La tregua de Navidad de 1914

Este documental de BBC emitido en 1981 sobre la tregua de Navidad de 1914 incluye entrevistas con tres soldados británicos que fueron testigos de ese momento. Se trata de uno de los hechos más sorprendentes de la Primera Guerra Mundial, un pequeño oasis de lucidez en medio de una carnicería inhumana.

Christmas-Truce

La censura de guerra en el Reino Unido no impidió que se publicaran semanas después cartas en los periódicos en los que los soldados contaban lo que había ocurrido. Cuenta Adam Hochschild en su libro ‘Para acabar con todas las guerras. Una historia de lealtad y rebelión. 1914-1918’:

“Al observar un tramo de las trincheras alemanas (al sur de Ypres), los soldados británicos vieron que habían alzado un tablón de maderas con las palabras ‘Vosotros no combatís, nosotros no combatimos’. De otra trinchera, más abajo, salió un oficial alemán con una bandera blanca. En el bando británico, varios soldados de los Reales Fusileros de Westminster treparon fuera de la trinchera, saludaron y después volvieron a refugiarse. Al ver que no les habían disparado, salieron por segunda vez e iniciaron, desarmados, un cauteloso avance hacia la tierra de nadie. ‘De repente, se oyeron hurras del enemigo –escribió un soldado alemán a un periódico socialista de Berlín– y, sorprendidos, salimos de nuestras ratoneras y vimos a los ingleses avanzar hacia nosotros. (…) No llevaban fusiles y por eso supimos que sólo podía tratarse de un saludo'”.

Estas incursiones se repitieron en la mayor parte de ese frente. Los soldados confraternizaron, se intercambiaron recuerdos y cigarrillos, y jugaron algún improvisado partido de fútbol (quizá esto forme parte de la leyenda porque el terreno estaba destrozado por las bombas). También se aprovechó para enterrar a los cadáveres dispersos por esa tierra de nadie, como se hacía de forma regular. “Algunos soldados alemanes hablaban bien inglés –escribe Hochschild–, ya que habían trabajado en Gran Bretaña antes de la guerra, a menudo como oficinistas, barberos o camareros”.

Como cuentan los soldados, fue algo que sencillamente ocurrió. Ya en la noche anterior se había producido una especie de competición de villancicos en esa zona del frente. En los días posteriores, no hubo casi actividad militar y los soldados de ambos bandos aprovecharon la ocasión para reconstruir las trincheras. En el documental de BBC, un soldado cuenta que en algunos puntos la tregua se repitió en el día de Año Nuevo.

No fueron sólo soldados los que participaron, también oficiales y hasta coroneles. Hace poco, se ha dado a conocer la carta de un general británico que fue testigo de los hechos, pero que no se atrevió a llegar hasta la tierra de nadie porque temía que le dispararan.

Se cuenta en el libro ‘Silent Night’, de Stanley Weintraub, que Adolf Hitler estaba en el frente como soldado de un regimiento de infantería y que desaprobó la actitud de sus compañeros a los que les dijo: “Una cosa así no debería ocurrir en tiempos de guerra. ¿No tenéis sentido del honor alemán?”.

Doce meses después, el alto bando militar británico y el alemán impartieron órdenes estrictas para que esa tregua no volviera a repetirse.

La tregua de Navidad ha sido adoptada como un momento de celebración del espíritu humano incluso por los gobiernos de los países entonces en guerra. Hasta se han hecho anuncios como el de la cadena de supermercados británica Sainsbury’s recordando ese momento.

Hochschild recuerda en un artículo que no se homenajeará igualmente a aquellos que lucharon contra esa guerra y fueron encarcelados por ello, como Rosa Luxemburg y Bertrand Roussell, ni a los soldados rusos que tiraron sus armas en el frente oriental en 1917 y causaron el fin de la guerra en Europa del Este y la caída del imperio zarista, o los franceses que se amotinaron por centenares de miles en 1917.

Porque en definitiva, como dice él, la mejor forma de homenajear a esos soldados británicos y alemanes que dejaron de dispararse por un día es no iniciar más guerras.

trucemirror2

Esta entrada fue publicada en guerra, Historia, Reino Unido y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.