentando poner puertas al mar.

  16. mikel dijo:

    Acaso ¿Nadie pensó que en la agenda puede poner: «somalizar» Siria?
    Otra: Ahora mismo, se están dando más cera entre los patrocinados por Qatar y los que obedecen a la casa de Saud, que entre ambos contra el ejercito.

  17. Valentina dijo:

    No te creas, los enfrentamientos entre los islamistas radicales y entre los laicos del ELS han sido esporadicos, en general debidos a que los islamistas en alguna ciudad liberada han querido imponer la sharia.

    El que esta arreando cera de verdad es el ejercito de Assad, que pasa bombardeando cualquier sector donde crea que hay opositores, aunque haya civiles.

  18. Gorki dijo:

    El gobierno americano no ataca ni a Siria ni a Irán, porque automáticamente perdería Irak. Y no han hecho una guerra tan costosa para perder lo poco que han conseguido: un régimen criminal chiita que depende totalmente de Irán. La gente (los periodistas y cierta izquierdilla ilusa) no entiende que en este asunto Irán es un aliado de EE.UU., no un enemigo, y por lo tanto si a Irán le conviene que gobierne al-Assad, EE.UU. no se lo va a discutir. Esto son los hechos: Irak y Libia han sido atacados, Irán y Siria no. Juzguen ustedes mismos (y no me hablen del futuro que no tienen una bola de cristal).

  19. Dr. Pointer dijo:

    Valentina, lo que hay es un seudo-genocidio encubierto. En Siria están los sunís de religión, que serán el 70% del país, y que todas las demás minorias tienen miedo de una situación donde ellos son la mayoría demográfica sin contrapesos: 15% chiitas (entre ellos los alauitas de Assad), una importante minoría cristiana (10%) y los drusos, que los suníes ni siquiera consideran musulmanes, aparte los kurdos etc.. Los alauitas copan el partido Baaz y con él todos los resortes del poder. El hecho es que en un país con democracia sin contrapesos la mayoría puede aplastar a las minorías (y cuanto más islamista, más miedo mete), y ya de entrada todos los que estaban por democratizar el país, se han alineado con el régimen ante la perspectiva de que derribarlo les va a dejar en muchísima peor situación de la que están. Así que imagino que Assad y los suyos están aprovechando la situación para «nivelar» a su manera -a lo bestia- el «problema» demográfico con el consentimiento tácito de las minorías que están aterradas de los islamistas, algunos son auténticos calcos de los nazis.

    Es una guerra civil en toda regla, la va a ganar Assad, y Siria va a quedar tocadísima. La gente que no matan la van a echar del país, y no va a volver. Oriente Medio está totalmente pasado por la batidora, hay minorías por todas partes y el Islam mismo dista un disparate de ser una cosa homogénea, como lo son relativamente los juegos de católicos-protestantes-ortodoxos en la mayor parte de Europa (con la excepción de zonas conflictivas): en general están todos mezcladísimos, y eso en la occidentalización del mundo (que lleva parejo, se quiera que no se quiera, una territorialización) provoca unos problemas brutales, que se presentan independientemente del conflicto político coyuntural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *